Emprendedores deportivos

Cómo un joven CEO por fin cumplió su sueño de llegar a la NBA

Cómo un joven CEO por fin cumplió su sueño de llegar a la NBA
Crédito: Pieter Henket
  • ---Shares

En junio, Vasu Kulkarni se paró en los vestidores de los Cavaliers de Cleveland, con las manos pegajosas por el espray de la champaña y los oídos zumbando por las porras. El equipo acababa de ganar el juego del campeonato de la NBA y Kulkarni, CEO de Krossover, había sido invitado a la presentación del trofeo. ¿La razón? Los Cavaliers habían utilizado el análisis de datos que proporciona la empresa de Kulkarni para mejorar su juego. 

“Cuando era niño soñaba con llegar a los vestidores de la NBA. Pero, ¿llegar a tocar el trofeo del campeonato? Parece ser un sueño surrealista”, aseguró el emprendedor en entrevista para Entrepreneur EE.UU. 

Mientras crecía, Kulkarni pensó que llegaría a la liga profesional de basquetbol gracias a sus habilidades en la cancha. “No creo que haya pasado un solo día desde que tenía 5 años en los que no haya jugado baloncesto”, indicó Kulkarni. Como un niño en Bangalore, pasó la mayoría de sus tardes jugando en canchas hechas de tierra y viendo las cintas VHS que grababa de los juegos de sus héroes de la canasta. Pero cuando entró en la Universidad de Pensilvania se topó con una pared: “Era un gran jugador en India, pero de pronto me encontré que todos los miembros del equipo eran casi 30 centímetros más altos que yo”. 

Los siguientes cuatro años los pasó en la banca, pero ese tiempo le permitió tener una visión privilegiada de lo que hacían los entrenadores. “En India no había videos instantáneos ni estadísticas; uno solo jugaba y llevaba la puntuación”, dijo. “Pero en la universidad, mis entrenadores se sentaban hasta por cinco horas analizando una cinta, tomando notas y haciendo gráficas súper complicadas en Excel”. 

Se graduó con una licenciatura en ciencias de la comunicación y mandó su currículum a cuanta empresa deportiva pudo encontrar, pero nunca pudo sacudirse del todo la idea de que los entrenadores representaban su mayor oportunidad para permanecer cerca del juego. Así que cuando su búsqueda de trabajo no rindió frutos, Kulkarni desarrolló Krossover. En esta plataforma cualquiera puede subir un video de un juego y el servicio permite analizarlo jugador por jugador para que un entrenador pueda estudiar jugadas a través de las gráficas y estadísticas que arroja el sistema. 

“No tenía un dólar en el bolsillo cuando salí de la escuela, pero por dos años me acerqué a cualquier persona que pudiera estar interesada en contribuir en mi idea”, aseveró el emprendedor. 

Kulkarni reunió US$300,000 en inversiones de un par de fanáticos de los deportes en Wall Street y viajó por todos Estados Unidos mostrando su modelo de negocio a clínicas deportivas y convenciones. La versión beta se lanzó con solo 50 clientes, la mayoría entrenadores preparatorianos. 

Hoy en día Krossover tiene 10,000 clientes en todo el mundo y se espera que para 2016 supere los US$10 millones en ganancias. La plataforma se ha expandido para incluir modelos estadísticos de lacrosse, voleibol, futbol americano y este año añadirá futbol soccer. “Creo que el baloncesto es nuestra ‘nave insignia’, pero honestamente sé que el futbol soccer podría eclipsarlo”, dijo Kulkarni. “Cualquier otro deporte pasa a segundo plano frente al soccer en todos lados del mundo, menos en Estados Unidos”. 

Los equipos preparatorianos y universitarios representan el grueso de clientes Krossover, aunque el programa se ha acercado a ligas profesionales como la NBA. Kulkarni tampoco cree que su única audiencia sean entrenadores y reclutadores deportivos y de hecho, ya empezó a vender la plataforma directamente a los propios atletas quienes con solo un par de clics pueden estudiar su desempeño. 

“La herramienta de análisis estudia tu participación dentro del contexto del juego. Sabe cuáles pases fueron buenos, pero también sabe distinguir las circunstancias particulares de cada partido”, dijo. “No somos perfectos porque el estudio al final de cuentas lo hace una computadora, pero es mejor que no saber en qué puedes mejorar”. 

Aunque al principio Kulkarni creyó que su producto se haría popular gracias a los videos y análisis que estudiantes en busca de becas universitarias podrían mandar a los reclutadores, las redes sociales han sido la verdadera fuente de su éxito. “A las personas les encanta compartir sus grandes momentos una vez que salen de la cancha”, aseguró. “Pero ahora publican el análisis de su video y dejan que mi plataforma presuma por ellos”. 

Kulkarni también presume en redes sociales. Cuando sus padres- quienes siempre le pidieron que se alejara de las canchas y se concentrara en la escuela – vieron su foto en Instagram en los vestidores de los Cavaliers, le escribieron un email. “Me felicitaron por ser parte del deporte que tanto amo a pesar de no tener las capacidades físicas perfectas para él. Luego me preguntaron cuándo iba a sentar cabeza y casarme como se debe”, finalizó riendo.