Hide this Looking for English Content? Click here

El youtubero más grande del mundo nos engañó a todos

Hace menos de una semana PewDiePie, quien tiene 50 millones de seguidores, anunció que iba a cerrar su cuenta y sus seguidores enloquecieron. Esto le puedes aprender.
  • ---Shares

Tontos nosotros que le creímos. 

Felix Arvid Ulf Kjellberg, mejor conocido como PewDiePie, publicó un video la semana pasada anunciando que iba a cerrar su cuenta de YouTube que al día de hoy alcanza los 50 millones de seguidores. 

El creador de contenido, quien es el youtubero más famoso del mundo, comenzó su carrera en 2010. De acuerdo con cifras de Forbes, Kjellberg reportó ganancias por 15 millones de dólares en 2015. 

En su último video, PewDiePie expresó su irritación por la pérdida de suscripciones de su canal y por no ver el contenido que le gustaba. Dijo que había notado el tema cuando sus vlogs no habían alcanzado los 2 millones de vistas. Además, avisó que en el fin de semana borraría su canal, tras alcanzar los 50 millones de seguidores. 

Luego de decir que YouTube le había dicho que no sabía que estaba pasando, también expresó su inconformidad por el algoritmo que YouTube tiene para hacer recomendaciones. 

Nadie tiene más suscriptores que Kjellberg, escribió un libro que alcanzó el número uno en la lista de bestsellers The New York Times y tiene una red propia llamada “Revelmode”, que es apoyada por Disney. Es por ello que la prensa de todo el mundo se volcó a cubrir la nota de su supuesta salida cuando reiteró su amenaza por Twitter. ¡Se trataba de la mayor pérdida de YouTube luego de un año de amplias críticas por su censura! 

Sin embargo, la pregunta que todos teníamos era la misma: ¿Qué gana el máximo youtubero con destruir toda su obra? 

“¿Les ha pasado que hacen una broma y se sale de control?”

Exacto. En el fin de semana, como lo prometió, Kjellberg borró su canal. ¿El chiste? Se trataba de su segundo canal de YouTube, no en el que tiene 50 millones de seguidores. Ahora dice que va a borrar el canal cuando tenga 100 millones de seguidores.

Ajá. Seguro. 

¿Qué podemos aprender de esta estrategia? Bueno, claramente que el viejo adagio que reza que cualquier publicidad es buena publicidad.  Kjellberg quería alcanzar los 50 millones de seguidores y sabía que una acción así lo impulsaría en tiempo récord. La estrategia también se trató de demostrarle a YouTube que necesita respetar más a los creadores de contenido y que tenía que proecuparse por cuidar a sus grandes marcas. 

Más que nada, PewDiePie creyó en el peso de su producto y lo apostó todo. Y ya sea que te gusten o no sus métodos, no puedes negar que le funcionó.