Hide this Looking for English Content? Click here

Journaling, la técnica de moda para lidiar con la ansiedad

Escribir un diario tiene sorprendentes beneficios: controlar la ansiedad, aumentar la inteligencia y hasta cambiar la morfología del cerebro.
  • ---Shares

El inicio de año siempre es un buen momento para reevaluar las metas conseguidas en los pasados meses y plantears cuáles son las que queremos lograr en los 365 días que vienen. No solo eso, también es una excelente oportunidad para comenzar de cero y arrancar la formación de buenos y mejores hábitos que nos hagan mejores personas. 

Como personas de negocios, siempre estamos expuestos al estrés y ansiedad que genera tomar decisiones que afecten la vida de nuestros equipos y tener millones de ideas dándonos vuelta por la cabeza. Si no sabemos manejar estas sensaciones y pensamientos, nos podemos ahogar en ansiedad y desesperación. Por fortuna, los emprendedores modernos entendemos que la salud mental, física y emocional es un componente fundamental para hacer crecer nuestros negocios. Muchos optan por correr, otros por colorear y algunos más han descubierto técnicas poco convencionales como escuchar videos de ASMR. Yo elegí iniciar un journal

 

Se trata de una práctica que cada vez más personas están adaptando a sus vidas. Se trata de llevar un cuaderno en el que día a día se plasman pensamientos, deseos, miedos y esperanzas. Es una especie de diario en el que, irónicamente, no tienes que escribir todos los días, si no cuando lo necesites. 

Este método analógico tiene la ventaja de ser totalmente personalizable, con la única consigna de aprovechar al máximo el papel disponible. La idea es que tengas toda la información que  necesitas en un solo lugar y que puedas despertar tu lado creativo y hasta desconectarte del mundo al armar tu diario. 

La técnica ha ido evolucionando par ser más atractiva visualmente y dar rienda suelta a la creatividad. Se trata de representar tus deseos, metas, proyecciones, sentimientos, meditaciones y todo lo que quieras (como películas vistas o libros leídos) de manera gráfica, ya sea con dibujos o tablas.

Muchos utilizan la técnica creada por el diseñador Ryder Carroll, quien dedicó varios años de su carrera a encontrar una manera de organizarse que le hiciera sentido y no fuera aburrida. Se basa en el rapid blogging, es decir, escribir de manera rápida y basada en íconos las cosas que tenemos pendientes. Permite analizar el pasado, organizar el presente y planear para el futuro. 

En este video puedes ver  los puntos básicos del bullet journal

Parece complicado, pero una vez que ya fijaste tu índice y el primer mes de planeación, se vuelve muy sencillo. 

Pero, ¿qué hace diferente a los journal de un diario o bitácora tradicional? La forma en la que se plasman los pensamientos. Escribir en un cuaderno por largos periodos de tiempo puede volverse tedioso y hacer que la práctica se deje. Usar dibujos, tablas, fotografías, frases, mapas mentales y demás materiales hace que la escritura fluya de manera más natural. 

Personalmente, comencé a utilizar esta técnica a principios de 2016 como una manera de dar claridad a mi mente. Amo las aplicaciones como Wunderlist para llevar el control de mi día a día, pero sigo siendo de esas personas que necesita tener la claridad que ofrece el papel. 

Empecé por comprar un cuaderno Scribe normal y apuntar en listas lo que se me iba ocurriendo. Pronto ya tenía plumas de colores, plumones, acuarelas y papel washi para decorar mi diario. Descubrí que lo escribía era tan importante como el “tiempo fuera” que me daba dedicarle tiempo a mi cuaderno.  Encontré en la planeación creativa de los journals una gran manera de reducir mi ansiedad, y de paso controlar mi colitis y otros problemas de salud generados por el exceso de estrés. 

Es una técnica muy libre en la que tú pones las reglas y puedes dar rienda suelta a tu inspiración. Puedes llevar el control de tus alimentos, poner las películas que has visto, meditar y escribir las frases que quieres que te inspiren en el año. 

¿Por qué tener un journal? 

Llevar un journal de este estilo no solo se trata de dar rienda suelta a la creatividad. También se trata de dar claridad a la mente. De hecho, ofrece beneficios sorprendentes, pues puede ser una forma de meditación mindfulness muy sencilla de seguir. Algunos de sus beneficios son:

-Un estudio de la Universidad de Victoria sugiere que llevar un diario puede aumentar el coeficiente intelectual (IQ) porque fortalece el área del lenguaje.

-La Universidad de Virginia sugiere que el estado mindfulness que da escribir o dibujar en un diario ayuda a focalizar pensamientos sueltos en un proceso concreto.

- Escribir tus metas en papel hace que tu cerebro las catalogue como “acciones importantes”.  Tu sistema activo reticular (SAR) – la parte del cerebro que controla la vigilia – les pone una “palomita” y archiva como acciones que DEBES lograr.

- Permite tener una mejor composición de ideas y entrena el cerebro para ser más ordenado (de acuerdo con una nota del The Wall Street Journal).

- Según la Asociación Americana de Psicología, tener la costumbre de escribir en un diario (aunque no sea todos los días) ayuda a entrenar la disciplina para tareas más importantes. 

Personalmente, yo lo uso para mejorar mi inteligencia emocional. Al darle un desahogo controlado a mis emociones, puedo tener reacciones más mesuradas y analíticas en el día a día. 

Imagen: Martha Elena Violante

¿Qué se necesita para un bullet journal?

En realidad, lo único que se requiere es un cuaderno normal y una pluma, pero puedes usar: 

  • Libretas Moleskines
  • Plumas de colores
  • Colores
  • Papel washi
  • Fotografías
  • Frases
  • Recortes
  • Todo lo que quieras

Debes tener un índice general al principio, un análisis simple diario (si lo requieres), un estudio mensual, planeación a seis meses y listados de metas y cosas por hacer o que has logrado en el año. 

El punto es que te sientes frente el cuaderno y te des permiso de vaciar todo lo que traes en la cabeza. 

Yo sigo utilizando Wunderlist, Google Calendar y hasta una agenda tradicional para ordenar mis eventos, pero el journal me obliga a tomarme cinco minutos de vez en cuando para meditar, respirar y poner en perspectiva las cosas. 

¿Qué opinas de esta técnica de meditación y organización? 

 

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.