Emprendedores ante Trump

Si recibes remesas de EU, Trump podría afectarte

Gerardo Obregón, CEO de Prestadero, nos explica cómo el presidente electo de Estados Unidos podría tratar de controlar este flujo de dinero con un impuesto acreditable.
Si recibes remesas de EU, Trump podría afectarte
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El muro, “The Wall”, fue una premisa de campaña de Donald Trump que resonó tan fuertemente que tendrá mucha presión para cumplirla, sirva de algo o no. Así que seguramente realizará un intento de construir el muro un con estimados de costo que fluctúan entre US$5,000 y US$25,000 millones. Aunque Trump proyectó que se necesitaría una inversión de hasta US$12,000 millones, ha sido rebatido por expertos en el tema que elevan el precio, especialmente si se construye a lo largo de los más de 3,201 kilómetros de frontera.

También ha insistido en que los mexicanos pagaremos por su construcción, algo que seguramente no haremos –al menos no directamente-. Sin embargo, Trump podría castigar las remesas que llegan a nuestro país de forma relativamente sencilla, a manera de un impuesto acreditable. 

En 2015, aproximadamente US$25,000 millones cruzaron la frontera en forma de remesas para nuestros paisanos. Supongamos que Trump aplica un impuesto acreditable del 10% a estos envíos. Esto permitiría, asumiendo que el monto de las remesas se mantenga, obtener U$2,500 millones por año de estos flujos, o hasta US$10,000 millones a lo largo de sus cuatro años de mandato.

Así podría obtener de nuestros paisanos una cantidad interesante para construir el muro. Esto perjudica tus finanzas sobre todo si recibes remesas del extranjero de personas indocumentadas. Los residentes legales acreditarían la retención de este impuesto en su declaración y no habría gran impacto, pero los residentes ilegales no tienen manera de declarar impuestos al no contar con un Número de Seguridad Social (Social Security Number) o utilizar uno falso.

Esta política la podría extender a todos los envíos de dinero fuera de Estados Unidos para obtener una cantidad aún mayor (el monto de remesas mundiales que salieron de EE.UU. en 2015 fue de US$120,000 millones). Esta política ya se aplica en Oklahoma para envíos de dinero que salen del estado (con un impuesto acreditable del 1%), así que no es tan descabellada su aplicación.

Además, si Trump aplica este impuesto en las remesas estaría consiguiendo dos trofeos en sus objetivos de campaña:

1.    Obtener ingresos para construir el muro.
2.    Obligar a los indocumentados a pagar aún más impuestos. Éstos ya pagan gravámenes a través de las retenciones que les hace su empleador, pero generalmente no gozan de los beneficios que por el pago de impuestos ofrece el Estado a sus ciudadanos al utilizar números de seguridad social falsos, de tal forma que los pagos que hace el patrón al IRS (el par del SAT en EU) por nombre y cuenta del empleado son anónimos.

Habrá que considerar que este impuesto tendría que ser aprobado por el Congreso, y que las empresas afectadas, como los bancos o los transmisores de dinero, tienen mucho poder de cabildeo y podrían bloquear esta iniciativa de Trump. En caso de ser aprobada, la iniciativa vería un inevitable aumento en el envío de dinero por conductos no tradicionales, como plataformas de que usan blockchain (i.e. bitcóin) para mover dinero o hasta el contrabando de dinero físico.