Hide this Looking for English Content? Click here

El intrapreneur latinoamericano que conquistó a George Soros

Patricio Fuks es un empresario argentino que no le teme al cambio y está dispuesto a liderar los próximos negocios disruptivos en Latinoamérica. Georges Soros ya se ha interesado en sus proyectos y ahora es su socio.
El intrapreneur latinoamericano que conquistó a George Soros
Crédito: Cortesía WeWork
  • ---Shares

A sus 22 años de edad, el argentino Patricio Fuks tenía su propia agencia de publicidad y ya había acariciado el éxito profesional con su compañía. Premios y contratos con grandes marcas descrbían sus logros, pero no imaginaba que la quiebra lo acechaba. En 2001, la crisis económica estalló en Argentina y su negocio cerró.

En el pasado, el joven empresario había formado parte del personal de un hotel en áreas como recepción, marketing, y ventas, y la única esperanza que le reconfortaba en aquel momento álgido de su vida era tener su propio hotel. Sin embargo, no tenía los recursos para adquirir un inmueble, mientras que las personas se reunían en las calles para protestar por la situación económica del país sudamericano. Todo parecía perdido.

Patricio leyó la vida de Conrad Hilton, fundador de la cadena hotelera que lleva su apellido, y se dio cuenta que el famoso empresario comenzó rentando hoteles, ya que no tenía dinero para comprarlos.

“Dije: ¡qué buena idea! Y salí a buscar un hotel a Buenos Aires y logré alquilar uno de 100 cuartos y le cambié el nombre y comencé a alquilar un montón de hoteles”, dice en entrevista Patricio Fuks, presidente fundador de Fën Hoteles y director general de WeWork en América Latina.

El plan de negocio incluía una tarifa de 15 dólares por habitación, mientras que en el pasado costaba un cuarto 180 dólares en las mismas instalaciones. La crisis argentina había hecho florecer un nuevo negocio entre el sonido de las cacerolas por las calles de Argentina.

Adquisición y construcción de inmuebles fueron los siguientes pasos en la vida del joven empresario. La compañía cuenta con 35 hoteles en Latinoamérica, con una capacidad de 300 habitaciones cada uno.

“Nosotros tenemos el 40% del mercado en Uruguay, en Paraguay y somos la mayor cadena en Argentina. Tenemos presencia en Perú, Costa Rica y Nueva York”, dice Fuks.

El éxito de este empresario argentino ha traspasado las fronteras de la región. En 2015, George Soros, presidente de Soros Fund Management y multimillonario estadounidense, se sentó frente a Patricio para negociar y adquirir una participación de 10% de Fën Hoteles.

Ese mismo año, Soros, número 19 de la lista de multimillonarios de Forbes, invirtió 300 millones de dólares (mdd) en la expansión de la cadena de hoteles en la región, capital suficiente para construir 5,000 habitaciones.

“Cuando uno hace lo que uno quiere, el mundo conspira para que las cosas pasen”, dice el empresario.

Hoy, Patricio Fuks no solo es socio de uno de los hombres más influyentes en los negocios, también se ha ganado la confianza de WeWork, firma valuada en 16,000 mdd, para dirigir la estrategia de crecimiento de la firma por Latinoamérica.

Nuevos negocios

Poco tiempo de haber cerrado su negocio con George Soros, Patricio viajó a Nueva York para dar una charla frente a los emprendedores. Ahí conoció a un hombre que le ha entregado un nuevo reto. Su nombre es Adam Neuman y es fundador de WeWork.

WeWork es una empresa que se encarga de habilitar y ofrecer espacios de trabajo para diferentes empresas y profesionales, tendencia conocida en inglés como coworking (trabajo colaborativo).

Adam lo invitó a colaborar con su empresa y, al final, tomó la decisión de aceptar el liderazgo en América Latina para demostrar que la firma no tiene un techo establecido que limite su crecimiento.

“WeWork está haciendo algo que no había hecho nadie y está cambiando la forma cómo trabaja la gente… El éxito que está teniendo es impresionante”, explica Fuks.

En la actualidad, la firma tiene presencia en Estados Unidos, Australia, Canadá, India, China, Hong Kong, Francia, Reino Unido, Israel, Corea del Sur, México y Argentina, por mencionar algunos países.

La firma cuenta con contratos firmados en países como Colombia y Perú, pero todo depende del funcionamiento de México, región que el ahora ejecutivo de WeWork considera esencial para crecer.

La empresa compite en la Ciudad de México con Centraal, Punto, Cowork y el 3er espacio, por mencionar algunas.

WeWork presta mucha atención al comportamiento de las personas al interior de las empresas para conocer los lugares en donde permanecen más tiempo, lo que se toma en cuenta para el diseño de las oficinas.

Microsoft y Endeavor ya ocupan espacios en las instalaciones realizadas por WeWork, mientras que nuevas organizaciones firman nuevos contratos.

La empresa ofrece membresías desde 3,950 pesos hasta 6,150 para contar con una oficina privada al mes.

“México tiene un potencial que es increíble… Siempre he dicho que México es la puerta hacia Latinoamérica y si uno logra consolidarse aquí, es mucho más sencillo penetrar en toda la región”, asegura Patricio.

Oportunidades

Patricio no cuenta con el título de una carrera universitaria, ya que su elección fue la de entregarse por completo a los negocios. Hijo de una psicóloga y un padre con estudios de Ingeniería y Arquitectura no tiene una línea profesional que defina sus pasos.

“Un psicólogo me dijo que si uno agarra algo de sus padres y les impone la impronta de uno mismo es casi imposible que fracase”, comenta Fuks, quien cree que no hay que tener una idea perfecta, pero sí una idea para avanzar.

Fuks no niega el interés de WeWork de llegar a cada rincón de América Latina. Confiar en la gente y formar equipos es la clave del éxito que ha encontrado el empresario argentino en la cadena de hoteles que preside y en su encargo al frente de la operación de WeWork.

Hace casi un año y medio, Patricio Fuks y Georges Soros negociaban en Estados Unidos, pero el sudamericano se ha dado cuenta de que el mundo cambió junto con sus negocios. Ahora los emprendedores generan nuevas compañías y no hay que temer al cambio.

“Siempre hay muchos obstáculos y problemas. Cuando comienzas siempre te van a decir que estás loco”, dice.

Patricio es un hombre que ama los retos y ha descubierto una fascinación por levantarse todos los días e intentar hacer un cambio en los negocios. “La vida es para eso.”

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.