Creatividad y error. ¿Agua y aceite?

Todos tenemos miedo a equivocarnos pero pocos son capaces de aprender de los errores. ¿Tú de qué lado estás?
Creatividad y error. ¿Agua y aceite?
Crédito: Depositphotos.com

Como emprendedores nuestro mejor aliado es la creatividad pero nuestro peor enemigo es el miedo al error. Por si mismos, uno es muy positivo y el otro muy negativo, pero juntos simplemente incompatibles.

Cuando decidimos emprender muchos de nosotros no imaginábamos cuánto tendríamos que exigir a nuestro lado creativo, al menos en mi caso fue así. Lo primero que piensas cuando consigues el valor para lanzarte al emprendimiento, es que tienes que tener mucho sentido para los negocios, ser administrado y contar con mucha tenacidad. Necesitas todo eso pero también mucha creatividad para darle la vuelta a los cientos de problemas que encontrarás en tu camino, además de mejorar constantemente tu producto en el mercado.

Si bien existen personas que nacen con la creatividad más desarrollada, también es algo que podemos ejercitar y fomentar, de hecho es algo que todo emprendedor, y también ejecutivo de una empresa, debe hacer con sus equipos de trabajo.

Un buen ejercicio es poner en discusión procesos, dinámicas o la empresa misma en un grupo de individuos diferentes entre sí por áreas y personalidad. Entre todos hacer críticas constructivas, propuestas de mejoras y echar a andar la imaginación para construir algo mejor en conjunto. El miedo al error es el peor enemigo por eso debemos eliminarlo de nuestra cabeza.

¿Cómo puedes exigir y llevar al límite tu mente creativa si tienes miedo de decir algo equivocado? Las mejores ideas, por lo regular, llegan después de pensar en 10 ideas terribles. Por eso, y muchas otras razones, es indispensable empujar a los integrantes de sus equipos para que olviden del todo la palabra error.

Es importante que primero se aseguren de eliminar el miedo al error en sus equipos de trabajo, de lo contrario estos ejercicios no tendrán ni un 10% del potencial que podemos esperar de la dinámica. Además eliminar el miedo al error es siempre positivo, es algo complejo por lo inculcado que está en nuestras mentes desde que somos pequeños. Y no sólo en ciertas culturas, por desgracia, esto es igual en todo el mundo.

Otro ejemplo de por qué es bueno eliminar el miedo al error es el método de trabajo que se implementó en Toyota, mejor conocido como Lean Manufacturing, también conocido como Lean Enterprise. Imaginen un método donde se tienen que identificar errores en la cadena de producción para crear procesos más esbeltos y eficientes. Ahora imaginen que en esa cadena de producción todos los empleados en vez de funcionar como robots puedan utilizar sus capacidades e interrumpir un proceso, corregir el error y volver a echar a andar el proceso sin tener que verificar esto con un supervisor. Se necesita una visión muy clara y un liderazgo excepcional.

No tengamos miedo a equivocarnos, es algo inevitable y mientras más abiertos estemos a aceptar nuestros errores, más fácilmente los vamos a corregir y aprender de ellos. El error nos mejora y la creatividad amplía nuestras posibilidades. Juntos no funcionan pero separados hacen maravillas.

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue