De la revista

Por qué a los mexicanos no nos gustan los socios

Por naturaleza, a los mexicanos nos nos gusta que nos den órdenes. Sin embargo, si quieres trascender como emprendedor o empresario, crea un negocio que sea más grande que tú y empieza por invitar a socios inteligentes.
Por qué a los mexicanos no nos gustan los socios
Crédito: Depositphotos.com
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En México, los emprendedores no queremos socios: queremos acreedores. No queremos dar explicaciones de por qué nuestro sobrino que no es muy brillante maneja un activo estratégico. Podemos llevar dos o tres contabilidades: una para el fisco, una para la familia, otra para nosotros mismos. No queremos rendir cuentas. Al final, no construimos instituciones empresariales.

Nuestras familias se acaban comiendo nuestros negocios, o bien, nuestras empresas sufren del síndrome de Peter Pan: podrían crecer, pero preferimos no hacerlo, no vaya a ser que nadie nos perdone que fuimos exitosos.

Si quieres trascender como emprendedor o empresario, crea un negocio que sea más grande que tú. Invita socios inteligentes. Amárrate las manos para que haya otros involucrados en las decisiones.

El negocio debe depender de que haya procesos para tomar buenas decisiones, no de que estés presente para que las buenas decisiones se tomen. Si un día hay que cerrar, porque el negocio dejó de serlo, hazlo lo antes posible, y piensa en qué aprendiste. Analiza qué puedes usar de lo aprendido para tu siguiente aventura empresarial. No debe darnos vergüenza quebrar.

Lo que debe avergonzarnos es no aprender nada a partir de un fracaso. En el Valle del Silicio, siempre alguien te preguntará qué aprendiste de tu más reciente aventura empresarial. Si eres consejero independiente o comisario de un negocio, sé muy duro. Crea valor para los accionistas.

Pregúntate siempre si el administrador está tomando las mejores decisiones y, si crees que no es así, comunícaselo. Felicítalo de vez en cuando, pero sé muy duro siempre. Así se construyen y no se destruyen imperios empresariales, comerciales y nacionales.

La caja azul 

Una historia de éxito empresarial, como la de Steve Jobs y “Woz” Wozniak, podría haber sido la de dos delincuentes y no la de los emprendedores que fundaron la empresa más valiosa del mundo hoy (Apple) desde su cochera. El primer producto del dúo era una cosa llamada la caja azul.

Se conectaba a la red telefónica y permitía hackear la infraestructura telefónica de la entonces todopoderosa AT&T para llamar gratis a larga distancia. Este primer producto de los socios de Apple fue un dispositivo ilegal. ¿Qué los disuadió de vender cajas azules? Un personaje importante cambió su visión. Mike Markkula fue el inversionista ángel que les dio el capital semilla para echar a andar Apple Computer.

Hasta su muerte, Jobs admitió que Markkula aportó mucho más que dinero. Sus consejos permitieron el crecimiento del negocio hasta ser el imperio actual. Los negocios familiares tienen cierta endogamia, con el fundador del negocio y su familia, que hacen difícil esa transición a convertirse en empresas profesionales. En nuestro ADN de negocio, heredero de la tradición española, no nos gustan los socios.

La tradición francesa, alemana, española y portuguesa del financiamiento es por la vía del crédito. En economías cerradas a la competencia, con garantías reales (haciendas o productos), el crédito se administra fácil, excepto en aventuras empresariales de muy alto riesgo y muy alta recompensa. Hay que recordar al mercader de Venecia en la obra clásica de William Shakespeare. Su prestamista, Shylock, le ofrecía un trato aterrador: una libra de tu carne por cada libra que me debas.

Ese modelo funcionaba bien para empresas de bajo riesgo, pero no para transitar la ruta de la seda. No para lidiar con piratas, tempestades, arrecifes y aguas no descritas en las cartas de navegación. No para financiar empresas que podían destruirse en un capricho de un sultán, una tempestad o un ataque de bucaneros.

Richard Foster y Niall Fergusson, dos historiadores del capitalismo, lo han visto claramente: en los cafés de Ámsterdam, en las casas de préstamo de Londres, idearon un modelo diferente. No más Shylock, no más muerte por impago. A estos banqueros de riesgo en el siglo XVII se les ocurrió que en lugar de prestar dinero a los marineros y mercaderes, había que darles capital. Ese capital, en lugar de pagarse anualmente con interés, lo pagaría el emprendedor con un precio muy alto si la empresa resultaba exitosa.

Keep Reading

Mexico Desconocido

5 lugares para ir a bailar en la CDMX

Un gran plan de viernes por la noche es salir a bailar. Ya sea en pareja, con amigos o contigo mismo y tus ganas de ligar, visita estos lugares que elegimos para ti y haz realidad el refrán: “lo bailado nadie te lo quita”.
Nupcias Magazine

7 gastos innecesarios de toda boda que se pueden evitar

De acuerdo a estas parejas, esto es en lo que NO deberías despilfarrar tu dinero.
Cine Premiere

Batman El caballero de la noche, ¿por qué es un clásico?

Con motivo del 10º aniversario del estreno de El caballero de la noche, te dejamos algunos puntos que hacen de esta, una de las mejores películas de superhéroes del siglo.
Altonivel

El iPhone sale bien librado de la guerra comercial entre China y EU

El teléfono móvil iPhone, producto insignia de Apple, se libró de las nuevas tarifas anunciadas el lunes por Washington sobre productos chinos valuados en 200,000 mdd.

More from Entrepreneur

Are paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.
Get Your Quote Now

One-on-one online sessions with our experts can help you start a business, grow your business, build your brand, fundraise and more.
Book Your Session

Whether you are launching or growing a business, we have all the business tools you need to take your business to the next level, in one place.
Enroll Now

Related Books

Latest on Entrepreneur

My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

¡La guía para emprender en el negocio del fitness!