My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

El emprendedor que te ayuda a vigilar a tus hijos en la escuela

Esta app mexicana te ayudará a estar al tanto de lo que hacen tus hijos en la escuela. Aquí te contamos la historia.
El emprendedor que te ayuda a vigilar a tus hijos en la escuela
Crédito: Cortesía Aplicación Escolar

Hace una semana, llegué a casa a las nueve de la noche, cansada y con mil pendientes. Por si fuera poco, tenía que revisar la tarea de mi hija Natalia, de seis años. Cuando abrí el diario de tareas, me encontré con una nota escrita con tinta roja que decía: “Favor de dialogar con su pequeña porque no ha querido trabajar ni copiar las actividades.”

Estoy segura que esto le pasa a muchas mamás y papás que trabajan todo el día. ¿Te imaginas si existiera una app que pudiera avisarte cuando tu hijo tiene una mala conducta o simplemente está pasando algo con él? ¿Pues qué crees? Ya existe.

A Raúl Orive Herrera se le ocurrió fundar Aplicación Escolar, una app 100% mexicana que ayuda a fortalecer la comunicación entre estos tres ejes fundamentales de la educación: escuela, padres de familia y alumnos, de una forma amable, sencilla y fácil de utilizar.

La aplicación está diseñada para teléfonos inteligentes y se puede descargar de manera gratuita con sólo buscarla con el nombre del instituto. Con la app, podrás tener acceso a información como: pagos, tareas, circulares, seguimientos académicos y calificaciones.

También podrás estar al pendiente de la conducta o algún percance de los niños, sin necesidad de estar físicamente, pues, por medio de la aplicación en tu celular, llegan mensajes directos a los papás.

DE ADMINISTRADOR A VIGÍA

Antes de emprender, Raúl se dedicaba a implementar software que ayudaba a las escuelas a llevar la contabilidad y apoyar a la institución a reducir al cartera vencida. Fue ahí donde se dio cuenta de la complejidad que existía para poder tener una buena retroalimentación dentro de la comunidad de las instituciones.

Con un poco de dinero propio, préstamos bancarios y de algunos conocidos, Raúl Orive y su socio, Ricardo Estrada, decidieron invertir todo su capital en una aplicación para optimizar la comunicación escolar, y en 2015 se aventuraron a lanzar una prueba piloto para un instituto, pero no funcionó. Presentaba muchos errores y se cerraba. No hubo más remedio que reembolsar al colegio 80 mil pesos.

Pese a todos los pronósticos, no se dejaron vencer. Esta lección les enseñó cómo mejorar, a no dejar ningún cabo suelto y a dimensionar la magnitud que es manejar una base de datos. Hoy, Aplicación Escolar, con año y medio en operación, abarca escuelas desde nivel guardería hasta maestría.

El modelo de la app está basado en un ‘control positivo’ de papás a alumnos.  “Nos dimos cuenta que la mejor manera de contribuir a la sociedad es el ámbito de la educación. Estamos haciendo lo necesario para colocar al país a la par del crecimiento de la tecnología”, explica Raúl en entrevista.

Raúl es uno de los pocos mexicanos que tienen éxito con su app. Las aplicaciones hechas en México representaron sólo el 1.6% de las apps gratuitas y el 0.5% de las apps pagadas descargadas de Apple AppStore, según el estudio “¿Cómo México puede beneficiarse de la economía digital?”, realizado por Consejo Ejecutivo de Empresas Globales a finales de 2016.

La adopción de tecnologías y aplicaciones móviles (apps) es la gran oportunidad que tienen las pequeñas y medianas empresas (pymes) para crecer en un periodo de tiempo corto, señala el “Estudio de perspectivas y estrategias de desarrollo y difusión de aplicaciones móviles”, elaborado por el Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (Infotec) en 2013.

CAMBIAR EL CHIP

La app de Raúl ya está siendo utilizada en 320 escuelas a nivel nacional y está disponible para dispositivos Android e IOS.

Para los padres, descargar la app es gratis, pues la escuela hace un primer pago de alrededor de 30 mil pesos, que incluye el mantenimiento; después, se realiza un pago anual de 6 mil pesos.

Gracias a la aplicación, se ha podido detectar el ingreso de botellas de alcohol a las instalaciones de las escuelas, ha mejorado la comunicación entre padres, alumnos y maestros y temas de mala conducta de algunos niños.

Por el momento, la aplicación sólo está disponible en escuelas privadas,  pero el plan a futuro de Raúl Orive es implementarla en escuelas de educación gratuita, por lo que ya ha platicado con la Secretaría de Educación Pública.

Entre los planes de este emprendedor, están: expandir la plataforma para que sea utilizada en Sudamérica y lograr que en cinco años puedan contar con 13 mil escuelas en operación en México y otras partes del mundo.

Para cumplir sus metas, Raúl enfrenta un reto: que las escuela y los padres comprendan los beneficios de la tecnología en el aprovechamiento de sus hijos.

Las escuelas, en ocasiones, son quienes se rehúsan a implementar este tipo de herramientas porque piensan que es difícil de utilizar. “Cuando nos acercamos, lo primero que escuchamos es una respuesta negativa, pero cuando les explicamos lo sencillo que resulta y que la capacitación sólo tarda 15 minutos, cambia totalmente su percepción”, afirma.

Para Raúl, mejorar la adopción de nuevas herramientas por parte  escuelas y padres es vital. “En un mundo de tecnología, no ser parte de ella es como ser un analfabeta.”