Hide this Looking for English Content? Click here

Bar sin alcohol

Bar sin alcohol
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
¿Por qué?

Alcohol y volante parecen ser una sociedad destinada a ocasionar siempre un trágico fin: la muerte. Según estadísticas que publica la revista Observatorio de Alcohol, Tabaco y Otras drogas de la SSA, un tercio de los accidentes viales que ocurren en el Estado de México está relacionado con el alcohol. Las principales víctimas son los jóvenes (23% de las defunciones provocadas por conductores alcoholizados afecta a jóvenes de entre 15 y 24 años de edad). Mientras que en términos nacionales 15 mil jóvenes mueren cada año a causa del alcohol.

Este es en verdad, un tema grave que provoca la alerta de todos. Por un lado, los gobiernos de gran parte del mundo intentan controlar y prevenir los accidentes de este tipo a través de pruebas como el alcoholímetro e imponiendo multas a quienes conducen bajo los efectos del alcohol. En el DF, más de 9 mil automovilistas han sido sancionados en lo que va de 2009 por dar positivo en este tipo de test que aplica la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) todos los fines de semana.

La preocupación también alcanza a los automovilistas que durante los días festivos salen a disfrutar de una fiesta o un momento de diversión en los bares y centros nocturnos. Dos son los motivos que genera la preocupación entre ellos: primero, las altas cifras de accidentados que asusta a cualquiera, y no desearían pasar a engrosar la lista de mal afortunados; y segundo, el fuerte control de policías y los precios de las multas que es otro punto que alarma a muchos de los jóvenes que desearían gastar esas sumas de dinero en otro tipo de cosas, como la misma fiesta.

Es así como muchas personas motivadas por la prudencia se ven obligados a dejar su automóvil en casa y tomar un taxi u otro medio de transporte cuando van a un bar en busca de una conversación acompañada con tragos.

Ante este escenario, surge la necesidad en muchos de buscar una opción para la difícil combinación entre alcohol, manejo y entretención sin resaca “post fiesta”. Atentos a esta necesidad surgieron los denominados bares sin alcohol en Europa, vinculados con las fiestas electrónicas, y ahora en México con restaurante incluido. En nuestro país, estos espacios se definen como un ambiente que no pretende la rehabilitación de alcohólicos, pero si representa una alternativa para que se puedan sentir en el ambiente de cantina salvo que completamente alejados de los efectos nocivos del licor.

Estos bares también son una opción de entretención nocturna para ex alcohólicos o en vías de rehabilitación y para la gente que no bebe alcohol por decisión propia, o por prescripción u obligación.

¿Cómo?
Desde el 2005 funciona el primer bar sin alcohol de México. Su nombre es Barsin y está en el corazón del Distrito Federal.

La gracia de estos locales es que no ofrecen sólo jugos como alternativa, sino que entregan una completa carta de tragos sucedáneos que poseen el mismo sabor de los originales pero sin alcohol.

Venden sucedáneos de whisky, tequila o ron. Estas son bebidas elaboradas con la misma materia prima pero sin el proceso de la fermentación. El tequila es también una bebida de agave, el whisky es una bebida de melaza de cebada que no está destilada, ambos saben pero no pegan.

Algunos de los tragos que se pueden encontrar en Barsin son el Marcianito limón, que se prepara con whisin (nombre del sucedáneo del whisky), menta, limón y refresco. O El preferido del sub, con ronsin, lima, menta, plátano y refresco. Está también Tentación, con whisin, maracuyá y refresco. Y las cervezas en su modalidad de oscura y clara. Todas las bebidas cuestan $35 y su esencia es de importación, menos el sucesor del tequila, que es nacional.

Cabe destacar que las bebidas que expenden son consideradas de coctelería y no alcohólica según la Secretaría de Salud, pues contienen menos de 2 grados de licor. Esto te ahorrará pagar y tramitar una patente de expendio de alcohol que siempre ha sido requisito para abrir un bar.

Ejemplos de éxito

En México:
El BarSin
http://www.elbarsin.com.mx/