Hide this Looking for English Content? Click here

Qué puedes aprender de Sherlock Holmes

El icónico personaje de Sir Arthur Conan Doyle que ha popularizado Benedict Cumberbatch es un extraño ejemplo a seguir para los emprendedores.
  • ---Shares

La genialidad de Sir Arthur Conan Doyle no es secreto. Sherlock Holmes, el detective de ficción que creó hace décadas, sigue siendo uno de los personajes con más encarnaciones en el cine y la televisión (hecho: 254 veces). Más allá de su más reciente representación por Benedict Cumberbatch, el personaje es hermoso. No podemos evitar admirar su increíble habilidad para leer una escena de crimen como si fuera un libro abierto.

De entre todas las características que Sherlock posee, no debemos olvidar que también es un hombre de negocios. Al un consultor detective (por supuesto, el único en el mundo) el negocio de Sherlock funciona muy bien (excepto cuando está ocupado pretendiendo estar muerto o un caso no le interesa lo suficiente).  Aunque no le importa el dinero, gana muchísimo porque es muy bueno en lo que hace. Así que aquí te dejamos algunas lecciones que podemos obtener del más famoso detective de la Tierra:  

“Ves, pero no observas”

Sherlock Holmes se trata de observar y poner atención a los detalles más ínfimos. Su estrategia es simple: observa, deduce y elimina todo lo imposible. Lo que resulta, sin importar que tan loco parezca, es la verdad. Sus deducciones eran tan atinadas que no solo resolvía casos en minutos, muchas veces lo hacía son siquiera visitar la escena del crimen.

La capacidad de observación es una gran herramienta cuando un emprendedor nota un mercado, ya que con la atención a los detalles encontrará las oportunidades sin explorar. Debes ser capaz de ver donde otros no y utilizar esa entrada antes de que un competidor lo haga. 

“Aborrezco la rutina de la existencia. Necesito la exaltación mental”

A Sherlock le tomó segundos deducir que Watson era un veterano de guerra. ¡Nada se le escapa al gran Sr. Holmes! Eso es mucho más que nacer con una gran mente. Holmes estudió la “ciencia de la deducción” por años. 

A pesar de ser ignorante en lo referente a las relaciones humanas, Holmes era excelente en temas como química, anatomía humana y lectura de lenguaje corporal. A veces sus medios eran un tanto oscuros, pero nunca detuvo su educación. 

De la misma manera, un emprendedor debe ser realmente bueno en lo que hace para obtener los resultados que desea y debe ser constante en la búsqueda de la mejora. Es decir, ya sea que vendas un producto o servicio, debes saber cómo funciona por dentro y por fuera, al derecho y al revés. 

“El sexo débil es tu departamento” 

La cita está un poco fuera de contexto, pero muestra cómo Sherlock confía completamente en su compañero John Watson.  Holmes es un gran detective, pero podría recibir un poco de ayuda en las relaciones interpersonales, algo que Watson maneja de manera brillante.  Sabe dejarle temas de emociones y mujeres a Watson. Su amigo lo conoce tan bien que no se alarma cuando Holmes dice cosas peculiares o cuando es grosero con otras personas. Él saber por qué es así y se enfoca en su genialidad. 

Un buen socio de negocios debe llenar los vacíos que tú posees. Si tu manejas las finanzas, debes encontrar a alguien que sepa manejar a la gente. Un buen cofundador puede hacer toda la diferencia para un negocio exitoso. 

“No soy un psicópata. Soy un sociópata altamente funcional”

La confianza que Sherlock Holmes tiene en sus propias habilidades es inspiradora. Puede parecer arrogante, pero casi siempre tenía la razón de su lado. Sabía que era un genio, pero también que podía parecer extraño para los demás. Puede que haya hecho comentarios hirientes sobre la inteligencia de los demás, pero también los hacía reír. 

Sherlock sabía quién era y de dónde surgía la confianza en sus propias habilidades. Su conocimiento era incuestionable y sus métodos indisputables. 

Un emprendedor debe saber en dónde está parado. Debe saber perfectamente cuáles son sus habilidades y dejar que estas alimenten su autoconfianza, por más raro que esto le parezca al resto del mundo. 

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.