Ganar dinero

Cómo empezar a invertir si eres millennial

¿Bolsa de valores, crowdfunding? Descubre las opciones que hay en el mercado para potenciar tu ahorro.
Cómo empezar a invertir si eres millennial
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La generación millennial, los nacidos entre 1981 y 1995, se enfrenta a un grave problema y todavía no lo sabe: el retiro. De acuerdo con un estudio elaborado por la Fundación de Estudios Financieros (Fundasef) de España, la edad mínima de retiro podría aumentar hasta alcanzar los 73 años.

Ante este escenario, resulta más indispensable que nunca antes tener una estrategia de ahorro a largo plazo que puede evitarle un futuro complicado a más de un millennial. Los expertos recomiendan asignar entre el 10% y 15% del salario a la jubilación, y mientras más pronto se comience a ahorrar, más sencillo será el proceso.

A diferencia de lo que se podría pensar, invertir no implica un gran esfuerzo, engorrosos trámites o apostar todo el patrimonio. En realidad es un proceso que se ha beneficiado mucho de las nuevas tecnologías al grado de que hoy en día resulta en muchas ocasiones tan sencillo como realizar operaciones de banca en línea.

Si bien la primera opción al pensar en el retiro son las Afores, las inversiones pueden servir como un complemento a ellas o sustituto en lo que obtienes acceso a una.

La premisa básica de las inversiones es que, a diferencia del dinero que ahorras en una cuenta de banco, el dinero invertido genera rendimientos, cuyo monto puede variar según el instrumento de inversión y el riesgo del mismo. Antes de aventurarte a invertir te recomendamos investigar exhaustivamente los puntos débiles y fuertes de cada uno de ellos.

La startup mexicana Kueski preparó estos consejos que te ayudarán a comenzar a invertir exitosamente de la mano de la tecnología:

1. Bolsa de valores

Las inversiones en la bolsa de valores se consideran una de las formas más rentables de inversión a largo plazo si eres paciente, pues ofrecen un rendimiento superior a cualquier otro tipo de activo.

Antes de invertir en acciones, se debe tener en cuenta que la Bolsa de Valores es propensa a sufrir periodos de alta volatilidad en donde los precios de ciertas acciones se pueden desplomar violentamente. Si llega a darse el caso, es importante ser paciente y no vender las acciones, pues el mercado termina por recuperarse de estos periodos y resumir su tendencia a la alta.

Otro punto a tener en cuenta es el monto a invertir. Por la naturaleza volátil de la bolsa (al menos en comparación con otros instrumentos), es recomendable no invertir en ella todo el dinero disponible y no hacerlo en un sólo tipo de acciones, por lo que si se llega a presentar una eventualidad no pierdas todos tus ahorros.

La estrategia más sensata es diversificar, tener paciencia y estar atento a los cambios del mercado.

Para facilitar el proceso de inversión y educar sobre el funcionamiento de la bolsa de valores, la startup Kuspit creó una plataforma en donde puedes invertir fácilmente desde $100 pesos ya sea desde su portal o desde su app.

La gran ventaja que ofrece Kuspit es que cuenta con un simulador de bolsa en línea que te mostrará los básicos de diferentes instrumentos de inversión y del funcionamiento de la bolsa de valores.

2. Crowdfunding

Este innovador modelo de inversión es uno de los más prometedores pero también de los más riesgosos, por lo que te recomendamos no invertir el grueso de tus recursos en esta opción. Mediante el crowdfunding, a través de plataformas en línea puedes invertir y adquirir un porcentaje de acciones de empresas emergentes o start-ups.

Esta alternativa tiene el valor agregado de que te permite apoyar a emprendedores emergentes con proyectos que merecen tanto tu dinero como tu voto de confianza. Si todo sale bien, tus rendimientos serán muy altos y habrás ayudado a hacer crecer un negocio. Pero también existe la posibilidad de que tu inversión no crezca tanto como esperabas, que lo haga a un ritmo muy lento o que, como muchos nuevos negocios, llegue a la quiebra. Sobra decir que si esto sucede tu inversión estará perdida.

La plataforma de Crowdfunder te permite invertir en equity, pero sólo si eres inversionista calificado (aunque si estás leyendo esto lo más probable es que no lo seas). Para el resto, Crowdfunder también tiene la opción, dependiendo de la empresa, de invertir a cambio de un porcentaje de las ventas realizadas.

Otra opción para invertir en empresas emergentes es PlayBusiness, en donde puedes invertir desde $100 pesos en todo tipo de empresas en etapas tempranas. En su modelo, te comprometes a pagar una cantidad al mes (que dependerá del riesgo que estás dispuesto a asumir) y una vez que la start-up logre la cantidad requerida, comenzarán a cobrarte la cantidad comprometida. Si todo sale bien, más temprano que tarde empezarás a recibir dividendos por tu inversión.

3. Fondos de inversión

Los fondos de inversión son instrumentos dirigidos a quienes apenas comienzan a invertir y se caracterizan por agrupar la inversión de muchos pequeños inversionistas para generar así mejores rendimientos de los que generaría cada uno de ellos por separado.

Por su naturaleza, son administrados por expertos en materia de inversiones y dependiendo del tipo de fondo, este puede invertir ya sea en acciones de la Bolsa de Valores o en títulos de deuda del gobierno federal. Los fondos que invierten en títulos de deuda del gobierno se consideran los más seguros, pues están protegidos por la solidez financiera del país que emite los títulos.

Por otro lado, los fondos de renta variable invierten en acciones de empresas de la Bolsa Mexicana de Valores, por lo que se encuentran expuestos a la volatilidad del mercado.

En México existen cerca de 561 fondos de inversión operando. La mayoría de los grandes bancos tienen varios fondos de inversión que se enfocan en títulos de deuda, en renta variable o en una combinación de ambas, por lo que si te interesa esta opción para invertir puedes pedir más informes en tu banco. Toma en cuenta que dependiendo del fondo es el monto mínimo de inversión y este puede ir desde los $1,000 pesos hasta rebasar los $100,000 pesos.

Una opción para quienes apenas comienzan es Piggo, una plataforma en Internet que busca fomentar el ahorro en fondos de inversión. Mes con mes, Piggo retira de tu cuenta de banco la cantidad que tú le indiques y lo invierte en los 2 tipos de fondos de acuerdo a tus preferencias. Piggo es una iniciativa de la casa de bolsa Grupo Bursatil Mexicano y te permite comenzar a invertir desde los $1,000 pesos.

4. Títulos de deuda gubernamentales

Por último pero no menos importantes son los títulos de deuda gubernamentales, que por su estabilidad resultan ideales para quienes apenas comienzan a invertir. A diferencia de comprar acciones que te otorgan una parte de la empresa, al comprar títulos de deuda del gobierno lo que haces es, de alguna manera, prestarle dinero al gobierno, quien se compromete a devolverte el dinero invertido más una tasa de interés, que representa la ganancia.

Algunos de los instrumentos más populares son los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal (Bondes) y los Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal con Tasa Fija (Bonos); con plazos que pueden ir de un mes hasta 30 años, dependiendo del tipo de instrumento.

Una forma sencilla de invertir en este tipo de instrumentos es a través de Cetesdirecto, un sitio creado por el gobierno federal en busca de fomentar el ahorro y la inversión en valores gubernamentales.