Hide this Looking for English Content? Click here

Liderazgo para el futuro

En unos años, los mejores trabajos y negocios requerirán mandos con ciertas competencias que, bajo el modelo educativo actual, no se enseñan. Las universidades deberán vivir una transformación radical en los siguientes 10 años si desean seguir existiendo.
Liderazgo para el futuro
Crédito: Collective Academy
  • ---Shares

EL FUTURO DE LA HUMANIDAD

Según Elon Musk, mi hija de seis años dirá en 2040: “Queridos papás, voy a su casa. ¡Compré mi pasaje Marte-Brooklyn en SpaceX más barato que en Blue Origin! Llego en 90 días. Love You!”.

Desde los años 60 nos prometen autos voladores, pero esta vez es distinto. Hoy las computadoras hacen actividades complejas pero específicas para un humano: ganan en ajedrez (IBM Blue) y en Go (DeepMind/Google), manejan un vehículo (Google,Tesla) o diagnostican enfermedades como el cáncer (IBM Watson). Pronto las redes neuronales de Google DeepMind, Amazon Alexa y Facebook podrán superar actividades mentales simples pero generales, como los hábitos.

Para Tim Urban, editor de waitbutwhy.com, y según la ley de Moore –que expresa que aproximadamente cada dos años se duplica el número de transistores en un microprocesador–, para el 2035 una computadora de US$1,000 tendrá la misma capacidad que la de un humano de procesar datos por segundo. Y para el 2050, superará la de la raza humana, en conjunto.

Marc Andreessen y Benedict Evans –de Andreessen Horowitz, firma de venture capital de Silicon Valley que invierte en compañías tecnológicas –, pronostican que el software y el smartphone se comerán al mundo. No apuestes en su contra.

EL FUTURO DEL TRABAJO

Legalzoom.com usa algoritmos para reemplazar a abogados en Estados Unidos. Robots de impresión 3D construyen casas en 24 horas, sin humanos involucrados. El robot quirúrgico DaVinci tiene mucho mejor pulso que el mejor cirujano del mundo. Google DeepMind crea arte y música sin un humano detrás.

Todas las profesiones, desde abogados, ingenieros, médicos, artistas y administradores de empresas, entre otros, deberán dominar a la tecnología o someterse al dominio de un robot. Los negocios sin tecnología fracasarán. Pero de igual forma, la inteligencia artificial desarrollada en Google, Facebook y Amazon es posible solo gracias al negocio de la publicidad y el comercio. Es decir, la tecnología no puede sobrevivir sin negocio. Así, los negocios y la tecnología son áreas de competencia codependientes.

Por eso, el emprendedor y/o líder del futuro requiere capacidad de pensamiento analítico, científico y de diseño para detectar problemas, analizar datos y solucionar rápido. Dichas habilidades son generalmente conocidas como inteligencia emocional. A la inteligencia artificial le costará mucho ganarle a la emocional.

Por cierto: Steve Jobs, Larry Page, Jeff Bezos, Bill Gates y Mark Zuckerberg perfeccionaron su dominio de modelos de negocio, tecnología e inteligencia emocional. ¿El resultado? Las cinco empresas de mayor valor de capitalización en el mundo.

EL FUTURO DE LA EDUCACIÓN

Si se compara una fotografía de 1916, cuando el Ford Modelo T competía en la calle contra caballos, contra una de 2016 con un cohete espacial aterrizando en una plataforma a la mitad del océano, queda claro que el mundo cambió en casi todo.

Pero una fotografía permanece igual: la de un salón de clases en 1916 y la de uno en 2016. Un profesor frente a alumnos sentados en fila, un examen de memorización y un título acreditado que avala cuántas horas el alumno pasa sentado frente al profesor. La amenaza más grande para el planeta Tierra es el actual sistema educativo, una fábrica cara, poco accesible e injusta de conocimiento promedio. El mundo necesita subir la barra.

Por suerte viene una transformación radical. Modelos pedagógicos que mezclan lo on line con off line (conocido como flipped classroom) donde el profesor es ahora un mentor. Modelos de evaluación en tiempo real con retroalimentación mutua, educación personalizada y adaptativa a la velocidad de aprendizaje del alumno. El fin de los exámenes y el comienzo de rúbricas digitales para validar el dominio de competencias. El fin del título y el diploma que validan que el alumno estuvo sentado horas en un salón. La famosa validación y acreditación de estudios superiores empieza su merecida extinción.

A los negocios y la tecnología no le importan los títulos. A la inteligencia artificial tampoco. Sólo importa el dominio de competencias. La pregunta ya no es si prefieres un título para enmarcar o dominar competencias; la pregunta es si quieres trabajar para un robot o si quieres ser un líder del futuro.

SÉ PARTE DEL CAMBIO

Para atender la demanda de habilidades y competencias de las organizaciones de hoy y del futuro, se creó Collective Academy, una institución académica que está repensando la educación superior para hacerla más relevante, de mayor calidad, personalizada y a un precio accesible.

En lugar de adaptarse para tener validez oficial de la SEP, su master en Negocios y Tecnología está diseñado con un modelo pedagógico enfocado en acelerar carrera profesional de jóvenes, con base en las últimas tecnologías y el desarrollo de competencias, que incluye contenidos de las mejores universidades del mundo, mentores y coaches expertos, evaluación en tiempo real y espacios de coworking como salones.

A la fecha, Collective Academy cuenta con dos generaciones, compuestas por jóvenes profesionistas y emprendedores de alto potencial. Está respaldada por organizaciones del ecosistema emprendedor como New Ventures, Capital Invent, GBM Ventures y Vander Capital.

“A los negocios y la tecnología no le importan los títulos. A la inteligencia artificial tampoco. Sólo importa el dominio de competencias”.