Manejo de equipos

6 conceptos que tus empleados millennial quisieran que entendieras

Eres emprendedor y tu negocio ya emplea un equipo nutrido. ¿Cómo motivar a los más jóvenes?
6 conceptos que tus empleados millennial quisieran que entendieras
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Uno de los desafíos más importantes que enfrentan los emprendedores modernos es el manejo de sus empleados. Existen muchos libros al respecto, así como cientos de casos de éxito que puedes encontrar en la red. Pero de pronto te ves dirigiendo un negocio lleno de millennials con deseos, fortalezas, debilidades y sueños muy particulares. Ha llegado el momento de ser un verdadero líder. 

Una de las cosas que aprenderás más rápidamente es que, cuando contratas a un equipo, un mal jefe es la razón número uno por la que las personas renuncian a sus trabajos. Nadie tiene que ser ese mal líder, no si dedicas un poco de esfuerzo en ser la guía que tus empleados necesitan. Naturalmente es más fácil decirlo que hacerlo, particularmente porque rara vez los empleados le dan consejos a su jefe. 

Afortunadamente los emprendedores que se esfuerzan en ser buenos empleadores frecuentemente generan equipos de líderes porque saben que es una parte crucial de tener un negocio con permanencia. Incluso los jefes que son amados por sus empleados pueden aprender algunas perspectivas para entender cómo ven el mundo sus subalternos millennials. 

Dicho de manera más sencilla, los empleados que tienen entre 22 y 35 años suelen ser ferozmente leales si creen que su jefe entiende sus necesidades. Aquí hay seis consideraciones importantes que tu empleado millennial desearía que tuvieras. 

1. Valoran más su tiempo que el dinero 

No es un secreto que los empleados odian cuando sus jefes los mantienen en la oficina hasta tarde o los bombardean con correos y llamadas durante los fines de semana. No lo hagas. Tu respeto al tiempo de tu equipo debe ir más allá. 

2. Quieren saber qué está pasando con la empresa 

¿Solo le dices a tus empleados aquello que consideras absolutamente necesario? Tus empleados millennial seguro lo odian. 

Los trabajadores generalmente no se ofenden cuando no son incluidos en la toma de decisiones de una compañía porque saben que ese es tu trabajo. Sin embargo, les molesta mucho no saber hacia dónde va la empresa y cuál es su plan de acción. 

Los empleados que n saben qué esperar de tu negocio para los próximos seis meses sienten que no confías en ellos. Nadie da lo mejor de sí mismo en un trabajo donde no se le da la información esencial. 

3. Quieren aprender algo 

En estos días es muy raro que un empleado se quede en la misma empresa durante toda su carrera, debido a varias razones complicadas. 

Una manera segura de retener a tu talento por más tiempo es asegurarse de que estén aprendiendo habilidades nuevas mientras trabajan para ti. Es bueno para tu negocio porque tu equipo está constantemente mejorando sus habilidades y es bueno para el empleado porque lo inspira a ser mejor para la empresa que está apoyando su desarrollo. 

Aprender una nueva habilidad hace que el empleado se mantenga interesado en tu empresa y saben que si algún día se cambian de trabajo, tu compañía los habrá preparado para algo mejor. Si tus empleados no están aprendiendo algo nuevo, seguramente se irán a un lugar donde sí puedan seguir creciendo. 

Relacionado: ¿Los millennials destruyeron los horarios de trabajo?

4. ODIAN el concepto de “oficina abierta”

Desde hace años, muchas oficinas han cambiado sus formatos para que sus empleados compartan espacios más abiertos sin separaciones entre los escritorios. La teoría detrás de esta técnica de acomodo de mobiliario es que impulsa la colaboración, transparencia y convivencia. Pero tu empleado millennial no necesariamente lo ve así. 

Lo más probable es que muchos crean que los colocas en una oficina abierta para poder vigilarlos y eso, de nuevo, erosiona la confianza. 

Adicionalmente, muchos trabajadores se quejan de la gran cantidad de ruido y distracciones que se dan con el formato de oficinas abiertas, lo que daña su productividad. Nadie ama trabajar en un cubículo, pero si el único que tiene una oficina privada eres tú, tu equipo te va a resentir. 

 

La mayoría de proyectos requiere trabajo en equipo y cuando una persona termina su parte a tiempo, espera que tú cumplas de la misma manera para que puedan seguir con el siguiente pendiente en lugar de quedarse sin hacer nada mientras tú acabas. Es imperativo que como jefe no seas el “cuello de botella” de los procesos que evita tener una oficina eficiente. Siempre respeta el tiempo de tus empleados millennials de la misma manera que respetas el tuyo. 

Relacionado: 10 razones por las que renuncian los millennials

5. Quieren una “palmadita en la espalda” y un aumento 

Como emprendedores siempre esperamos que nuestros equipos sean excelentes para asegurar la permanencia de nuestros negocios.  Y ellos cumplen… al principio. 

Si no reconoces el trabajo duro, compromiso y sacrificio que tus empleados millennials hacen, pronto te darás cuenta de que lo mínimo indispensable. Los jefes han probado cientos de técnicas para inspirar el trabajo duro en sus colaboradores más jóvenes, pero la respuesta es muy sencilla: reconocimiento del trabajo de calidad y aumentos cuando son merecidos. 

En un mundo ideal los millennials no necesitarían “palmaditas” para hacer su mejor esfuerzo, pero en el mundo real, el reconocimiento motiva casi tanto como el dinero. Y si a tu gratitud le agregas una compensación monetaria, por más mínima que sea, el compromiso de tu empleado con tu marca será mucho mayor. 

Relacionado: Las empresas favoritas de los millennials para trabajar

6. Nadie ama a su jefe (no realmente) 

Como líder de tu organización mereces el respeto y confianza de tus empleados. Sin embargo – y donde muchos emprendedores se equivocan -, no puedes esperar que esa admiración se transforme en amor. 

No importa que tan divertido hagas el lugar de trabajo o que tanto te involucres en la vida de tus empleados millennials, el hecho inamovible que no podrás influenciar es que nadie ama a su jefe con todo su ser. 

Tus empleados millennials necesitan un líder con visión, que sea inteligente, justo y que los impulse a ser mejores. Lo que no necesitan es un héroe. Y si tú necesitas más amor en tu vida, dedícate a tus amigos y familiares. Si tratas de convertir a tus empleados en tu familia, perderás su respeto. Ayuda a tus colaboradores a amar lo que hacen, no a quien los emplea. 

Aprender a manejar efectivamente a equipos de personas puede ser complicado cuando se tratan de millennials. Pero si mantienes sus intereses en mente mientras manejas tu empresa, amarán trabajar para ti. Simplemente, ¿tu negocio es la clase de compañía para la que te gustaría trabajar?