Hide this Looking for English Content? Click here

4 principios para ser exitoso que nos dejó Lorenzo Servitje

El éxito no radica en la cantidad de dinero sino en su forma de vivir, así lo demostró Lorenzo Servitje, fundador de Bimbo. Aquí te los contamos.
  • ---Shares

Tuve la oportunidad de conocer personalmente a don Lorenzo Servitje, fundador y presidente honorario de Grupo Bimbo, me reuní un par de ocasiones y se convirtió en un mentor para mí.

Lo que más me sorprendió de él fue la vida tan sencilla y poco ostentosa que llevaba. Su auto es de hace 10 años y nunca condujo un auto del año. Gastaba lo mínimo que podía. Le gustaban los “gansitos” y se paraba en cualquier tienda a comprarlo. Sí, a comprarlo.

En una reunión, antes de vernos me dijo, acompáñame a la tienda de la empresa a comprar, bajamos, saludó de nombre a casi todo el que se encontraba ahí y pagó  su "gansito". La filosofía humana de don Lorenzo Servitje marcó sin duda todo Grupo Bimbo, me sorprendió lo importante que eran para él las personas que trabajan en su empresa.

Don Lorenzo siempre que tenía oportunidad preguntaba a cada empleado sobre si les gustaba estar ahí y todos le respondían lo mismo, "estoy muy feliz de trabajar aquí, porque en esta empresa son muy humanos".

Eso es ser exitoso. Tu entendimiento del éxito determina el por qué, cómo y qué líderes debes seguir. Determina el curso de tus acciones. Y decide qué tipo de vida quieres crear. Es un llamado a cambiar los comportamientos que se ajustan a lo que quieres lograr. A quién escuchas determina en quién te conviertes.

La forma como una persona gasta su dinero, dice mucho sobre su mentalidad y su interior. La cultura hace que las personas se vuelvan tan superficiales que el hecho de que alguien compre un objeto caro es la razón para seguirlo. Si lo que te impresiona de otra persona es que pueda comprarse un auto lujoso, quizás tienes más problemas de los que crees.

Aquí te dejo las señales de una persona exitosa y que nada tiene que ver con su dinero que me inspiró Lorenzo Servitje.

1.      Tener dinero no es señal de éxito

El éxito no se mide por tu habilidad de comprar una mansión o un Ferrari. Si eso fuera verdad, cuántos capos del narcotráfico pueden hacer eso, o aquel artista que solo fue un hit del año y que ganó una gran suma de dinero y después desapareció. ¿En qué punto comenzaste a creer que usar una playera con una determinada marca estampada en ella era señal de éxito o de credibilidad?

Yo no sigo a alguien por el auto que conduce, la suma millonaria que presume o el estilo de vida ostentoso que lleva, la experiencia me lleva a sospechar de los que son ostentosos.

En contraparte tenemos personajes que viajan con guaruras, que golpean a todo mundo a su paso y que viajan en autos del año. ¿Para ti eso es el éxito?

El dinero es una herramienta muy útil y efectiva para generar oportunidades y tener un buen estilo de vida. Pero no hay monto de dinero que determine tu nivel de éxito.

No sigas a los millonarios solo porque admiras lo que pueden comprar, sigue a alguien por lo que te puede enseñar, como su forma de pensar o los hábitos que tiene.

2.   Si no puedes tener buenas relaciones, no puedes ser exitoso

Uno de mis mentores una vez me dijo, “la más grande tragedia es una persona que está tan ocupada en crear un estilo de vida, que se olvida de vivir su vida”. Internet hoy en día está llena de mentores, coaches y “expertos” que están tan enfocados en construir su empresa, sus marcas o sus carreras que olvidan la parte más importante de la vida: sus amigos, su matrimonio, su familia, su equipo de trabajo.

Llegarán a los 40 años ricos, con logros, dinero y estarán solos. Estamos hechos para otros. Nuestras almas, nuestras mentes y nuestra biología gritan compromiso y complementariedad en otro. Un espíritu de independencia en la búsqueda de logros profesionales casi siempre está vinculado con una historia de dolor.

Aquellos que pueden balancear sus logros profesionales con sus logros personales, también nos dice algo muy bueno. El conocimiento se logra a través de la educación, pero la sabiduría se logra a través del compromiso a otro, estando dispuesto a dirigir, amar y a cuidar una relación.

Un matrimonio sólido y unos niños bien criados son el reflejo de un hombre o mujer exitoso. Alguien que tiene malas relaciones difícilmente puede construir un negocio duradero.

3.   Tu credibilidad te dirigirá a los resultados

Los resultados requieren tiempo y consistencia. El primero causa que la gente se asombre y un éxito repentino no tiene profundidad para ser creíble. Un resultado positivo consistente sobre un periodo largo de tiempo, siempre traerá una credibilidad incuestionable.

Verifica a las personas por lo que han hecho, no por lo que dicen que harán. Invierte 5 minutos revisando su historia en vez de darle click en el botón de “seguir” o “me gusta”.

4. No trabajes solo por dinero

Todo el mundo quiere crear un negocio para hacer dinero y pocos quieren crear un negocio porque les apasiona. Unos hacen cosas porque quieren hacer dinero, lo que hacen realmente no les importa mucho, hacen algo siempre y cuando les deje dinero.

Otros quieren hacer más dinero porque eso les permite hacer más cosas. Creo que Walt Disney no lo pudo haber expresado mejor: no hacemos películas para hacer dinero. Hacemos dinero para hacer más películas.

Los grandes empresarios de nuestro tiempo nunca han estado en el negocio de hacer dinero. Un líder que vale la pena seguir es mucho más profundo que su cuenta de banco, lo puedes ver en sus ojos y sentirlo en su presencia, así era el señor Servitje.

El dinero no fue la única cosa en su mente, resolver problemas era su adicción y su habilidad para atraer soluciones al mundo era lo que dirigía su alma.

¿Qué lecciones te deja este empresario?