My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

7 secretos del dinero para emprender con éxito

Las buenas ideas abundan por todas partes y están destinadas a morir, si no tienes una mentalidad emprendedora.
7 secretos del dinero para emprender con éxito
Crédito: Depositphotos.com

Uno de los principales objetivos de crear un negocio está relacionado con la generación de riqueza: para el entorno, para la sociedad y para el dueño de negocio.

La generación de riqueza está relacionada con el dinero y su correcto manejo. Muchos emprendedores inician su negocio como operadores o técnicos y nunca profundizan en el manejo del dinero. Eso hace que sus negocios permanezcan pequeños o no sobrevivan a lo largo del tiempo.

Es por eso que decidí escribir este artículo titulado “7 secretos del dinero para emprender con éxito”:

1. Mentalidad Emprendedora

Muchas personas piensan que lo único que necesitan para emprender es una buena idea. Lamentablemente no es así, las buenas ideas abundan por todas partes y están destinadas a morir, si no tienes una mentalidad emprendedora.

Crear un nuevo negocio requiere de trabajo duro, de alta tolerancia a la frustración, de estar dispuesto a continuar cuando parece que todo está perdido, de implementación, implementación y más implementación. Pero sobre todo, requiere de una obsesión por alcanzar tus sueños, más que una obsesión por generar dinero.

Si buscas el dinero disminuirán tus probabilidades de éxito, (porque al inicio no lo tendrás). Si buscas transformar la vida de las personas y hacer un cambio en el planeta el dinero llegará como consecuencia.

Así que, ¿tienes o no una mentalidad emprendedora?   

2. Modelo de Negocio Viable

La mayoría de las personas que inician un negocio se obsesionan con su marca y su producto, este es uno de los errores más comunes que veo en los emprendedores. Tu marca y tu producto no valen nada, a menos demuestren que son capaces de generar dinero.

  • Primero: necesitas asegurarte que alguien está dispuesto a comprar tu producto / servicio. Describe quién sería tu cliente de valor, acércate a personas que cumplan con las características y comprueba si están dispuestos a comprar.
  • Segundo: necesitas desarrollar tu modelo de negocio, es decir, saber cómo interconectar todas las partes de tu negocio. Necesitas saber cómo vas a atraer prospectos, cómo los vas a convertir en clientes, cómo vas a producir y entregar tu producto o servicio, cómo vas a cobrar y cómo vas a pagar. Cuando lo tengas armado te darás cuenta que tu modelo requiere de dinero para funcionar. Esos son tus costos y tus gastos.
  • Tercero: necesitas realizar tus estados financieros o tus números y asegurarte de que tu negocio es rentable y escalable. La rentabilidad la encuentras cuando calculas tus ventas menos tus costos y menos tus gastos. La escalabilidad cuando validas que existen muchas personas que cumplen con las características de tu cliente de valor, que puedes atenderlos a través de tu modelo de negocio y que tienes el dinero suficiente para iniciarlo y mantenerlo.

Si cumples estos tres puntos, podríamos decir que tu negocio es viable. Si te das cuenta que no lo es, puedes ajustar tu modelo de negocio siempre y cuando valides que alguien está dispuesto a comprar lo que tú ofreces.

3. Austeridad Absoluta

Uno de los errores que se cometen cuando inician su negocio es que compran y gastan de más. Buscan la mejor computadora, las mejores oficinas, el mejor carro o utilizan su dinero en cosas que no están directamente relacionadas con la generación de ventas.

Un principio que maneja Carlos Slim que te recomiendo ampliamente se llama Austeridad Absoluta. Cuando compres algo asegúrate que está directamente relacionado con la generación de ventas.

Si necesitas una computadora pregúntate que computadora cumple con tus necesidades básicas (no cual cumple con las necesidades de tu ego). Y pregúntate también ¿si compro una computadora más cara esto hará que incrementen mis ventas?

4. Flujo de Efectivo

El flujo de efectivo es la gasolina que mueve los negocios. Muchos negocios que son sumamente rentables (es decir, que generan utilidad), mueren porque el emprendedor o dueño de negocio no supo manejar su flujo de efectivo.

Existen tres palancas que te recomiendo para manejar bien tu flujo de efectivo:

  • La primera: cobra antes y paga después. De esta manera podrás financiar tu negocio con el dinero de tus clientes, en lugar de que te conviertas en su banco.
  • La segunda: maneja inventarios bajos. Uno de los lugares donde tu dinero se queda parado es en los inventarios, si los tienes en exceso. Procura no ceder ante la tentación de comprar un volumen demasiado alto a cambio de un descuento.
  • La tercera: reserva de protección. Procura tener suficiente dinero de respaldo para pagar de uno a dos meses de negocio. Siempre hay vacas gordas y vacas flacas. Cuando no tienes dinero para pagar la operación en las vacas flacas, un negocio rentable termina quebrando.

5. Reinvertir tus Ganancias

Una de las tentaciones del emprendedor es gastarse sus ganancias en cuanto llegan. Mi sugerencia es reinviértelas en el mismo negocio. Puedes usarlas para atraer más prospectos con marketing y ventas, o para hacer más eficiente tu operación y disminuir tus costos y gastos.

¿Hasta cuándo debes de reinvertir tus ganancias? Hasta que hayas alcanzado una buena masa crítica y que el negocio pueda operar aun sin ti.

6. Planea tu Transición

Una de las preguntas que más me hacen es: ¿cuándo es momento adecuado para dejar mi trabajo y dedicarme de lleno a mi negocio?

La respuesta es cuando tu negocio sea capaz de generar suficiente dinero (de manera consistente y constante) para sustituir el sueldo que te genera tu trabajo.

Es importante planear la transición con metas y objetivos claros. De tal manera que digas: enbseis meses el negocio me debe de dejar esta cantidad de dinero. Cuando llegue a esta cantidad de dinero dejaré mi trabajo. Así sabrás en dónde enfocarte y cuándo ocurrirá la transición.

Y sé que muchos emprendedores son kamikazes y están dispuestos a renunciar en este momento.

¿Lo puedes hacer y lograrlo con éxito? Claro que sí. Sin embargo, si quieres evitar o disminuir el impacto del traumatismo ocasionado por el emprendimiento y las crisis emocionales, te recomiendo planear tu transición.

7. Aprendizaje Continuo

Esta parte es esencial para cualquier emprendedor. Necesitas estar dispuesto a aprender continuamente si quieres ser exitoso. Si no te gusta aprender, tal vez el emprendimiento no sea para ti porque en poco tiempo te volverás obsoleto y el negocio terminará por fracasar.

Ahora, existe un tipo de educación para cada propósito.

  1. Si lo que quieres es aprender a ser un mejor colaborador en una empresa necesitas considerar la educación académica (como maestrías, diplomados, especialidades). 
  2. Si lo que quieres es aprender cómo generar mejores resultados en tu negocio, lo que necesitas es educación enfocada (como conferencias, seminarios, talleres).

La diferencia entre las dos es que la primera te da mucha teoría (y requiere mucho tiempo) y te enseña a manejar el negocio de alguien más y la segunda te enseña principios implementables (en poco el tiempo) y te enseña a manejar tu negocio.

¿Qué es lo primero que te recomiendo aprender? A manejar tu dinero. A manejar tus finanzas personales.

El dinero del negocio es un reflejo de cómo manejas tu dinero. Si aprendes a hacerlo, lograras que tu negocio genere resultados sostenibles.