Lecciones deportivas

Theo Epstein, los Cubs y la ruptura de tus maldiciones laborales

Hace 12 años un brillante joven terminó con la maldición que pesaba sobre los Red Sox de Boston. Este año el mismo hombre podría liberar a los Cubs de Chicago de su propia maldición. ¿Qué puedes aprender de él?
Theo Epstein, los Cubs y la ruptura de tus maldiciones laborales
Crédito: Depositphotos.com
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El cerrador cubano, Aroldis Chapman, lanzó la bola a 102 millas por hora y con ella puso fin a la ilusión de los Gigantes de San Francisco de coronarse en año par.

El juego había terminado.

Los Cubs de Chicago habían ganado y con el triunfo avanzaban a la Serie de Campeonato --un paso antes de la Serie Mundial-- por segundo año consecutivo.

30 minutos antes, al iniciar la novena entrada, los Cubs estaban abajo en el marcador 5 a 2. San Francisco presionaba a un quinto partido y un quinto partido sólo significaba una cosa para los Cubs: la posible resurrección de los fantasmas del pasado. Las memorias de un hombre llamado William Sianis, su sucia cabra “Murphy” y la maldición que William impuso sobre los Cachorros, en 1945, al ser expulsado del estadio por el hedor de su mascota: “Los Cubs nunca volverán a ser campeones. ¡Nunca!”.

William Sianis y su cabra / Foto: Billy Goat Tavern 

Una explosiva reacción de la ofensiva le valió a Chicago cuatro carreras en la última entrada. Una vez más sucedió lo que tantas veces pasó en la temporada: los Cubs venían de atrás. Los Cubs alcanzaban. Los Cubs ganaban. Y Theo Epstein, su director general, miraba sonriente a sus jugadores festejar.

Supongo que ni Wiliam Sianis, ni la cabra Murphy, ni los Dioses que deciden el destino en el baseball, contaban con que Theo Epstein llegaría algún día a dirigir a este equipo.

Theo, el director general más joven en la historia de las Grandes Ligas (asumió el control de los Red Sox de Boston a los 28 años).

Theo, el mismo que rompió con la maldición impuesta sobre los Red Sox después de que vendieran a Babe Ruth en 1918.

Theo, el que hizo campeón a Boston en 2004 y 2007.

Theo, el que desafía maldiciones.

La expectativa es grande y el mundo entero espera para ver si 2016 es el año en el que finalmente los Cubs puedan ganar la Serie Mundial (no lo hacen desde 1908). Pero, ¿cómo se rompe una maldición? ¿Qué ha hecho este hombre para devolverle la esperanza al equipo y a toda una ciudad? Aquí algunas claves que te pueden ayudar a romper con tus propias maldiciones laborales. 

1. LAS COSAS TOMAN TIEMPO

Aunque queramos que las cosas pasen rápido, no es así. Hoy hablamos de Epstein como el superhéroe que llegó a solucionar los problemas de toda una organización, pero la verdad es que le ha tomado tiempo. Él asumió la dirección del equipo en 2011. Casi un lustro de trabajo y fe en el proyecto han sido necesarios para que los Cubs coqueteen con la Serie Mundial. Dato curioso: el año pasado también llegaron a la Serie de Campeonato, pero fueron barridos por los Mets y su segunda base… un hombre de apellido Murphy con quien podrían volverse a enfrentar en la Serie de Campeonato (el segunda base ahora juega con los Nationals de Washington).

2. CREA TU EQUIPO: MEZCLA JUVENTUD CON EXPERIENCIA

El 3 de abril de 2016 los Cubs iniciaron la temporada con un roster conformado por 22 hombres, todos desarrollados por Epstein. Cuatro años y medio después de haber tomado posesión, Epstein tuvo en el campo justo al equipo que necesitaba. Una alta dosis de talento equilibrada en edad, fuerza y pasión. Sí: estaban las jóvenes y taquilleras promesas con hambre de devorárselo todo, pero también los guerreros de mil batallas dispuestos a compartir sus secretos con quienes sepan escuchar. Su equipo perfecto.

3. PON ATENCIÓN EN LA ADVERSIDAD

Al conformar a su equipo Epstein no sólo se fijó en el talento físico de sus jugadores. Hay un factor al que le puso especial atención: ¿cómo reacciona la persona ante la adversidad? El béisbol está basado en el fracaso (un buen bateador fallará en 7 de cada 10 turnos al bat) y es crucial que los jugadores sepan tolerarlo. Lo mismo sucede en el ambiente de trabajo: necesitas colaboradores que puedan sobreponerse cuando las cosas no salgan bien... porque tarde o temprano, eso sucederá.

