Hide this Looking for English Content? Click here

Escuela de ciclismo de verano

Escuela de ciclismo de verano
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
¿Por qué?

En el mundo se fabrican más de 100 millones de bicicletas cada año; es decir, tres veces más que el número de automóviles. Tan sólo en países desarrollados como Canadá, Alemania y Holanda, así como en China, son consideradas como un medio de transporte, por lo que se les da la misma prioridad en la planeación y desarrollo de la infraestructura vial que a autobuses y vehículos, de acuerdo con el Comité Pro-bici.

Por su parte, en México el uso de la bicicleta se ha popularizado gracias a iniciativas como Ecobici en el Distrito Federal. Además, representa una alternativa ecológica de movilidad. Por ejemplo: en 4.2 millones de viajes que hizo Ecobici en la fase 1 se dejaron de emitir 376 toneladas de CO2, equivalentes a plantar 1,128 árboles y se ahorraron US$3.1 millones en productividad.

Considerando todo esto, se puede concluir que el uso de la bici ya no sólo debe verse como un pasatiempo o entretenimiento de fin de semana, también se está convirtiendo en una opción de transporte cotidiano, sobre todo, para las nuevas generaciones.

¿Cómo?

Aprovecha que millones de niños concluyen su ciclo escolar a mediados de julio de cada año para abrir una escuela de ciclismo de verano. El objetivo es tanto enseñar a tus alumnos a dominar las artes básicas de las bicicletas (equilibrio, frenado, obstáculos, etc.) como ofrecer una opción de entretenimiento durante los días de descanso de ellos.

Para ello necesitas, además de tu propia bicicleta profesional, una inversión inicial de mínimo $100,000; utiliza esta cantidad para capacitarte en acondicionamiento físico, técnicas de ciclismo y primeros auxilios. Asimismo, adquiere equipo básico como conos, señalamientos, obstáculos, etc. Todo esto lo puedes transportar en tu propio vehículo.

Comienza por ofrecer tus servicios en escuelas, desde jardín de niños hasta preparatoria, como una opción de clase de verano para sus estudiantes. Así también podrás hacer uso de sus instalaciones, pagando un costo (por concepto de renta) o llegar a un acuerdo en donde ambas partes ganen. Otra opción es formar tus propios grupos de estudiantes e impartir tus sesiones en espacios públicos, como parques y pistas de ciclismo.

Una vez que finalice el verano y los niños y jóvenes vuelvan a clases, puedes ofrecer tus servicios los fines de semana para que no dejes de generar ingresos. También te puedes convertir en distribuidor de ropa y equipo profesional, o conseguir el patrocinio de diferentes marcas. La meta es reinvertir tus ganancias para tener tus propias instalaciones.

Ejemplo de éxito

En España

Escuela de Ciclismo Plaza Éboli

http://escuela.fundacioncontadorteam.com