Finanzas personales

Historia de terror financiero

Esta historia es real, le paso al amigo de un primo de un conocido y tal vez también te haya sucedido a ti.
Historia de terror financiero
Crédito: Depositphotos.com
Un joven con buen empleo en una gran empresa, buen sueldo y un futuro prometedor, viajes, fiestas y algunos lujos, todo pintaba color de rosa según cuentan, años de estabilidad sin reparar en gastos a la menor provocación, sin embargo, un terrible día, sin que nadie lo imaginara, en la víspera de año nuevo recibió… la llamada.
 
Esa llamada de recursos humanos que solo podía significar algo, su inminente despido, y a la par… ¿zombis o brujas? ¡No! La quiebra financiera tocando a la puerta de su casa, asomándose por la ventana, asechando, aguardando solo un poco más, llenando su mente de terribles imaginaciones, pensamientos y recuerdos, como que no había generado ningún ahorro, como que tenía las tarjetas de crédito a tope, como que la hipoteca no estaba cubierta, como que no tenía ni un seguro de vida que cubriera los gastos cuando los colmillos de esa quiebra financiera se abalanzaran sobre su yugular.
 

¿Te suena?, seguro conoces al amigo del primo que ha enfrentado a este monstruo, y es que ¿qué puede ser más aterrador que una quiebra financiera?, sobre todo con lo que puede implicar.

Relaciones amorosas destruidas por la falta de dinero, deudas interminables, cobranza, problemas legales, falta de sueño, salud quebrantada por el estrés de la situación y la sensación de caminar sobre la cuerda floja a cada momento.

Desafortunadamente esta es la realidad de millones de personas, es una situación compleja consecuencia de muchos factores, sin embargo, no es una situación por completo fuera de nuestro control, así como la bala de plata para derrotar al hombre lobo, existen las finanzas personales contra la quiebra financiera, y es que todo es depende del cristal con que se mira.

Primero que nada debes saber que una quiebra financiera no es el fin del mundo, es más, puede ser una gran oportunidad. Puede ser el inicio de un mejor futuro, de encontrar un mejor trabajo, conocer nuevas personas, tal vez convertirte en tu propio jefe e iniciar aquel negocio que siempre haz querido.

Es un proceso, aclara la mente, prepárate, aprende nuevas cosas, si ya pasaste por ello, aprende la lección, si no, evítala dominándote y dominando tu dinero, así que aquí te van algunos tips para enfrentar al monstruo.

1. Aprende cómo funciona el dinero

Las finanzas personales saludables no son un accidente, sino una acción, un hábito, así que aprende las reglas.

2. Actualízate

Hay gente que se dedica a trabajar en actividades que cada vez tienen menos demanda, investiga qué ramas de trabajo cada vez tienen más demanda e incursiona.

3. Genera inversión y ahorro

Asegúrate que el nuevo trabajo que consigas o el nuevo negocio que emprendas te generen el suficiente dinero para ahorrar e invertir, de otra manera estarás eventualmente expuesto a pasar por la misma situación.

4. Pide ayuda

Y no necesariamente hablo de pedir prestado, utiliza tus contactos para conseguir un nuevo empleo o que te asesoren en la formación de nuevos negocios. Utiliza todos los recursos que poseas para salir de esta situación lo más pronto posible.

5. Utiliza la tecnología

Las nuevas tecnologías han traído consigo una gran cantidad de oportunidades para generar dinero con bajos costos, así que utilízala. Las redes sociales son una muestra de ello, Facebook no es solo para socializar, sino para hacer dinero.

Recuerda que trabajar duro es bueno, pero trabajar inteligente es mejor.