Ideas de negocios

Emprende en el negocio del futuro: la vejez

En unos años, las personas de la tercera edad ocuparán un porcentaje importante en la demografía, con lo que se abre una oportunidad de negocio sólida. Conoce algunas opciones.
Emprende en el negocio del futuro: la vejez
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

México dejará pronto de ser un país joven. En 2000, los adultos mayores representaban sólo 6% de la población total en el país. Sin embargo, se estima que, para 2030, el porcentaje de adultos mayores será de 14.8%, que equivale a 20.4 millones de habitantes, cifra que representa un reto, pues en la actualidad, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público cubre las jubilaciones de aproximadamente 5 millones de personas.

En esta época somos testigos del envejecimiento de los baby boomers (los nacidos entre 1946 y 1965), pero en 15 años, serán los miembros de la Generación X (los nacidos a finales de 60 hasta principios de los 80) quienes comiencen a teñir canas.

En 2050, esas proyecciones alcanzarán 26.5% de la población, es decir, una cuarta parte tendrá más de 60 años.

La reducción de la fecundidad (cada vez hay menos nacimientos) y de la mortalidad, además de un incremento en la esperanza de vida, impulsado por avances en campos como la medicina, propiciarán que para 2050 haya tres personas en edad laboral por cada jubilado.

¿Por qué te estamos diciendo todo esto? Porque esto es sólo un vistazo al futuro de un mercado que irá en crecimiento constante y acelerado: el de los adultos mayores.

Las cifras advierten un buen momento para empezar a pensar en cómo acercarse a este segmento, el cual se apoderará de porcentajes cada vez más elevados del PIB para cubrir gastos de retiro y jubilaciones.

Ahí es donde pueden entrar las ideas brillantes: lo primero es dilucidar las necesidades de un sector al que no se le ha puesto la atención necesaria.

Ballesol, por ejemplo, una compañía de casas de retiro de origen español anunció su ingreso al mercado mexicano este año, como pioneros en la atención especializada a mayores, luego de tres décadas de operar en el país ibérico.

Las puertas están abiertas para explorar este rubro. Se trata de un sector que habría que analizar a detalle: son personas que cuentan con más tiempo, buscan esparcimiento, descanso, atención, requieren de actividad física y lugares en donde se puedan divertir, así como centros de actualización para no quedar rezagados en conocimiento.

Geográficamente, al menos en México, las entidades con mayor registro de personas mayores son: Estado de México, con casi un millón; Ciudad de México, con 870,156; Veracruz, 688,634; Jalisco, 555,673, y Puebla, con 436,311.

Estas son algunas características que pueden suponer cómo delimitar alguna idea para acercarse a los adultos mayores, el negocio del futuro. A continuación, te compartimos siete ideas con las que puedes emprender. 

1. Diseño de espacio para ancianos

Si eres arquitecto o interiorista, tal vez te interese saber que el 26% de los adultos mayores en México sufre alguna discapacidad y el 36.1% tiene alguna limitación. Esto implica preguntarse si viven en un espacio adecuado para ellos.

Algo que no va a cambiar la medicina es la pérdida natural de las capacidades durante la vejez, por lo que serán requeridos con mayor frecuencia los servicios de personas que puedan adaptar o diseñar un edificio, una casa o un cuarto para personas mayores.

2. Gimnasio para adultos mayores

Las personas en esta edad requieren de actividad física regular, acondicionamiento pensado específicamente para ellos y alguna disciplina que mantenga cuerpo y mente frescos. No, no implica que tengas que ser tú el instructor, pero sí podrías incluirlo como parte de un servicio para adultos mayores. La organización de estas clases, en un parque o en un espacio bien acondicionado, la logística y la subcontratación de los especialistas quedaría por tu cuente. Ahí hay negocio.

3. Cursos especializados

Desde dominar una computadora o un gadget, o aprender un idioma, los adultos de la tercera edad buscan ser parte de la actualidad, pero no siempre cuentan con alguien que les enseñe.

Ofrecer tus servicios como profesor, o bien, crear toda una plataforma de cursos con un esquema enfocado en este tipo de público traería posibilidades de crecimiento, particularmente si puedes llevar tu servicio a domicilio.

4. Organización de eventos

En España ya existe este servicio, se llama Serpentina Senior y se trata de organizar fiestas, reencuentros y reuniones entre personas de la tercera edad. La inversión es mínima para empezar, pero a cambio no sólo obtienes la ganancia de tu negocio, sino la recompensa de celebrar a personas que, quizá por desidia o falta de tiempo, han quedado relegadas de la vida social de amigos y familia. Una app de citas para personas mayores cabe como una variante.

5. Hotelería y turismo

Sí, este sector promete. La tercera edad es aprovechada por parejas e individuos como el momento en el que la responsabilidad con los hijos –y con el trabajo, en algunos casos– ha quedado atrás y el tiempo sobra para conocer el mundo.

Un hotel que ofrezca las facilidades que esperarían las personas mayores, desde un menú adecuado hasta espacios pensados en sus necesidades, es una idea de negocio con potencial de atraer a este sector. De igual forma, si tienes pensada una agencia o plataforma que ofrezca viajes y destinos atractivos para el sector.

6. Agencia de empleos

No sólo se trata de buscar una solución a una estadística abrumadora: cuatro de cada diez adultos mayores se encuentra en situación de pobreza, sino también de buscar una actividad que complemente el día a día de muchos de ellos que, a pesar de contar con un ingreso que les permite solventar sus gastos, buscan algún oficio ya sea por aprendizaje, esparcimiento o sólo por mantener la mente ocupada.

Este tipo de proyectos potencializaría un sector que aún es productivo en infinidad de casos, pero que pasa desapercibido para las empresas.

7. Asesoría financiera

Ojo: seis de cada 10 personas mayores de 65 años no está en ningún sistema de retiro que garantice su estabilidad en la vejez.

Así, las personas que alcancen edades maduras tendrán que pensar en algún programa que les apoye, ya sea un seguro o un programa de ahorro. Por lo tanto, la demanda crecerá en el sector de la asesoría financiera: quienes no tienen buscarán alguna solución para sus años de vejez y quienes tienen prepararán su dinero para invertir y obtener ganancias que garanticen su tranquilidad.

Texto publicado originalmente para Temas de Negocio