Hide this Looking for English Content? Click here

5 cosas que los mejores líderes hacen cada día

Empiezan por reconocer el buen trabajo de los miembros de su equipo y lo hacen en público.
5 cosas que los mejores líderes hacen cada día
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

"¿Quién se sorprendió siendo impresionante?" Esa es la pregunta que Alex Charfen, director ejecutivo de la consultora de formación y negocios Charfen, con sede en Austin Texas, pregunta a sus empleados cada mañana a las 9:17, durante su reunión diaria.

Charfen empezó con esta práctica porque reconoció que como pasa en otras compañías que crecen rápidamente, sus empleados no habían sido reconocidos propiamente por el trabajo duro y sus logros. En vez de sentarse y esperar que el asunto se resuelva por sí mismo, él y su equipo se aseguran de que cada empleado “asombroso” se sienta apreciado.

"Esto permite que todo el mundo, desde los gerentes hasta los nuevos empleados, sea felicitado públicamente por un servicio excepcional, entrega o mentoría", Charfen me dijo. "Hacer esto una ocurrencia diaria pone a nuestro equipo en una mentalidad positiva de servicio, sobre cómo interactuamos unos con otros, con nuestros socios y con nuestros clientes ".

Para construir lugares de trabajo exitosos, los líderes de compañía como Charfen creen que su cultura diaria debería reflejar los esfuerzos positivos de los empleados que hacen cada día. Como recompensa, estos empleado se vuelven comprometidos, motivados y productivos. 

¿Necesitas más ideas para perfeccionar la cultura de tu compañía? Aquí hay cinco maneras para convertirte en un líder que los empleados admiren.

1. Elogios frecuentes y en público 

Cada vez más los líderes entienden la importancia de sus empleados, pero sólo el mejor muestra abiertamente su apreciación.

Los empleados no están buscando donativos ni regalos caros, quieren saber si los líderes ven su trabajo duro y determinación. De hecho, una encuesta de enero de OfficeVibe encontró que el 82% de los empleados participantes dijo que los elogios y el reconocimiento eran mejores que un regalo.

Stephen Twomey, fundador de la compañía de marcas digitales MasterMindSEO, de Traverse City, Michigan, tomó la pista y la aplicó a la cultura de su propia empresa, después de escuchar a los empleados hablar muy bien de los empleadores que elogian públicamente a los empleados. Twomey dijo que encuentra una cosa que los empleados hicieron excepcionalmente bien el día o la semana anterior y los elogia en público por su trabajo.

Comprometer a su equipo con diferentes formas de elogios mantiene a todo el mundo motivado e inspirado, dice. “A veces es en un email grupal, un anuncio en social media o un simple 'dame cinco' que todo el mundo vea”, dice Twomey. 

Y, asegura, funciona. “La productividad en el trabajo incrementó 30 por ciento”, dice. “No escucho a nadie quejarse de ser poco apreciado, y nadie pide un aumento como normalmente deberían al inicio del año. Resulta que la gente está realmente inspirada y liderada, no dirigida”. 

2. Mandar a los empleados afuera con un mapa de la carretera 

La comunicación efectiva y la motivación van de la mano. Los empleados que están inseguros sobre sus tareas diarias raramente obtienen la oportunidad de ir arriba y al fondo. Si sus tareas diarias no son claras, ¿cómo pueden enfocarse en mejorarlas?

Asegurar a los empleados está en la misma página y saber que ellos son parte de un equipo estimulado por la moral y la productividad. Es por eso que Jordan Scheltgen, co-fundador y gerente de la compañía de content marketing Cave Social en Fort Laiderdale, abre cada día con un nuevo proceso para ayudar a los empleados a enfocarse y alcanzar sus metas.

“Empezamos un programa al que llamamos 'Ataca el día', me explicó. “Es ambos, una mentalidad y un proceso. Empieza con una junta de 20 minutos cada mañana. Los equipos enlistan lo que quieren terminar en el día. Luego, los miembros del equipo son animados a hacerlo y se les ofrece asistencia de otros miembros del personal que pueden proveerle algo de valor”.

3. Capturar la retroalimentación y, de hecho, usarla

Mantener un registro de los sentimientos de los empleados (especialmente cuando uno de ellos es la frustración) es una tarea difícil. Este es incluso un desafío más grande cuando el negocio y la tecnología se expande. Sin embargo, sin intentar entender la retroalimentación de tus empleados, tu habilidad para retenerlos y mejorar los procesos de tu compañía podría volverse casi imposible.

Durante un tiempo de rápido crecimiento en sus negocios, Benjamin Snyers, director y partner en la agencia Social.Lab, con sede en Nueva York, supo que necesitaba echarles un ojo a los miembros de su equipo para medirles el pulso. Usando Butterfly, un gestor de coaching personal, Snyers descubrió que su equipo se estaba sintiendo estresado y con sobre carga. Como resultado, formalmente comunicó su gratitud a los miembros de su equipo por su arduo trabajo, reconoció sus sacrificios y explicó por qué sus esfuerzos no eran en vano. 

Después de escuchar la retroalimentación de sus empleados y escuchar activamente, Snyers dijo que entendió las frustraciones de su equipo y fue capaz de mostrarles que el liderazgo de la compañía estaba cien por ciento en sus espaldas.

4. Cultivar una cultura positiva del lugar de trabajo

Motivar a los empleados a alcanzar su máximo potencial es el trabajo de cada líder de compañía. Dirigir asuntos motivacionales sólo una vez por trimestre – o peor, una vez al año-- drena la productividad de los empleados y su pasión por lo que hacen. 

En la agencia de publicidad y marketing Gavin Advertising, en York, el CEO Mandy Arnold empodera y compromete a sus empleados cada día creando una cultura positiva del lugar de trabajo.

“Incorporamos los gritos en equipo 'Cultivamos'”, me dijo. “Cada lunes, tomamos cinco minutos para que los compañeros agradezcan a alguien –en voz alta-- por hacer un buen trabajo. Este podría ser un reconocimiento al esfuerzo de cada posicionamiento en medios, o un especialista en CEO que movió cielo, mar y tierra para resolver el problema de un cliente con un tiempo apretado”. 

El reforzamiento positivo frecuente, como el tipo que implementa Arnold en su cultura, saca lo mejor de los empleados. Así que, asegúrate que el mejor talento permanezca y crezca en tu compañía probándole a estas personas que los líderes de la compañía están preocupados por unir al equipo y ayudarlo a alcanzar su potencial más grandioso. 

5. Preguntar por retroalimentación y estar preparado para ser sorprendido

La falta de comunicación no pasa solamente cuando los empleados no entienden las expectativas del líder. También ocurre, y deja un impacto negativo, cuando los líderes no están completamente alerta de las necesidades de los empleados. 

Después de sentir que no estaba actuando de la mejor manera, el speaker motivacional Sean Douglas de Goldsboro, se dio cuenta de que estaba dándole retroalimentación a sus empleados pero no la estaba pidiendo de vuelta.

“Decidí pedir su retroalimentación y me sorprendí realmente con sus respuestas”, dijo Douglas. “Pensé que yo era asombroso, pero realmente tenía áreas de oportunidad. Ahora, soy amable con ellos. Les pregunto por sus necesidades y también pido su retroalimentación sobre cómo lo estoy haciendo como líder y mentor”. 

Entender lo que el equipo necesita le dio la habilidad de liderar de acuerdo con sus fortalezas, dice Douglas. Cuando los líderes, de esta manera, empujan sus propias opiniones y agendas, dan lugar a que su equipo alcance su máximo potencial. 

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.