Hide this Looking for English Content? Click here

Por qué usar el liderazgo (más que para motivar) como ventaja competitiva

Las compañías que invierten entre 1.5 y 2 veces más en liderazgo cosechan resultados que son tres o cuatro veces mayores que sus competidores.
Por qué usar el liderazgo (más que para motivar) como ventaja competitiva
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El liderazgo es más que una herramienta para motivar al equipo, es una ventaja competitiva que las grandes empresas usan para sobresalir. En México, Bimbo y PepsiCo son empresas que invierten en programas para formar líderes permanentemente y no sólo cuando hace falta liderazgo.

“Un líder se forma, aunque un 30% es inherente a él, ya que esta persona tiene la capacidad natural de entender la realidad y de formar una visión nueva y positiva para ayudar al bien común”, afirma Eustaquio Martínez del Río Lozano, socio fundador de Logos Consulting, empresa dedicada a implementar programas de liderazgo.

Las compañías que tienen un alto desempeño invierten entre 1.5 y 2 veces más para formar líderes que otras, y cosechan resultados tres o cuatro veces mayores que sus competidores, revela el estudio de Deloitte Tendencias Globales en Capital Humano 2016, realizado en 130 países en los que se entrevistó a 7,000 líderes globales.

Sin embargo, el mismo estudio revela que el 56% de los directivos declara que sus organizaciones no están preparadas para cubrir las necesidades de sus líderes.

En una empresa, “el liderazgo se tiene que profesionalizar, es decir, saber cuáles son las competencias sobre este tema que se necesitan para la empresa para cumplir la estrategia de negocio y establecer un programa que va a desarrollar dichas competencias”, recomienda Eduardo Lan, consultor en desarrollo y cambio organizacional.

A pesar de que cerca de 9 de cada 10 entrevistados cita el asunto como “importante” o “muy importante,” los datos de Deloitte sugieren que las organizaciones han tenido poco o ningún progreso desde el 2015, pues la brecha en la capacidad para desarrollar líderes se ha ampliado en todas las regiones del mundo.

Prepararse para las crisis

Martínez del Río lamenta que en el país, por lo general, los ejecutivos no usen métodos de toma de decisiones a la profundidad que se debería. Y esto se debe, en gran medida, a que “el liderazgo es considerado un tema 'blando' porque es muy etéreo, por ello es muy complicado entenderlo y medirlo, entonces las empresas lo ignoran, puesto que poco se sabe traducir estas prácticas en resultados reales de negocio”.

Sobre todo en momentos de crisis, aconseja Lan, es importante replantearse la estrategia de negocios dado que los tiempos son tan cambiantes.

“Un error de las empresas es contratar un curso de liderazgo y creer que eso es suficiente, ya que se requiere de un programa integral que puede contener varios elementos como talleres y sesiones de coaching a largo plazo”, apunta Lan.

Se trata de una solución que prepara al líder en momentos de crisis para que sepa generar empatía, encontrar la raíz del problema y hacer participativo al equipo para buscar la solución, no imponerla, recomienda Martínez del Río.

“Un líder de líderes debe ver las oportunidades, las amenazas, las barreras y estimular el mayor número de soluciones posibles, de tal manera que se analicen a fondo con varios métodos de toma de decisiones en beneficio del negocio”, finaliza el experto.