Clases de cocina con soya

¿Por qué?

Este alimento es originario de Asia y se trata de la oleaginosa de mayor importancia en el mundo debido a los volúmenes comercializados como semilla y por los importantes subproductos que se obtienen. Entre los valores nutrimentales que ofrece destaca que su semilla, la cual es rica en proteínas y en aceites; de hecho, en algunas variedades mejoradas presenta hasta el 42% de proteína y el 22% en aceite, respecto a su peso seco.

Por su parte, México es considerado el cuarto importador de soya a nivel mundial, sólo después de China, la Unión Europea y Japón. Las importaciones de México equivalen a 4.5% de la soya que se comercializa a nivel global, con un volumen anual de más de 3.5 millones de toneladas, destinando el 98% al sector pecuario, ya que la producción nacional es menor a su consumo (que va en constante ascenso).

Precisamente cuando un producto, en este caso un alimento, se vuelve popular en el mercado, abre la puerta a nuevas oportunidades de negocios.

¿Cómo?

Una forma de satisfacer la creciente demanda de soya es a través de clases de cocina a base de esta planta. La ventaja es que el público potencial es amplio: desde amas de casa preocupados por preparar alimentos saludables para su familia, hasta solteros o parejas jóvenes que traen un nuevo chip integrado (el cual les dicta que hay que preferir platillos naturales, nutritivos y, por supuesto, sabrosos).

Tu principal insumo para emprender con este modelo de negocios es tener gusto y habilidades para la cocina. Pero también debes invertir en cursos de capacitación y diplomados especializados en la elaboración de platillos hechos a base de soya; desde una ensalada hasta hamburguesas, albóndigas o carnitas. Conforme te vas adentrando a este mundo, descubrirás que la variedad de platillos es infinita.

Otra ventaja es que puedes operar desde casa. Para ello acondiciona una cocina amplia, con mesa de trabajo y utensilios profesionales, considerando una inversión de hasta $100,000. Además, es importante conseguir proveedores de insumos de primera.

Comienza promocionando tus clases entre conocidos, amigos y familiares. Para que después ellos te recomienden entre sus respectivos círculos sociales. O emprende una campaña por medio de redes sociales. Y contempla la venta de platillos ya elaborados o servicio de catering como fuentes adicionales de ingresos.

Ejemplo de éxito

En Australia

Healthy Soy Cooking

www.healthysoycooking.com
My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue