Hide this Looking for English Content? Click here

Clases de Doga

Clases de Doga
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
¿Por qué?
Se dice que el perro es el mejor amigo del hombre. Pero en la práctica esta frase va más allá. Según estadísticas oficiales, más de 4.5 millones de caninos viven en los hogares mexicanos. Tan sólo en el Distrito Federal, de acuerdo con la Secretaría de Salud local, se calcula que hay un perro por cada siete personas, es decir, 1.2 millones. Todo esto nos coloca como el país con mayor población de perros y gatos en Latinoamérica.

Además, muchas de estas mascotas son tratadas como verdaderos reyes, pues sus dueños –la mayoría gente soltera en edad productiva y matrimonios jóvenes– no escatiman en gastar en alimento (de línea y hasta gourmet), juguetes, ropa, accesorios e incluso, servicios de belleza, paseos, hotel, spa, etc. A esta interminable lista hay que sumarle una nueva amenidad: doga, un término que fusiona las palabras dog (perro en inglés) y yoga, también llamado yoga con tu perro.

Esta práctica surgió en Estados Unidos como una opción para los dueños que buscan aprovechar el tiempo al máximo en compañía de su mascota mientras disfrutan de hacer ejercicio. De este modo, ambos se ayudan mutuamente a completar las rutinas.

¿Cómo?
Tienes dos opciones para emprender: ya sea montar un centro de yoga –de preferencia cerca de zonas habitacionales y oficinas, como en Polanco, Roma o Condesa en la Ciudad de México– de unos 60 metros cuadrados para impartir clases en un horario amplio; o bien, con una inversión menor, impartir sesiones a domicilio o en lugares públicos como parques y centros recreativos.

Respecto a la capacitación, debes apoyarte en instructores con experiencia y yoga más entrenadores caninos pues se trata de una disciplina novedosa en México. La ventaja es que si decides emprender este negocio es que serás de los primeros y eso podría garantizarte un buen número de clientes.

Hay diferentes opciones para darte a conocer: hacer recorridos por parques y calles para presentar tu oferta directamente a los dueños que paseen con sus perros, establecer alianzas con veterinarias y tiendas para mascotas y, por supuesto, no olvides montar un sitio Web y tener presencia activa en redes sociales.

Ejemplo de éxito

Reino Unido
Mahny Djahang
www.dogamahny.co.uk