4. ELIGE BIEN A TUS LÍDERES… Y DÉJALOS TRABAJAR

A pesar de su enorme capacidad, Epstein reconoció que había cosas que él no podía hacer. Sólo era el director del equipo, no su entrenador. Para ese puesto eligió a su hombre clave y confió en él: Joe Maddon (nunca ha sido campeón, pero ha ganado tres veces el premio de Entrenador del Año). Confió en Maddon cuando éste llevó al vestidor mariachis, pingüinos y pitones. También lo hizo cuando Maddon le pidió a uno de sus jugadores estrellas que llegara al entrenamiento en bicicleta con todo y su uniforme (como si fuera un niño en las ligas menores). Confió en él incluso cuando decidió cancelar las prácticas de bateo, argumentando que éstas sólo desgastaban a sus jugadores. Theo dejó a Maddon ser quien es, una especie de hípster en un mundo de frías estadísticas, y Maddon respondió guiando al equipo hasta las puertas de la Serie Mundial.

5. ACEPTA RETOS, AUNQUE TE PONGAN EN RIESGO

El día en que Epstein aceptó convertirse en director de los Cubs sus amigos fueron claros: era un suicido para su carrera. Theo logró redimir a los Red Sox y a la ciudad de Boston entera. No había necesidad de poner su genialidad en riesgo. ¿O sí? Él lo vio como una oportunidad para recrear la experiencia, para redimir otra ciudad que en realidad lo necesita. Para hacer algo con sentido… aunque sea arriesgado.

Hoy no sabemos en qué terminará la historia de los Cubs en 2016, pero verlos ha sido emocionante, inspirador y aleccionador. Porque nos han recordado que, seas quien seas, hay que luchar hasta el último out, pues ya lo dijo Yogi Berra: esto no se acaba hasta que se acaba.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

Corvette Stingray: la cumbre de la innovación automotriz

Corvette Stingray

General Motors reinventó el icónico Corvette y lo hizo a lo grande, con un motor central, el primero en su historia; y nuevos niveles de desempeño, tecnología, detalles artesanales y lujo.

“Corvette siempre ha representado la cumbre de la innovación y ha superado todos los límites en GM. El tradicional vehículo con motor frontal alcanzó sus propios límites de desempeño, requiriendo un nuevo diseño”, explica Mark Reuss, presidente de GM.

En términos de confort y diversión, se sigue viendo y sintiendo como un Corvette, pero se maneja mejor que cualquier otro vehículo en la historia de Corvette.

El nuevo diseño con motor central, inspirado en automovilismo y aeronáutica, le otorga mejor distribución de peso, aprovechando el sesgo de peso trasero para mejorar el rendimiento en línea recta y dentro de la pista; mejor respuesta y sensación de control, gracias a la posición del conductor más cercana al eje frontal, casi encima de los neumáticos delanteros; el tiempo más rápido de 0 a 60 mph que cualquier otro Corvette de la historia (menos de tres segundos con el paquete Performance Z51).

También le ofrece una vista similar a la de un auto de carreras, gracias a un bajo nivel de cofre, panel de instrumentos y volante; excelente visión hacia adelante, tanto para el conductor como el pasajero; y mejoras en las fortalezas de utilidad tradicionales de Corvette, con doble cajuela para un total de 12.6 pies cúbicos de volumen de carga, ideal para equipaje o dos equipos de golf.

El exterior de Stingray 2020 tiene una expresión agresiva y futurista con las exóticas proporciones del motor central, pero sigue siendo inconfundiblemente un Chevrolet Corvette. Su delgada, musculosa y atlética forma convergen con una sensación de movimiento y potencia desde cada ángulo.

Un nivel de detalle artesanal de un superauto, materiales prémium y atención al detalle fueron fundamentales en el diseño de cada componente de Stingray. La nueva ubicación del motor es verdaderamente el punto focal del diseño de este vehículo. Es el corazón de esta nueva generación de Chevrolet Corvette y destaca como una joya visible a través de una gran vitrina.

La gran atención al detalle optimizó la apariencia de cada cable, tubo, tornillo y sujetador, similares a aquellos encontrados en diseños de motocicletas de pista y todo terreno.

Corvette Stingray

Mejoras en el exterior e interior

Las manijas de puertas, cofre y ventanas no interfieren con el esculpido diseño. Cuenta con largas tomas de aire para enfriamiento del motor y desempeño aerodinámico, y la forma del Pilar A comunica velocidad y asiste en la visibilidad.

