Hide this Looking for English Content? Click here

El niño que es el "consejero" de Nueva York

Ciro Ortiz es un curioso kidpreneur: por solo dos dólares por consulta ofrece un poco de calma emocional en medio de la locura de la Gran Manzana.
  • ---Shares

Muchos niños dedican sus fines de semana a hacer trabajos en casa para aumentar unos pesos a sus domingos, pero el pequeño de 11 años Ciro Ortiz decidió dedicarlos a las miles de almas que buscan algo de paz emocional en Nueva York.

Cada domingo, este ingenioso kidpreneur se sienta en una plataforma del metro de la ciudad con una mesa plegable y un letrero hecho con cartón en el que ofrece “consejos emocionales” por solo dos dólares. 

Este pequeño se siente por horas a escuchar lo que los adultos tienen que decir de sus vidas. De acuerdo al propio Ciro, la mayoría se queja de los cambios inminentes que se acercan a sus vidas. Según contó al sitio UpWorthy, él simplemente les recuerda que el cambio es una constante inevitable que simplemente deben aceptar.

Al pequeño “psicólogo” o “consejero” solo le bastan 5 minutos para escuchar y dar su opinión de los problemas de la gente que se le acerca de 12 a 2 de la tarde.

De acuerdo con un reporte de The New York Post, una pareja se acercó a Ciro para pedirle consejo matrimonial porque ella recientemente se había vuelto vegana. El niño le dijo que ella no estaba enojada porque el esposo comiera carne, que ambos aman comer ciertas cosas así que tenían que aprender a vivir con eso.

Ciro decidió enfocar sus ansias emprendedoras de esta manera, y no en un puesto típico de limonada, luego de sufrir bullying en la escuela. De hecho, Ciro gana US$50, dinero que usa para pagar el lunch de niños sin recursos.

Cabe mencionar que Ciro ha conseguido gran popularidad gracias a redes sociales. Es más, tiene más de dos mil seguidores en su cuenta de Instagram

Aunque pareciera un paso natural, Ciro no quiere ser psiquiatra sino diseñador de videojuegos y por el momento, escuchar los problemas de otros parece ser la mejor paga que este pequeño puede tener. 

¿Qué opinas del trabajo de Ciro?

Con información de The New York Post