Hide this Looking for English Content? Click here

Cómo emprender con Iglesias desmontables

En países como EE.UU. es común encontrar movimientos religiosos profesando sus doctrinas en espacios acondicionados, como centros de convenciones y salones comunitarios.
Cómo emprender con Iglesias desmontables
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Por qué?

En los últimos 15 años, México ha experimentado un boom de nuevas religiones. De acuerdo con la Secretaría de Gobernación (SEGOB), en 2015 se registraron ante la dependencia ocho mil 581 agrupaciones religiosas –de éstas, 58% se autodenominó evangélica, 39.02% católica, 1.98% otro tipo de protestantes y 1% como no judeo-cristiana–.

A principios del siglo XXI, quienes profesaban religiones no católicas representaban el 8.87% del total de la población; sin embargo, 10 años después se incrementó su participación a 12.6%. Ahora, el porcentaje de mexicanos que se declara católico es menor al haber pasado de 87.27% a 82.71%.

En países como Estados Unidos es común encontrar movimientos religiosos profesando sus doctrinas en espacios acondicionados, como centros de convenciones y salones comunitarios. Y para lograrlo, recurren a la contratación de iglesias desmontables. Se trata de servicios que incluyen montaje de escenario y sección de sillas, pilas bautismales, audio, iluminación y video especiales.

Si decides abrir camino en México con este tipo de servicios, entonces esta idea de negocio te interesará.

¿Cómo?

Para este tipo de emprendimiento tendrás que considerar una inversión importante para hacerte de equipo de luz y sonido. La recomendación es comenzar con equipos de sonido sencillos –mismos que van a partir de $42,000– pues al principio serán servicios para auditorios pequeños. En cuanto a la iluminación, puedes iniciar con equipos modulares desde $4,899.00 hasta $29,599.00 cada uno. En cuanto al mobiliario, las sillas para eventos se cotizan a partir de $195.00 por pieza. El escenario y los púlpitos puedes obtenerlos bajo pedido con un carpintero.

La ventaja de este negocio es que sólo tendrás que contratar personal por horas cada vez que haya una celebración religiosa. Eso sí, asesórate con un abogado en derecho laboral para redactar y cubrir a tus empleados en caso de accidente de trabajo.

Ejemplos de éxito