My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue

Cómo mejorar tu inglés con Netflix, mapas mentales y otras herramientas

No se trata de sentarte una tarde a grabar en tu cerebro todo lo que en años no estudiaste…
Cómo mejorar tu inglés con Netflix, mapas mentales y otras herramientas
Crédito: Depositphotos.com

Escrito originalmente para Cultura Colectiva

Por Olympia Villagrán   

Desde encontrar al amor de tu vida hasta salvarte de un accidente, es lo que podrías arruinar al no usar las palabras correctas hablando un idioma que no es le tuyo. Hablar otra lengua es complicado pero no imposible, y además es necesario para tu desarrollo personal y, obviamente, profesional. Spanglish es la mejor película para ejemplificar cómo no dominar –o por lo menos conocer– otro lenguaje. En esta comedia, además de la complicada situación entre los protagonistas –Flor y John–, no hablar el mismo idioma se convirtió en un desesperante juego de mímica, gritos y malentendidos.

Adam Sandler y Paz Vega pudieron haber tenido un romance perfecto si no hubiera sido porque jamás se entendieron, literalmente. Si tú ya tienes algún conocimiento del inglés, te será muy fácil reforzar lo aprendido a través de algunas recomendaciones para ampliar, memorizar y perfeccionar tu vocabulario. Por otra parte, debes entender que no se trata de sentarte una tarde a grabar en tu cerebro todo lo que en meses no estudiaste, sino de estar dispuesto a tener paciencia y constancia para lograr mejorar poco a poco.

20. Usa distintos métodos de memorización como la mnemotecnia: atajos mentales para recordar palabras o conceptos.

19. Utiliza la asociación entre palabras para recordar cómo se escriben o pronuncian todas éstas; forma acrónimos o canciones.

18. Realiza conexiones creativas y útiles entre el español y el inglés; entre más relaciones ambos idiomas, más fácil te será aumentar tu vocabulario.

17. Forma tu propio entrono de aprendizaje; cuando viajas es más fácil aprender otro idioma porque todo el tiempo te rodeas de él, haz lo mismo empleando distintos recursos como podcasts o canciones en inglés.

16. Lee mucho en inglés y subraya todo lo que no comprendas, después busca el significado de esas palabras y vuelve a leer el texto para asociarlas con un contexto.

15. Configura tus gadgets en el idioma que quieres aprender para familiarizarte con él de manera “cotidiana”.

14. Si prefieres hacer listas de todo el vocabulario nuevo, trata de poner cada palabra en un contexto específico; haz oraciones con dos o más de ellas en lugar de enlsitarlas al azar.

13. Traduce tus frases o poemas cortos preferidos al inglés; nunca olvidarás esas palabras porque tienen un significado especial para ti.

12. Haz dibujos sencillos para recordar las palabras que más se te dificulten.

11. Ve todas tus películas, series y programas de televisión de Netflix en inglés; cuando te sientas más preparado quita todos los subtítulos para acostumbrar a tu cerebro a pensar en inglés.

10. Cómprate un diccionario de bolsillo y llévalo siempre contigo.

9. En tus ratos libres haz mapas mentales con antónimos y sinónimos; estas estructuras te ayudarán a memorizar la información de inmediato.

8. Para mejorar tu nivel de aprendizaje evita traducir cada palabra al español, en su lugar define cada término con otras palabras en inglés.

7. Encuentra las mejores herramientas para ti; no todos aprenden o memorizan a través de los mismos métodos.

6. Crea tu propio material de trabajo; usa fichas bibliográficas, descarga aplicaciones, compra juegos de mesa en inglés, colecciona post-its con frases típicas para los angloparlantes, etcétera.

5. Sé constante y paciente; no bastará con sentarte a ver una película subtitulada una vez a la semana, debes practicar varias veces para mantener tus conocimientos frescos.

4. Si eres una persona desorganizada, pon alarmas en tu celular para recordar que es hora de comenzar la lección de inglés.

3. Céntrate en aprender y memorizar las palabras más útiles de acuerdo a tus necesidades o a tu profesión.

2. Date recesos entre lecciones; querer aprender todo el mismo día sólo hará que tu cerebro colapse y no memorice nada de manera profunda.

1. Si puedes hacer todo esto en equipo será mucho más divertido y dinámico; pídele a tu mejor amigo o a tu pareja que te hagan una especie de examen y te apliquen un castigo gracioso cada que te equivoques.

Escrito originalmente para Cultura Colectiva