My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

6 consejos infalibles para dar el mejor regalo (según la psicología)

Ya estamos en las fechas en las que tenemos que dar presentes por fin de año. ¿Sabes cómo hacerlo sin equivocarte?
6 consejos infalibles para dar el mejor regalo (según la psicología)
Crédito: Depositphotos.com

Por Alejandro López.

¿Alguna vez has pasado horas recorriendo tiendas en busca del regalo perfecto para esa persona especial?

Se trata de una tradición tan arraigada en la actualidad como las cenas entre amigos o los adornos de temporada, la diferencia estriba en que nadie disfruta perder el tiempo sin una idea clara de qué regalar en una época donde los detalles están a la orden del día.

Sea por voluntad u obligación, nadie se libra de lidiar con la difícil decisión de elegir el presente ideal de entre cientos de miles, millones de mercancías que esperan en los escaparates más atractivas que nunca. La situación se complica aún más cuando es un deseo latente complacer a esa persona con una sorpresa.

Así inicia un diálogo interior que arrasa con centros comerciales, páginas web y catálogos de todo tipo en busca del regalo perfecto; un precio dentro del presupuesto, pero evitando cualquier nimiedad; un objeto útil que al mismo tiempo, sea original y poco convencional; entre otras cualidades que ningún producto real tiene. Descubre los mejores consejos para dar un regalo infalible y nunca más vuelvas a agobiarte por ello:

Evita las sorpresas

Contrario a lo que muchos creen, la regla de oro al momento de elegir un regalo no está en lo maravilloso que será mirar a la persona desgarrar la envoltura y dar un grito de euforia, sino en su uso posterior. A no ser que quieras arriesgarte, evita dar sorpresas e improvisar sobre lo que regalarás y enfócate en los deseos de la otra persona. Si existe una lista, apégate a ella. Alguien que ama el rock será feliz con un disco de edición especial, pero no mostrará demasiada sorpresa si regalas un disco de pop, la sorpresa será tan desagradable para él como para ti.

Conoce a la persona

Si conoces a la perfección a esa persona o realizas un pequeño estudio de campo previo al regalo, tendrás la mitad del trabajo hecho y te ahorrarás dolores de cabeza y dinero. Sólo hace falta poner atención a sus gustos pero sobre todo, sus necesidades. Inicia una charla inteligente frente a una tienda de libros si se trata de una gran lectora, o describe tu perfume si es amante de las fragancias. Camina frente a escaparates a su lado y no hables demasiado, sólo escucha hacia dónde se guía su interés y actúa en función del mismo.

Olvida lo inmediato

Una botella de vino puede parecer una gran idea, pero se trata de un regalo que suele culminarse casi al instante. Evita los presentes que pueden consumirse inmediatamente o acompáñalos de algo más sustancioso. Un pastel y un libro, chocolates y un suéter o la botella de vino con una bufanda elevarán la duración y el efecto de tu obsequio.

Concéntrate en la utilidad

No es la emoción a primera vista, sino la utilidad posterior la que decidirá si se trata de un buen regalo o uno cualquiera. Elige durabilidad por encima de presentación, puede que a simple vista no sea lo más brillante, pero el uso con el paso de los años confirmará que se trató de un gran presente.

Regala experiencias, no objetos

El verdadero valor de los regalos está en lo que puedan transmitir y la capacidad de disfrutar de ellos. Un objeto cualquiera cumple con una función útil, pero un gran regalo está acompañado de una historia, un sentimiento o una emoción extra que lo hace aún más especial. Haz obsequios personalizados, con detalles significativos o peculiares que sean capaces de elevar su categoría de objeto a experiencia.

Elige el equilibrio perfecto

Ten por seguro que la calidad de tu regalo no dependerá de ninguna forma del precio, ni que mientras más gastes, mejor será. La eterna pugna entre consumismo y el “hazlo tú mismo” es una cuestión de gustos más que una certeza, pero la fórmula del equilibrio es fundamental para evitar gastar mucho y al mismo tiempo, imprimir un toque íntimo a tus presentes. Combina elementos hechos por ti con otros comprados. Deja volar tu imaginación con tarjetas navideñas, envolturas, cartas, fotografías u otros elementos personales para conseguir el efecto esperado.

Prepárate para esta temporada de fiestas y descubre cuáles son las novedades que el servicio de televisión y películas on demand más famoso del mundo tiene para ti en este mes, lee “Estrenos de Netflix para ver en diciembre” y haz tu lista de lo que no te puedes perder. Si esperas que esta fecha pase pronto porque no significa nada especial para ti, no dejes de seguir las “Cosas que puedes hacer en la CDMX si no te gusta la navidad“.

Escrito originalmente para Cultura Colectiva