Cómo hacerlo

Así puedes tener una buena "tormenta de ideas"

Con estos siete consejos prácticos podrás convertir cada iniciativa de tus colaboradores en la estrategia que buscas para crecer tu empresa.
Así puedes tener una buena "tormenta de ideas"
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En un mundo digital tan competitivo (y cambiante), tener ideas nuevas y frecuentes es una necesidad. Pero las ideas creativas raramente ocurren en ambientes rígidos y formales; por eso, se debe crear un ambiente que facilite el flujo de ideas y en el que el equipo se sienta cómodo. A continuación, HubSpot te comparte algunas recomendaciones para lograrlo.

1. Fomenta las malas ideas

Las mejores sesiones de brainstorming se dan cuando el equipo se siente cómodo y sin vergüenza de compartir sus ideas, buenas o malas. Dedica los primeros 10 minutos a proponer ideas inservibles para “informalizar” la reunión, hacer que todos se relajen y quieran contribuir. Lo mejor: de estas ideas supuestamente malas, también pueden surgir algunas que merezcan ser consideradas.

2. Divide y construye ideas

Analiza si puedes formular otras ideas a partir del tema general. Para ello, pide que cada persona en la habitación anote dos o tres ideas en un papel y que luego los intercambien con otros integrantes del equipo para que construyan sobre las propuestas de sus compañeros. Puedes alternar los papeles varias veces y empezar una discusión con las nuevas ideas que vayan surgiendo.

3. Juega con palabras

Elimina la mentalidad tradicional que tiende a producir ideas genéricas y poco originales. Un buen ejercicio: a partir de una palabra, escribe más que te vengan a la mente en función de su estética, cómo se usa, metáforas asociadas a ella, etc. Luego, agrúpalas según se relacionen o crea un mapa visual que puedas guardar, exportar y enviar al equipo después de la reunión. Crear mapas mentales es otra herramienta muy útil que incluso puedes desarrollar en aplicaciones como MindNode.

4. Crea moodboards o paneles de inspiración

Especialmente útil al tratar de crear nuevos conceptos de marca y diseño. Un moodboad es una colección de imágenes, palabras y texturas que se centran en un tema y se ramifican. Pueden ser tableros físicos (de corcho o un cartel) o virtuales (en Pinterest o en la app MoodBoard). Organiza juegos de improvisación. Si tus colaboradores pueden relajarse y reír juntos, su energía creativa será mucho mayor.

5. Haz garabatos

Garabatear puede ayudar a estimular tu visión creativa, aumentar la capacidad de atención y liberar la memoria, pues dejas a un lado la mentalidad tradicional para pensar en cosas familiares desde un punto de vista diferente, produciendo conexiones inesperadas.

7. Cambia tu entorno físico

No sólo es divertido, también puede afectar cómo funciona el cerebro para generar nuevas neuronas y conexiones neuronales. Haz las sesiones en lugares que no estén relacionadas con tu negocio, o bien, cambia los cuadros o las sillas en la sala de juntas para estimular al cerebro. Otro tip: caminar para fomentar la fluidez de la creatividad.