Distrito Central

Cómo dejar de ser un Godín en 5 pasos

Dejar la estabilidad laboral para comenzar a emprender siempre suele ser uno de los mayores temores de los emprendedores novatos. Sin embargo, la libertad y la disponibilidad de manejar tus horarios son algunas de las ventajas que te brinda ser tu propio jefe.
Cómo dejar de ser un Godín en 5 pasos
Crédito: Depositphotos.com

Existen un sinfín de tabús en cuanto a dejar de laborar en una empresa, o lo que comúnmente se conoce como trabajo ‘Godín’, para migrar hacia la independencia laboral. Es verdad, no es una decisión fácil pero aquí te damos algunas recomendaciones por si lo estás considerando, pero aún no te decides:

Paso 1. Consigue un buen lugar para desarrollar tus actividades laborales

Sin duda, uno de los principales obstáculos de los trabajadores independientes es encontrar el lugar ideal para realizar todas sus actividades, contar con los servicios necesarios y no tener distracciones que disminuyan tu productividad. Trabajar desde casa o desde una cafetería representa un sin fin de distracciones, además de que no proveen de recursos necesarios ni cuentan con las instalaciones adecuadas para el trabajo.

Existen lugares de coworking como Distrito Central, en donde por una cantidad de dinero mucho menor a lo que te costaría rentar una oficina, puedes tener acceso a un espacio dedicado para el trabajo, con todas las comodidades y los servicios que se requieren.

 

Paso 2. Consigue un buen contador

Uno de los aspectos que más miedo genera al independizarte laboralmente es lidiar con los impuestos. Estos engorrosos e incomprensibles trámites es mejor dejarlos en manos de profesionales; además de que generan mucho estrés, es mejor que evites tener problemas fiscales en el futuro.

Es preferible enfocarte en tu trabajo y no perder tiempo, energía y tranquilidad en ese asunto.

 

Paso 3. Disciplínate

Estamos acostumbrados a entender la vida laboral en un marco de reglas que las empresas nos imponen constantemente, al independizarnos resulta complicado desprendernos de esas ideas preconcebidas de cómo debe ser un trabajo.

Una de las razones por las que un trabajador independiente no logra sus metas es que no puede tener disciplina por sí mismo, esto da lugar a que exista desorganización en su trabajo, mala gestión del tiempo y, por lo tanto, pérdida de productividad.

Sin embargo, si logras disciplinarte, cumplir con tus tiempos y tus metas más próximas, es seguro que aquellas a largo plazo se irán dando de manera natural y tu desarrollo profesional crecerá rápidamente.

 

Paso 4. Crea vínculos de trabajo

Una vez que te vuelves independiente, una de las desventajas de trabajar desde casa, es que el contacto con posibles clientes o nuevos socios se ve reducido. Ahí otra ventaja de trabajar en un coworking, ya que puedes tener interacción con una comunidad de trabajadores independientes, lo que deriva en alianzas, colaboraciones y una gran oportunidad de retroalimentación.

 

Paso 5. Ten una planeación estratégica

Antes de migrar del trabajo ‘Godín’ a la independencia laboral, es importante que establezcas un plan de trabajo que te permita organizar temas de logística, planeación, gastos, objetivos y recursos; esto te facilitará la distribución de tiempos y actividades, lo cual dentro de la dinámica laboral de un coworking resultan ser elementos flexibles, ya que te da la opción de ser tu propio jefe, tomar decisiones y priorizar tiempos.

Si te encuentras en busca del lugar ideal para comenzar a trabajar de forma independiente, con dos sedes en la CDMX, Distrito Central es un espacio de coworking que te brinda todas las herramientas necesarias para desarrollarte profesionalmente. DC te da la oportunidad de conocer las instalaciones, servicios y recursos, sin necesidad de compromiso.