My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

Lecciones de 'La la land' sobre el trabajo y el amor

Todos nos hemos encontrado en la difícil decisión entre la vida personal y el deber. Aquí te damos algunos tips para mantener el equilibrio.

Por Elizabeth Peñaloza

Tal vez lo has vivido o tal vez te han contado. Ese momento en el que tienes que decidir entre el trabajo que quieres y el amor de tu vida.

La La Land: una historia de amor es un musical multinominado al Oscar que ha causado infinidad de opiniones los últimos días a favor y en contra. Sin embargo, más allá de este debate, presenta en su trama una disyuntiva común en un mundo globalizado. En ella, el director de la cinta, Damien Chazelle, retrata a un músico cuyo sueño es abrir un bar de jazz y a una actriz que quiere ser reconocida y triunfar en la industria. Ambos persiguen sus respectivos sueños en la ciudad de Los Ángeles rodeados de miles de personas con ambiciones muy parecidas.

La cinta exhibe una serie de decisiones que llevarán a los protagonistas a enfrentarse a la disyuntiva de ir detrás de sus sueños, con todo lo que ello implica, o quedarse con el amor. ¿Te suena familiar?

Entre grandes actuaciones, bella música, pasos de baile y una colorida fotografía, el filme hace un guiño evidente a nuestras vidas: ¿Irías detrás de tus aspiraciones laborales o preferirías quedarte con el amor de tu vida? Decirlo de este modo tal vez suena demasiado romántico y de pronto idealista; sin embargo, “el amor de tu vida” muchas veces es la vida personal que hacemos a un lado en virtud de conseguir el puesto que anhelamos o el reconocimiento deseado.

Platicamos con Marcela Hernández, coach empresarial y de vida, quien asegura que a pesar de que generalmente las personas exitosas enfocan sus esfuerzos en el ámbito laboral descuidando el resto, esto no tiene que ser así necesariamente. Sin embargo, la realidad es que tenemos una especie de “mind set” que nos susurra constantemente “sin dolor o sacrificio, no sirve” o el famoso “no pain, no gain”.

“Si bien estas afirmaciones son ciertas y rinden resultados, – comenta Marcela- aquí hay un vicio oculto: no te estás dando cuenta mientras estás ganando de lo que estás perdiendo, y a largo plazo, la vida se encarga de decirte: ya lo lograste pero esta es tu factura, págala.”

Como seres humanos existen distintos factores que nos complementan. “Somos seres integrales, no sólo profesionistas, padres, hijos o amigos, sino que tenemos diferentes ámbitos en nuestra vida que nos complementan y no podemos remitirnos a uno solo. El éxito debe encontrarse en un escenario estable”, dice la coach.

Con ayuda de Marcela Hernández, te compartimos cuatro tips para detectar esta conducta y mantener un equilibrio en tu vida.

1. Evita el más peligroso de los pretextos

Y el pretexto se llama “no tengo tiempo”. Cuando te encuentres pensando esto o que el trabajo te absorbe demasiado presta atención a cómo administras tu vida: establece prioridades y maneja una agenda personal con objetivos y tiempos delimitados que te permitan tener un horario altamente productivo y que al concluir logres alimentar y enriquecer otros ámbitos.

2. Usa la “rueda de vida”

Esta herramienta consiste en una técnica que te permite visualizar todos los ámbitos importantes para ti. Realiza un análisis y reflexión evaluando cuánto esfuerzo y dedicación haz puesto en cada rubro. Remarca cuáles son los ámbitos más importantes para ti y reorganiza tus prioridades. 

3. Tres preguntas

Pregúntate constantemente ¿qué es lo que estás ganando?, pero también ¿cuál será el costo que tendrás que pagar a cambio? y ¿qué sacrificios estás haciendo para escalar laboralmente? Una vez que te lo plantees, asegúrate de que a largo plazo estarás dispuesto a perder o sufrir en los sectores de tu vida que has descuidado.

4. ¿A dónde quieres llegar?

Por último, es importante plantearnos constantemente en dónde nos encontraremos en 5 o 10 años, el punto es estar en constante reflexión y consciencia de si lo que estás haciendo te está funcionando, te está generando una satisfacción pero sobre todo, si no le estás haciendo daño a otros. ¿A futuro valdrá la pena lo que hago? Y, además de mi ¿a quién estoy impactando?.

El objetivo de esta evaluación no es determinar si algo está bien o mal, “si a una persona le funciona y está satisfecha no tiene por qué cambiarlo, pero si la persona se queja constantemente y hay un indicador de insatisfacción sí se tiene que trabajar porque a largo o mediano plazo, esa situación conflictiva puede empañar su éxito”, dice Marcela.

La La Land ha ganado varios premios en esta temporada y se perfila como una de las favoritas de la Academia; es protagonizada por Ryan Gosling y Emma Stone, y contó con un pre-estreno en México por lo que desde el 20 de enero llegó a varias ciudades del país; sin embargo, el 3 de febrero llegará al resto de los cines en su estreno oficial.

Aquí te dejamos la crítica de Cine Premiere de La la land

Escrito originamente para Alto Nivel