Gx26

Los 7 pasos para tomar una decisión

¿Pierdes mucho tiempo y energía decidiéndote? Eduardo Mangarelli, director de Tecnología de Microsoft, te comparte sus tips.
Los 7 pasos para tomar una decisión
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Lo sabemos: tomar una decisión es muy difícil. Sin embargo, al momento de liderar un negocio o empresa es necesario saber cómo hacerlo. 

En este sentido, tuvimos la oportunidad de platicar con Eduardo Mangarelli, director de tecnología de Microsoft, quien impartió una charla sobre la toma de decisiones en el evento GX26 celebrado a finales de septiembre en Montevideo, Uruguay.  

El argentino explicó cómo nuestro cerebro estaba preparado para una realidad muy distinta a la que vivimos, pero que no por eso no teníamos la oportunidad de modificar nuestro pensamiento para una mejor toma de decisiones

A continuación, te compartimos los puntos que debes tomar en cuenta para eliminar todo lo que no te sirve y poder decidir de manera clara (y más rápida).

1. Deja ir preocupaciones

Yo sé que es muy difícil, pero si logras hacerlo antes de decidir te habrás ahorrado un gran tramo de 'culpa y arrepentimiento'. Además, de esta manera si no salen las cosas como las planeabas podrás continuar de inmediato con lo que sigue.

"No destines toda tu energía en tomar una sola decisión. La energía y el tiempo no se manejan igual. Deja fluir.", afirma.

2. No creas 100% en lo que crees 

"Nuestro cerebro filtra solamente la información que reafirma la teoría que creemos. En otras palabras: creemos lo que queremos creer", comenta. Y no es que esté mal, pero en ocasiones podemos ser muy duros con nosotros mismos.

"Este es uno de los principales errores que los emprendedores cometen", platica el argentino. Cuando se empieza un negocio 'nos fascinamos con nuestro producto' y eso nos impide ver la realidad de las cosas.

3. Mantén tu optimismo a la medida

Aquí tenemos el lado contrario del punto anterior. Eso que nos hace pensar que "a nosotros no nos va a pasar nada malo" puede meternos en problemas. Y ojo, tener seguridad siempre viene bien, pero ¿estás siendo realista contigo mismo y con los demás?

Para lograrlo, el director de tecnología afirma que correr diariamente por las mañanas ayuda a equilibrar el optimismo con la realidad.

4. Hechos, deseos y opciones: cada uno en su lugar

Separa e identifica las partes de cada elemento. Si las mezclas sólo lograrás fusionar la expectativa con la realidad y no es recomendable.

"Pies en la tierra, mirada en el cielo", precisa.

5. Limita el tiempo invertido

Antes de tomar una decisión pregúntate cuáles serán las consecuencias de la misma en 10 minutos, 10 meses, y 10 años. ¿No habrá una tal cual en un par de días? Entonces no vale la pena invertir tanto tiempo.

Sin embargo tampoco se trata de desaprovechar los minutos que le brindes a alguna decisión.

"No puedes dejar que tu decisión de tiempo se vea interferida por cualquier cosa. Esto da como resultado la mayor pérdida de tiempo", asegura.

Para que esto no suceda, Mangarelli aconseja establecer mínimo una hora diaria para concentrarte solamente en priorizar tus tareas.

6. ¿Azar y destino?

Si de plano traes un enredo enorme por decidir, lanza una moneda:

 "Tomar una decisión siempre será mejor opción que quedarte estancado", afirma.

Y es que a veces sólo se necesita dejar que la situación tomé su rumbo para después apropiarla de nuevo.

7. No hay vuelta atrás

Aunque parezca lo contrario, una vez llegando a este punto todo es más fácil. Si la decisión que tomaste no fue la que esperabas, haz que lo sea necesario para volverla la mejor opción y alcanzar tu objetivo.

"Sé organizado y flexible. Si tu decisión te quitará horas en la madrugada, organízate para no despertarte tan temprano. Siempre hay forma de verle el lado bueno a lo decidido".

Siguiendo estos pasos harás de la toma de decisiones algo más fácil de llevar a cabo. Sé más productivo y optimiza tu tiempo y energía.