Emprendedores

P. Diddy: de repartidor de periódicos a productor musical millonario

El ganador del Grammy te comparte sus lecciones aprendidas en el campo del emprendimiento.
P. Diddy: de repartidor de periódicos a productor musical millonario
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cuando Sean Diddy Combs voltea a ver su pasado quiere estar seguro de haber hecho lo necesario para ser una inspiración y un ejemplo para los demás.

Combs quiere que los niños, especialmente aquellos que crecieron en un barrio pobre, puedan verlo como ejemplo y motivación la cual los inspire a que no importa de donde empieces, puedes llegar muy alto.

Combs platicó con Entrepreneur en Nueva York durante el evento National Youth Entrepreneurship Challenge, concurso de niños de bajos recursos que honró a Jesús Fernández y a Toheeb Okenla de South Holland Ill por haber llevado a cabo un modelo de negocio de calcetas que protegen las espinillas de los jugadores de fútbol.

Los ganadores fueron premiados con artículos valuados en 25 mil dólares para que éstos puedan desarrollar el negocio, mientras que Combs donó 250 mil dólares a la organización detrás de la competencia, The Network for Teaching Entrepreneurship.

Diddy nació un 4 de noviembre de 1969 en Mount Vernon, N.Y, e inició su carrera de emprendimiento trazando rutas de periódico. En la universidad logró hacer un internado en Uptown Records lugar de donde pudo escalar hasta convertirse en ejecutivo. Lanzó su propio sello discográfico, Bad Boy Entretainment, en 1993 y firmó a Notorious Big entre otros hip hoperos.

Combs, también conocido como Puff Daddy, lanzó su primer álbum No Way Out, mismo que fue ganador de un Grammy por mejor álbum rapero en 1998. Y no sólo eso, además de lanzar discos y películas, Diddy llevó a cabo su propia línea de ropa, apodó a Sean John y actualmente se encuentra en la producción de Revolt, un canal de música que él afirma que será para la música como lo es ESPN para el deporte.

Para P. Diddy ser ambicioso representa luchar por autonomía:

“A todo niño le gusta tener su propio dinero y sentirse independiente. Todos recordamos ese sentimiento de comprar algo por sí solos por primera vez. Existe cierto orgullo que viene de ese poder de independencia" platica. “Ser emprendedor para mí significa creer en mí mismo, en mis sueños, en la independencia y en mi libertad”.

Con un valor estimado neto de más de mil millones de dólares, Combs sabe lo que se requiere para obtener un poco esa independencia y libertad. Aquí sus tips de negocio.

1. Si vas a empezar un negocio, asegúrate de ganar dinero

Sean dice: “Si no haces dinero, no tiene sentido”. A la hora de arrancar un negocio, las ganancias vienen primero.

2. Delibera, pero salta cuando sea el tiempo correcto

Como dueño de negocio tienes que cuidar de tus empleados. Si recibes financiamiento externo, seguro cuidas del dinero de alguien más. "No seas tonto", dice Combs.

“Cuando estás dentro de un negocio, realmente eres responsable, especialmente si tienes un equipo ya que tienes a tu cargo inversiones y a gente que trabaja para ti, así que tendrás que tomar decisiones difíciles. "Como emprendedor sabes que en algún punto tienes que arriesgarte”.

3. Sé el maestro de tu dominio

No tomar riesgos muchas veces significa perder. La forma en la que puedes saber que estás tomando un riesgo inteligente y no uno tonto es conociendo tu mercado por dentro y fuera.

“Asegúrate de que las probabilidades estén a tu favor ¿cómo? Siendo el mejor en tu categoría. Cada que entro a un nuevo negocio hago la investigación necesaria para entenderlo completamente”.

Como productor, rapero y nuevo fundador de un canal de música, Combs siguó su propio consejo. La mayoría de sus aventuras empresariales han sido dentro de la industria musical, un campo en el cual ya es experto.

4. Dale a la gente lo que quiere

Conoce tu mercado y utiliza el sentido común. "No puedes venderle a clientes que no quieren lo que ofreces, ¿qué es lo que la gente necesita?, ¿Qué quiere la gente?" Pregunta Combs. Ese es el inicio de un gran empresario, entender lo que la gente necesita y quiere.

5. No intentes hacerlo todo sólo

Aquellos que sienten atracción por emprender normalmente tienen niveles excepcionales de ambición. Eso a veces puede pasar a un nivel de perfeccionismo y control que puede terminar por restringirte. Combs tuvo que aprender, a través de su carrera,  que para hacer crecer sus proyectos a veces tiene que tomar un paso atrás y dejar que la gente lo ayude. "Antes solía ser micromanager, a veces lo sigo siendo, pero ahora más bien soy un tipo de macromanager.”