Manejo de talento

Cómo saber si alguien te está mintiendo

Olvida lo que has visto en las películas. Usa esta técnica de las Boinas Verdes para evitar asociarte con personas falsas.
Cómo saber si alguien te está mintiendo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Karl Erickson, antiguo sargento de las Boinas Verdes, ha enfrentado toda clase de mentirosos: personas locales que no quieren decir dónde se esconden las personas malas, soldados amigables que exageran sus capacidades de combate, compañeros de pelotón que no quieren admitir cuando se equivocan, y un largo etcétera. 

Durante su carrera, Erickson ha aprendido el simple método enseñado por John E. Reid y Asociados que cualquiera puede usar para identificar a un mentiroso tanto cuando se va a la guerra como cuando se contrata a un nuevo empleado. Entrepreneur EE.UU. habló con Erickson desde sus oficinas de entrenamiento para Operaciones Especiales, T1G

1. Olvida lo que has visto en películas

“En las películas y la televisión siempre dicen que la clave está en los ojos. ‘Si alguien ve para la izquierda o para la derecha, están mintiendo’. Eso puede ser verdad para algunas personas, pero debes recordar que hay quienes mueven mucho los ojos cuando están asustados o nerviosos, no porque estén mintiendo. Debes encontrar cuál es la línea base de la verdad para cada individuo (como se ven cuando son honestos)”. 

2. Usa redes sociales

“Haz una pequeña investigación antes de platicar con alguien a quien quieras examinar. Ve a sus redes sociales y encuentra algunas cosas simples sobre las que sabes que no mentirán: vacaciones, celebraciones, ya sabes, cosas fáciles como esa. Luego busca algunos tópicos que les cueste más trabajo tocar”. 

3. Empieza con “lo divertido”

“Observa su lenguaje corporal mientras responden las preguntas sencillas de las que sepas la verdad. ‘¿Hiciste algo de vacaciones?’ Si responden con honestidad, pero se ven nerviosos, entonces ya sabes que la ansiedad que demuestran no es indicativa de mentira. Observa hacia dónde se mueven los ojos, nota si carraspean antes de hablar o si se inclinan hacia delante o hacia atrás”. 

4. Súbele la temperatura al agua 

“Después, pasa a los temas en los que crees que podrían estar mintiendo y sobre los que tú conoces la verdad. Esto puede ser información que has encontrado en las redes sociales o en caso de ser un posible socio, con los datos disponibles de su compañía en la web. Si mienten, observa y escucha cómo cambian su tono o manierismos”. 

5. ¡Al ataque!

“En este punto, debes ya tener una línea base de cómo se comportan su lenguaje corporal y sus patrones de habla cuando mienten y cuando dicen la verdad. Ahora puedes pasar a las preguntas de las cuales no tienes la respuesta. Al usar lo que conoces de su comportamiento tendrás una mayor oportunidad para distinguir si te mienten o no”. 

Sargento Karl Erickson / Foto: Leatherman Media

 6. Hazlo de tres maneras diferentes

“Si crees que alguien te está mintiendo, hazle la misma pregunta de tres modos diferentes. Puede que creas que es para ‘cachar’ las diferencias en las respuestas, pero en realidad es para ver si tienen una contestación ensayada. ¿Usan el mismo tipo de fraseo una y otra vez? Los políticos son magníficos en esto porque les permite responder sin tener que revelar algo que no quieran. Si quien a respuesta te parece ensayada, es un signo de que no están siendo del todo honestos. 

7. Revisa su velocidad

“Toma nota de que tan rápido respondan. ¿Te contestaron sin pensar mucho? Piensa en un adolecente en frente de sus padres. Si los jefes de familia le preguntan algo y el joven contesta rápidamente sin vacilar es porque muy probablemente preparó la contestación antes. Tenían esa excusa lista para ustedes, mamá y papá”. 

8. Ten otro par de ojos y oídos a la mano

“Ten a otro observador en la habitación, mientras sea posible. Ten a alguien ‘trabajando’ en un problema con tu computadora. El entrevistado pronto olvidará que están ahí. Esto te dará otro observador que puede poner atención específica en los manierismos y cambios que podrían pasar desapercibidos para ti. Por estar estudiando sus ojos puedes no darte cuenta que empieza a mover el pie”. 

 9. La meta final 

“Esta técnica es útil para elegir mejores socios y empleados para tu negocio, ya que no quieres vincularte con mentirosos, pero tampoco quieres desaprovechar una oportunidad porque desconfiaste de la mirada de alguien que simplemente estaba muy nervioso. Este método te puede ayudar”.