Hide this Looking for English Content? Click here

El darwinismo en las franquicias

El sector necesita un empuje. Desde hace cuatro años no ha logrado superar el 10% de crecimiento…
  • ---Shares

El mundo de las franquicias mexicanas se reacomoda, se depura y evoluciona. Una buena amiga de Entrepreneur calificó a este fenómeno como un “darwinismo”, un concepto que hace alusión a la teoría de la evolución por medio de la selección natural, concebida por el naturalista Charles Darwin en 1859. Según recuerdo de mis clases de Biología de la secundaria, ésta explica que los organismos compiten por los recursos limitados que ofrece el medio ambiente, y aquellos que consigan adaptarse mejor serán los que lograrán más recursos, se reproducirán y sobrevivirán.

Muy acertado para describir lo que viene sucediendo en los últimos años en este sector, donde sólo han sobrevivido los más aptos y han desaparecido los que se confiaron de más o los que, de inicio, nunca debieron de haber sido franquicia.

Hagamos un poco de memoria: en 2007 comenzó a operar el Programa Nacional de Franquicias de la Secretaría de Economía (hoy extinto). Para 2010 se incrementó un 18% el desarrollo de nuevos conceptos, lo que se reflejó en nuestro directorio 500 Franquicias que ese año rebasó las 1,000 marcas. Aunque nunca hemos bajado de esta cifra desde entonces, cada edición entran nuevas marcas y la mayoría se mantiene con crecimientos sostenidos, también están las que desaparecen o dejan de franquiciar, unas más que ponen en stand by su expansión por medio de franquicias y otras que cierran unidades.

¿Es natural o es supervivencia del más fuerte, del más capaz o del que mejor se adapta? Creo que es una combinación de ambas. Porque luego de los altibajos de la economía –a los que las franquicias como negocios per se no son ajenas– viene un periodo de estabilidad en el que sólo permanecen las marcas más sólidas, con visión y estrategia operativa detrás, y con una buena base de franquiciatarios comprometidos. Así, hoy existe más calidad que cantidad.

Sin embargo, considero que el sector necesita un empuje. Desde hace cuatro años no ha logrado superar el 10% de crecimiento (algo bueno si se compara contra otras industrias, pero no de celebrarse si se considera que incluso llegó a 12% en 2012). Existen temas pendientes que sin duda harían que éste se fortalezca de nuevo.

De inicio, la consolidación de las marcas para que puedan tener un mayor impacto en la economía y sean verdaderas generadoras de empleos. Porque de acuerdo con nuestro directorio 2017, 75% de las marcas tiene entre 1 y 50 unidades en operación, y tan sólo 0.8% suman más de 500.

Además, hace falta un mayor impulso a las franquicias que desean exportar sus modelos. Mucho se ha avanzado con las misiones comerciales de ProMéxico y con la presencia en ferias internacionales; no obstante, aún falta camino por recorrer, países que visitar e inversionistas que conquistar en otras latitudes.

Otro de los grandes pendientes: explorar fuentes de crédito complementarias a las de programas de Gobierno. Incluso, se habla de crear fondos de inversión para franquicias, sin duda un tema interesante por explorar.

Pese al entorno, a Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos, a las elecciones de 2018, y a la cautela de los inversionistas por el cúmulo de estos temas, los actores del sector mantienen el optimismo, pues si hay algo que los caracteriza es su capacidad de adaptación. Comparto sus expectativas. Pero espero que ante los cambios, resurja un sector mucho más fortalecido y una comunidad más unida e incluyente que permita a las franquicias volver a tener años dorados y a vislumbrar un futuro más prospero. 
OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.