Alquiler de ropa para bebés

Alquiler de ropa para bebés
Crédito: Depositphotos.com
 

¿Por qué?
La ropa del bebé representa uno de los principales gastos que deben realizar los padres durante la crianza de sus hijos. Ésta supone una gran inversión que no es posible evadir, porque junto con la comida, el abrigo es una necesidad vital para el cuidado de sus pequeños.

El mayor problema es que es la utilidad de las prendas en un bebé es muy perecedera, puesto que los cambios que experimentan en sus primeros años de vida son realmente rápidos y notorios.

Durante el primer año de vida, un bebé aumenta su peso en más de un 300% en relación al registrado al momento del parto. Respecto a su estatura, el alza también es considerable, pues el tamaño promedio de un recién nacido es de unos 47 centímetros, el que, al finalizar los primeros 12 meses, puede llegar hasta los 75 cm, lo que representa cerca de un 60% de aumento.

Todos esos constantes cambios físicos, ocasionan que la ropa comprada por los padres rápidamente quede pequeña para sus niños. Y si a esta situación le agregamos los típicos cambios estacionales del clima, los periodos de utilización se acortan aún más.
Resulta casi irónico ver que las prendas que han resultado un enorme gasto, en escasos meses, quedan inusables y casi intactas, porque el tiempo alcanza para muy pocos usos. Peor aún, es el hecho de que es una situación que los progenitores ven repetida varias veces durante el primer periodo de vida de sus hijos.

Atentos a esta realidad que afecta a padres de todas las latitudes del mundo, algunos intrépidos emprendedores crearon un nuevo nicho de mercado a través del alquiler de ropa para bebés. Por ejemplo, en Alemania, este servicio ya lleva cuatro años de buenos resultados e invertir en México puede ser mucho más interesante, si se considera que se tiene una cifra de natalidad (4 niños por minuto) mucho más alta que los países del viejo continente.

¿Cómo?
El objetivo de este negocio es ofrecer un servicio de alquiler periódico de ropa para bebés. Este servicio lo puedes entregar con un local y a domicilio, con pedidos telefónicos y online.

Tu ventaja estará en ofrecer un servicio de asistencia permanente en el tema del vestuario de los primeros meses. Por lo tanto, debes asegurarte de estrechar relaciones con tus clientes, incluso durante el embarazo, con el objetivo de entregar tu servicio desde el momento del parto. De esta manera, tus clientes deberán poder elegir las primeras prendas unos días antes del nacimiento y recibirlas en la clínica -u hospital- el mismo día de la llegada del bebé.

El sistema general debe ser bastante simple: los clientes escogen las piezas que deseen para sus pequeños y las reciben en forma periódica. Luego, cuando la ropa le queda pequeña al niño, la devuelven y hacen otro pedido adecuado a la nueva talla.

Puedes cobrar este servicio en forma mensual y fija, con variaciones según el tipo de paquete que solicite el usuario.

Es muy importante que ofrezcas ropa de la mejor calidad posible. Para este tipo de prendas, el algodón orgánico es uno de los más recomendados. Pero, atención, que en este singular servicio también será vital que garantices y demuestres la completa higiene y buen estado de las prendas que rentas. No olvides que los padres saben que son usadas y les preocupa en demasía la salud de sus bebés.

Ejemplo de éxito

En Alemania:
Lütte-Leihen
www.luette-leihen.de
My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue