Hide this Looking for English Content? Click here

Restaurante para bebés

Restaurante para bebés
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
 

¿Por qué?
De acuerdo con cifras del sector Salud, en México nacen alrededor de 4 niños por minuto, lo que, aparte de aumentar enormemente la población de nuestro país, también engrosa un segmento (de aproximadamente 10 millones de mexicanos, de 0 a 4 años) que puede traducirse en numerosas oportunidades para hacer negocio.

Más aún si a esto agregamos que, durante los primeros meses y años de vida de los bebés, su alimentación es un tema complejo para los padres, sobretodo para aquellos que trabajan, ya que por un lado está su preocupación por la salud de sus hijos, pero por el otro está la falta de tiempo -por su actividad laboral- para cuidar de ésta.

Otro factor influyente en este escenario es que hay estudios -como el realizado por el Centro de Asistencia Primaria de Amadeu Torner de L’Hospitalet de Llobregat (en Francia)- que indican que los alimentos envasados son 40% menos nutritivos que una papilla recién elaborada en casa con productos frescos y naturales.

Además, no olvidemos que para los padres, compartir con sus hijos esta etapa es algo especial. Entonces, abrir un restaurante dedicado a ofrecer comida para los pequeños es una perfecta solución que les puede ayudar a ahorrar tiempo en la preparación de los alimentos sanos y pasar un buen y grato momento en compañía de sus pequeños.

¿Cómo?
El objetivo de esta idea es desarrollar un local especializado en la preparación de alimentos frescos y orgánicos especialmente preparados para los bebés.

Como uno de los principales valores demandados por los padres es el cuidado por la salud de sus bebés, es esencial que las papillas que se encuentren en tu negocio se ofrezcan al momento y utilices alimentos totalmente frescos y naturales, mejor si están certificados como tales. De este modo, generarás mayor confianza para tus clientes.

Además, es importante que sepas que en este tipo de restaurantes, los diferentes menús que ofrezcas deben estar determinados por las distintas etapas del desarrollo de los bebés. Como sabemos, las necesidades nutricionales y el desarrollo del aparato digestivo de los pequeños condicionan los tipos de papillas que los niños pueden disfrutar.

Te sugerimos dividir tu oferta según tres segmentos de clientes: de 6 a 8 meses, de 8 a 12 meses, y desde un año en adelante. Cada grupo de papillas presenta una textura diferente y adecuada a la capacidad de masticación de los bebés.

Ejemplo de éxito:

En Estados Unidos:
Pomme Bébé
http://www.pommebebe.com/

 
OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.