Hide this Looking for English Content? Click here

Castells para empresas

Castells para empresas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
 

¿Por qué?
El castell o "torre humana" es un símbolo de la cultura catalana. Por más de cinco siglos esta práctica ha sido la tradición más importante y activa que se ha encargado de reproducir, de manera natural, valores esenciales como la confianza, el trabajo en equipo, la solidaridad, la empatía, el valor y el liderazgo asociativo.

Este notable ejercicio fue redescubierto hace pocos años por un grupo de extranjeros que, al vivir la experiencia, encontraron en ésta una atractiva herramienta turística. Pero más importante aún, le agregaron la reflexión suficiente como para descubrir en ella un interesante método de adiestramiento empresarial.

Los catells son ideales para hacer que tus empleados mejoren sus relaciones y aprendan a trabajar en equipo, ya que, levantando castillos, se fomenta la confianza y el compromiso, y se rompe el hielo entre los mismos colegas en el trabajo.

Los especialistas señalan que un castell es un ejemplo ideal de cómo tendría que funcionar una organización, puesto que las empresas necesitan equipos multidisciplinarios, formados por gente muy preparada pero sobre todo con capacidad de trabajo en sociedad.

Para formar un castell no se requiere de destreza física, todos pueden participar con la debida preparación, técnica, voluntad, fuerza, equilibrio y sobre todo sentido de equipo. Es un regreso a la vieja idea del "todos para uno y uno para todos", permitiendo que muchas personas se pongan de acuerdo para hacer algo extraordinario entre todos.

¿Cómo?
Este negocio consiste en entregar un servicio de talleres para empresas, donde la práctica "castellera" sea la herramienta protagonista.

En esos talleres, el ejercicio podría estar dividido en 3 partes (las tres partes de un castillo) en las que se deben realizar varios ejercicios que sirven para ayudar a desarrollar valores clave en el trabajo en equipo (comunicación, confianza, compromiso, concentración, y complementariedad) y en las que se puede sentir la alegría de realizar una rutina diferente y poco común, en sociedad con nuestros compañeros.

En los castells participan personas de todas las edades, de todas las condiciones físicas, de todos los tamaños y de todos los oficios, cada uno de ellos entregando un aporte de acuerdo a la necesidad y sus posibilidades, que se organizan con precisión y destreza para armar torres que desafían muchos paradigmas.

Esta actividad es un espacio privilegiado para la integración y la convivencia, en ella surgen lazos de confianza y respeto, se aprende a cooperar en la diversidad.

Ejemplo de éxito:

En España:
Team Towers
http://www.teamtowers.com/

El Molí Tours
http://www.elmolitours.com/esp/page17/page20/page20.html