Hide this Looking for English Content? Click here

Claves para (ahora sí) cumplir tus propósitos de año nuevo

¿Recuerdas tus propósitos de 2016?, ¿cuántos cumpliste? Si tu respuesta fue muchos, te felicito, pero si no, sigue estos consejos.
Claves para (ahora sí) cumplir tus propósitos de año nuevo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Diciembre: fiesta, fiesta y más fiesta. El año se acaba y llega el momento de hacer balance, ¿recuerdas tus propósitos del año pasado?, ¿cuántos cumpliste? 

Si tu respuesta fue muchos, te felicito, es hora de nuevos retos. Pero si no es así, puede que tus propósitos no estén alineados con tus finanzas, hábitos o gustos y es hora de ajustar, así que despabílate y sigue estos consejos para por fin cumplirlos.

1. Descubre

Primero hay que descubrir la raíz del porque no estas cumpliendo tus propósitos, te sorprenderías de la cantidad de personas que responden “por falta de dinero”.

El dinero juega un papel central en nuestras vidas, por lo que nuestros hábitos financieros tienen un peso especial, ya que son estos los que nos conducirán al éxito, fracaso o retraso en la consecución de nuestros demás propósitos.

Recordemos que el dinero no es un fin, sino un medio, un medio para conseguir lo que queremos, así que es más que urgente que te eduques en el uso del dinero y los negocios, y si eres de los que piensan que el conocimiento es caro, no te imaginas el costo de la ignorancia, así que dale al conocimiento la importancia que merece.

2. Sé flexible

Debes saber que los propósitos no deben ser estáticos y no deben solo hacerse en un mes determinado. Nuestras metas deben ser puestas en el momento de darnos cuenta que las necesitamos o queremos y deben evolucionar junto con nosotros y nuestro entorno sin importar la época del año, es una mezcla de planeación e improvisación.

3. No te castigues

Cuántas veces te has sorprendido a ti mismo reprochándote lo que consideras malas decisiones, o peor aún, insultándote severamente. ¡Deja de hacerlo! Lo hecho, hecho está, la culpa no cambia el pasado y la ansiedad no abona bien el futuro. Aprende de los errores, agradece la lección y continúa tu camino, comprométete a mejorar.

4. Alinea tus propósitos

Si tus propósitos no están alineados unos con otros es como tirar la misma cuerda en direcciones opuestas, simplemente no te moverás. Toma un papel y haz una lista de todos y cada uno de tus propósitos, luego revisa que estén alineados unos con otros y no se contrapongan.

Es decir que si quieres comprar una casa, viajar, pagar deudas, inscribirte al gimnasio y además dejar tu trabajo aburrido para emprender tu propia empresa es muy probable que no te alcance el dinero ni el tiempo y no hagas ni una ni otra o hagas todas mal, así que tienes que alinear tus propósitos y hacer planeación para llevar a cabo cada uno.

5. Sigue tu instinto

Fija tus propias metas, no te pongas metas ajenas solo porque creas que son las correctas, sigue tu instinto y tu propio camino.

6. Evoluciona

Los seres humanos somos criaturas de costumbres y solemos repetir comportamientos y maneras de hacer las cosas.

Lo bueno es que siempre se puede cambiar. Si quieres cambiar el fruto, debes sembrar otra semilla, no puedes esperar cumplir tus propósitos en los que antes fracasaste si continúas haciendo lo mismo.

Según especialistas crear un hábito “fácil” tarda en promedio 21 días y uno “difícil” alrededor de 66, así que ¡cambia!

Cuida de tu salud, haz ejercicio, lee diariamente, no descuides a tus seres queridos, se generoso, no te rindas y rodete de gente también exitosa.

7. Haz planeación financiera

Aterriza con objetivos concretos y hazte las siguientes preguntas: ¿Qué metas quiero alcanzar?, ¿cuántos recursos necesito?, ¿cómo lo puedo lograr? y ¿cuándo tiempo necesito para lograrlo?

A partir de las respuestas a estas preguntas, puedes tomar decisiones y emprender las acciones necesarias para alcanzar tus propósitos estableciendo metas de corto, mediano y largo plazo mediante la planeación financiera.

8. Diviértete

Procura que tus propósitos sean divertidos y excitantes, que te emocionen y te hagan saltar de la cama día tras día. Si haces propósitos aburridos nada te motivará a cumplirlos. Si no estás disfrutando el camino, algo estás haciendo mal.

Por último, recuerda no excederte en los gastos decembrinos, no querrás comenzar el año con un hándicap en contra ya que las fiestas pasan y las deudas se quedan.

Sin más por el momento, que tengas un excelente cierre de año rodeado de tus seres queridos en alegría, paz y amor.