Oficinas

Open spaces: la nueva generación de oficinas

Crea ambientes favorecedores de la productividad por medio de la comodidad de quienes los habitan.
Open spaces: la nueva generación de oficinas
Crédito: Depositphotos.com

¿Quién se acuerda de estas oficinas llenas de cuartitos, con olor a cigarro; oficinas con luz amarilla que favorecen a todo menos a la productividad, en las que "el mal del puerco" y el encierro son una constante?

Afortunadamente hoy en día esta tendencia se encuentra cada vez más en desuso y está dando paso a las oficinas abiertas. Por fortuna, esta tipología de trabajo está poniéndose de moda y definitivamente las nuevas generaciones están felices con esta tendencia que no sólo tiene que ver con el diseño, sino también con un estudio antropológico y sociológico en el que se recupera la interacción y colaboración entre todos los miembros de una compañía, institución o despacho; casi sin importar el rubro al que se dedique.

Y bueno ¿qué es una oficina abierta u open spaces offices?

Simplemente son oficinas que están pensadas para los trabajadores, así de simple y llano, que incluye desde ejecutivos de cuenta, becarios, gerentes, y hasta directivos.

La idea es que todo el mundo tenga una visibilidad inigualable. Si bien sigue habiendo jerarquía en cuestión del mobiliario, acomodo y posición de cada uno, la gran ventaja es que todo el mundo está visible por lo que hay una exposición ante todo el mundo. ¿Resultado?, Más eficiencia en los resultados laborales.

Por ahí hay un ejercicio que realizó una revista, en el cual se comprobó que cuando se deja un billete en un stand, la gente llega y lo toma, pero cuando frente al billete se pone un par de ojos mirando frontalmente, (aunque no haya nadie alrededor) el simple hecho de sentirse observados hace que la gente no tome ese dinero. 

Pues de la misma forma, cuando en estos espacios abiertos la gente se siente expuesta, a menos que esté por ahí algún confianzudo o existan distractores, lo más probable es que por no quedar mal tendrán una tendencia a “comportarse bien” y ponerse a trabajar como un "godinez ejemplar".

Actualmente la tendencia de oficinas abiertas da una gran flexibilidad en el área de diseño, pero también a la hora de modificar la estructura del organigrama de la empresa.

Hoy la tendencia hacia lo natural, la relajación y el justo valor de la paz de los empleados es la llave del éxito de cualquier empresa, por lo que podemos ver espacios abiertos super eclécticos con salitas, oasis interiores, áreas de descanso a diez pasos de tu área de trabajo, pero sobre todo el sentirte libre y fuera de una cajita de zapatos donde tu mejor aliado es la insoportable levedad del “me falta aire”.

Además no solamente es bueno en cuestión de diseño y de calidad en el ambiente de toda la gente que trabaja en estas lugares, sino que también hay un considerable ahorro de instalaciones de aire acondicionado, que se traduce en un ahorro de electricidad y de construcción, ya que hay menos materiales que transformar en paredes y por lo tanto menos dinero invertido.

Es curioso ver cómo el mundo se acerca cada día más a la búsqueda del buen vivir, y éste es uno de los indicadores principales; crear ambientes favorecedores de la productividad por medio de la comodidad de quienes los habitan.

Estudios indican que los espacios cómodos de trabajo como las oficinas abiertas aumentan la productividad hasta un 20%, así que la inversión de contratar a un buen arquitecto o diseñador de interiores para que realice un espacio idílico de trabajo no es un lujo, sino una sabia inversión de recursos que se verán recuperados por seguro.