Además, tiene una gran ventanilla posterior con siete tomas de aire, que muestran el motor; salidas de escape cuádruples ubicadas en los extremos exteriores del vehículo; y luces traseras led dobles con señales de giro animadas.

La cabina del Corvette Stingray 2020 no solo se ha extendido 16.5  pulgadas hacia el frente, sino que envuelve al conductor, transmitiendo su gran desempeño y temática aeronáutica.

Los controles de clima verticales y ventilas ultradelgadas minimizan la altura del panel de instrumentos, creando un interior bajo y espacioso.

Finalmente, el nuevo volante cuadrado de dos brazos con diámetro pequeño permite una vista despejada del tablero reconfigurable de 12”.

Corvette Stingray

Ingeniería para ser un verdadero superauto

La estructura de Chevrolet Corvette está construida alrededor de su columna vertebral: el túnel central. Esto permite una estructura ligera y rígida que sirve como base para que el sistema de suspensión se desempeñe de forma óptima.

Al eliminar las partes no deseadas de la carrocería del automóvil, se vive la última experiencia en desempeño con capacidades de agarre lateral sobresalientes. El vehículo tiene una sensación de conexión con el camino muy sólida, con mínimas vibraciones a altas velocidades o en largos trayectos.

La joya en el centro

El corazón de Corvette Stingray es el motor Chevrolet V8 LT2 6.2L de bloque pequeño de última generación, el único V8 naturalmente aspirado en el segmento. Entregará 495 caballos de fuerza (369 kW) y 470 lb-pie (637 Nm) de torque cuando esté equipado con escape de alto rendimiento: es la mayor potencia y torque anunciados para Corvette.

“Aunque ahora está detrás del conductor, el motor LT2 brinda la experiencia visceral que todos esperamos de Corvette. El LT2 fue diseñado para ofrecer un excelente par de torsión bajo y potencia de gama alta para dar una respuesta emocionante al pedal a cualquier RPM”, comenta Jordan Lee, ingeniero en Jefe Global de Motores de Bloque Pequeño de GM.

Corvette Stingray

Un cambio de otro tipo

El LT2 de última generación está acoplado a la primera transmisión de doble embrague de ocho velocidades de Chevrolet, que brinda cambios rápidos y una excelente transferencia de potencia. Esta transmisión tiene un diseño único con TREMEC para brindar lo mejor de ambos mundos:   sensación enérgica y directa de una transmisión manual y comodidad de manejo superior de una automática.

El viaje hacia un motor central

El Corvette Stingray 2020 es la culminación de 60 años de experimentar con motores centrales. La octava generación marca un salto radical en términos de capacidad desde la séptima generación, pero también incorpora lecciones aprendidas de ejercicios de ingeniería anteriores, tales como los Vehículos de Investigación de Ingeniería Chevrolet (CERV, por sus siglas en inglés) I-III, Aerovette y otros.

CERV I estaba equipado con siete combinaciones diferentes de motores en su vida útil de trabajo, pero su motor original, un Chevrolet V8 de bloque pequeño, y su alma de aluminio liviano están modernizados y acoplados en Corvette Stingray.

En 1964, el equipo de Duntov debutó con CERV II, que Zora Arkus-Duntov, considerado el padre del Corvette, y el director general de Chevrolet, Semon “Bunkie” Knudsen, imaginaron como un rival en Sebring, Le Mans y otras pistas de carrera.

Con convertidores de torque en la parte delantera y trasera, CERV II empleó el primer motor central con sistema de tracción en las cuatro ruedas, cuya patente la tenía Duntov. El intento más reciente de un coche con motor central fue el concepto CERV III de 1990, creado con Lotus para explorar niveles futuros de desempeño.

Corvette Stingray

CERV III, más un vehículo para carretera que para pista, fue pensado como un automóvil de desarrollo para evaluar estructuras de motor central. Fue impulsado por un V8 5.7L de bloque pequeño con 32 válvulas y doble cabeza con turbocompresor doble. Generaba 650 hp y 655 lb-pie de torque.

Duntov, quien se retiró de GM en 1975, vio la configuración del motor central con el motor ubicado delante del eje trasero como la opción óptima para la distribución del peso, excelente manejo y visibilidad al frente. Los avances en el desarrollo, apoyados por la ingeniería asistida por computadora y la realidad virtual ayudaron al equipo actual de Corvette a trazar la arquitectura de Corvette Stingray 2020.

More from Entrepreneur

Jon Horowitz is dedicated to helping brands with grow their social footprint by aligning with influencers and creating innovative content.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur