My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

100 Ideas / Septiembre 2017

Abre una barra de chilaquiles

En los últimos dos años los chilaquiles dejaron de ser un platillo poco glamouroso y se convirtieron en un boom entre la población de nivel socioeconómico B y C.
Abre una barra de chilaquiles
Crédito: Depositphotos.com
- Entrepreneur Staff
3 min read

Por Marissa Sánchez

¿Por qué? 

Datos de la Organización Mundial de la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) señalan que 45 % del consumo nacional calórico proviene de alimentos derivados del maíz, lo que convierte a México en el principal consumidor de tortilla a nivel mundial. De hecho, se cree que 94 % de la población la consume diariamente ya sea sola o como ingrediente de un platillo.

Sin duda, los chilaquiles es uno de los guisos consentidos por chicos y grandes en México. Se trata de trozos de tortilla fritos y bañados en salsa verde o roja, acompañados de pollo deshebrado, carne asada o huevos estrellados, y complementados con crema, cebolla y queso. Usualmente, se consumen durante el desayuno y son ideales para aliviar la resaca.

En los últimos dos años los chilaquiles dejaron de ser un platillo poco glamouroso y se convirtieron en un boom entre la población de nivel socioeconómico B y C. Esto significa que hoy es posible encontrar este emblemático guiso en cafeterías deli y restaurantes ubicados en zonas exclusivas, con recetas más elaboradas y opciones incluso veganas.

Si tienes experiencia en la cocina o tu formación es como Chef, entonces ¿qué tal iniciar un negocio de barra de chilaquiles? Este modelo consiste en ofrecer a los comensales chilaquiles a base de varios tipos de salsa y con diferentes grados de condimento, con menos calorías que el formato tradicional, e incluso en novedosas presentaciones como tortas.

¿Cómo?

Comienza por buscar un local que cuente con instalación para cocina (eso te ahorrará la inversión inicial en acondicionamiento y equipamiento), permiso para venta de alimentos y bebidas alcohólicas (y así evitar la tramitología y posibles sanciones) y, de preferencia, que no tenga problemas de estacionamiento –recuerda que los comensales invierten mínimo 45 minutos para ordenar, comer y pagar la cuenta–.

Saca tu lado creativo y diseña más variedades de salsas. Puedes recurrir a fórmulas igual de tradicionales como el mole, adobos y crema de frijol o crear combinaciones deli, a base de insumos orgánicos. Incluye en tu carta otras opciones de tortilla, como tortillas de maíz azul o nopal y dale un giro a la presentación del platillo.

Ejemplos de éxito