Hide this Looking for English Content? Click here

Cómo usar el marketing como un ninja en tu negocio

Te decimos cómo utilizar el inbound marketing para ser parte de la vida de tus clientes sin ser detectado.
Cómo usar el marketing como un ninja en tu negocio
Crédito: Depositphoto.com
  • ---Shares

El Inbound Marketing es una forma de hacer marketing que puede tener muchas ventajas para tu negocio, creando relaciones a largo plazo con tus clientes y potenciando tus ventas con cada uno de ellos. Su ventaja es que se integra en la vida del consumidor sin interrumpirla, de hecho, es parte de ella. Es como si la posibilidad se comportara como una especie de ninja, a la espera de que la necesidad del cliente la requiera. 

Para aplicarlo y sacarle el mayor provecho, estas son las 5 características que deberías tener en cuenta:

1. La base del Inbound Marketing es conocer a tu cliente

La única forma de ofrecer contenido relevante es saber qué es relevante para tu potencial cliente. Conocer los problemas que quiere resolver y cómo llegará a tu producto o servicio.

¿Cuál es camino que sigue desde que descubre que tiene una necesidad hasta que está listo para comprar? De forma que crees el contenido para acompañarlo en ese camino.

2. La inversión en marketing es mucho más eficiente

Con el Inbound Marketing te enfocarás en llegar a un público más específico y segmentado. Atraer sólo a las personas que tienen un interés y están buscando los temas relacionados con el contenido que crees.

De esta manera consigues un tráfico más calificado y efectivo.

El foco de la inversión de marketing pasa a ser crear ese contenido que responda a las preguntas e intereses de tu cliente ideal y distribuir ese contenido de forma que llegue sólo a ese target en los lugares y momentos correctos.

De esta manera tu inversión de marketing se vuelca a herramientas como el marketing de contenidos, SEO,  blogging, email marketing y segmentación.

3. El objetivo del primer contacto no es la venta

Aunque el objetivo final siempre es vender más, la diferencia es que con el Inbound Marketing ese no será el objetivo del primer contacto.

El Inbound Marketing busca agregar valor con contenido útil para atraer a ese potencial cliente a dejar su mail, dar permiso para contactarlo por teléfono o coordinar una reunión en persona.

Esta es una diferencia bien importante. No se intenta vender en el primer contacto, porque se entiende que conseguir ese permiso de la persona para contactarla en más profundidad (mail, teléfono, visita) es un activo más importante de largo plazo que sólo conseguir una venta ahora.

Es la posibilidad de muchas más ventas a futuro.

"El marketing del permiso consiste en transformar extraños en amigos y amigos en clientes de por vida" – Seth Godin, libro Permission Marketing.

Aunque el proceso hasta la primer compra puede tardar un poco más y requerir más paciencia, ese contacto ya queda como activo en tu empresa para siempre. Y será el activo más preciado que puedes tener, porque te permitirá ofrecerle otros productos o servicios a ese mismo cliente a lo largo de toda su vida.

4. El Inbound Marketing abre nuevas posibilidades de ventas

A lo largo de este proceso irás conociendo cada vez mejor qué quiere tu cliente y descubrirás nuevas necesidades y potenciales productos o servicios que quizás nunca te hubieses imaginado.

Imaginemos un salón de fiestas para niños que tiene un blog con ideas, inspiración y contenido relevante y descubre que el contenido que más leen en su blog es sobre las ideas de decoración.

Haciendo una encuesta con su base descubre que efectivamente esa es la parte en la que más invierten las mamás a la hora de hacer el festejo.

Podría entonces agregar la decoración como un servicio adicional al alquiler del salón o incluso abrir una tienda online de accesorios de fiestas.

Abre nuevas oportunidades de negocios que no descubrirías de otra manera.

5. El contenido se transforma en un activo de tu negocio

Todo ese contenido que vas creando para atraer a tus clientes se transformará en un activo de tu negocio.

A diferencia de una campaña de marketing que lanzas y se termina en una fecha, el contenido quedará circulando por siempre y será una fuente para atraer clientes una y otra vez.

Servirá como imán de atracción hoy pero también en un mes y en un año. Como es contenido basado en las necesidades y preguntas comunes de tus clientes no pasará de moda y seguirá atrayendo futuros clientes cada vez que tengan esa misma consulta.

Incluso ese contenido puede transformarse en sí mismo en un producto o servicio.

¿Qué pasa si el salón agrega todo ese contenido que creó de ideas de decoración y lo ofrece como un ebook? ¿O crea un curso online con el paso a paso para organizar una fiesta de cumpleaños en tu propia casa para las mamás que no tienen el presupuesto para alquilar el salón?

Las posibilidades son infinitas.

El Inbound Marketing abre una nueva forma de atraer más y mejores clientes a tu negocio, creando contenido valioso que responda a sus preguntas y los acerque a tus productos y servicios de una manera indirecta.

No intentando vender en el primer encuentro.

Generando relaciones más duraderas y auténticas.

Logrando así mejores clientes, inversiones más eficientes y más posibilidades de ventas.

¿Qué estás esperando para aplicar algunas de estas técnicas en tu propio negocio?