Hide this Looking for English Content? Click here

Recolectores de agua de lluvia para azoteas

Recolectores de agua de lluvia para azoteas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
¿Por qué?
Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revelan que cada año caen sobre la Ciudad de México un promedio de 743 litros de agua de lluvia por metro cuadrado. Con una superficie de 1,485Km2, el DF recibe más de 1.1 billones de litros de agua al año, lo que equivale a más de 340 litros diarios por habitante.

El agua que cae sobre las azoteas de casas y edificios está libre de los contaminantes que se encuentran sobre las calles como aceites, basura, bacterias y toda clase de desperdicios orgánicos e inorgánicos que hacen que su posterior tratamiento se vuelva mucho más complejo y caro.

Actualmente en la capital mexicana se viven momentos de escasez de agua y si no se toman medidas de inmediato, este problema alcanzará dimensiones extraordinarias en pocos años. Además, los métodos para el tratamiento de aguas grises y negras consumen enormes cantidades de energía. Mucho de esto puede evitarse si se capta el agua antes de llegar al drenaje.

El agua de lluvia es un recurso desaprovechado, especialmente en muchos países emergentes, donde el agua potable es escasa. Pero pensar en la recuperación de esta agua se convierte en una oportunidad para remediar en gran medida el desabasto del vital elemento que sufren sus habitantes.

El agua de lluvia puede incluso ser tratada para consumo humano mediante un proceso de filtración simple. Es un dato que el creciente mercado ecológico, en busca de la sustentabilidad energética, ha explotado para encontrar en los techos y azoteas un medio para la recolección del vital líquido.

¿Cómo?
Si bien el desarrollo de recolectores de agua para las azoteas es una tendencia emergente, en el mercado podemos encontrar varios tipos de diseños con este objetivo.

En México un novedoso ejemplo es la denominada "Azotea Verde", construida por Econstrucción. La empresa dice que su artefacto tiene el potencial de recuperar y filtrar hasta el 60% del agua de lluvia y puede utilizarse sin tratamiento posterior para realizar diversas actividades del hogar, como lavar trastes, regar plantas o bañarse.

Los distintos componentes que componen el sistema filtran el agua y una capa plástica de recuperación instalada sobre el impermeabilizante guía el agua hacia cisternas o contenedores.

Otro ejemplo interesante es el de la empresa estadounidense Rain Drops. De apariencia muy sencilla, este permite que las personas adapten las botellas de plástico corrientes a un sistema de alcantarilla existente para recoger el agua de lluvia. Esta cualidad que la hace el almacenamiento mucho más barato.

Cualquiera sea el tipo de diseño que escojas para comecializar, debes saber que en todos la recogida de agua consta de tres componentes principales: un área de captación (por lo general, un tejado), un sistema de alcantarilla y un área de almacenamiento de agua.

Dichos sistemas necesitan arenas y minerales para el proceso de filtrado. El único ingrediente no natural que se requiere para potabilizarla, son unas gotas de cloro, el que se elimina con el uso de carbón durante el proceso de filtración.

Ejemplos de éxito

En México:
Econstruccion
http://www.econstruccion.com.mx

En EEUU:
RainDrops Cisterns
http://www.raindropscisterns.com
OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.