Hide this Looking for English Content? Click here

Preguntas difíciles de responder en una entrevista de trabajo

Si estás por presentarte a una entrevista laboral, debes estar preparado para responder esas preguntas que te harán tambalear. Aquí algunas recomendaciones.
Preguntas difíciles de responder en una entrevista de trabajo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

De acuerdo con un informe de una pequeña empresa, el 50 por ciento de las compañías en 2016 dicen que la etapa de contratación es el reto más difícil al que se enfrentan.  El 50 por ciento de las empresas mantiene el área de contratación activa, esto significa que  tu trabajo ideal esta esperándote.

Ahora, es momento de prepararte para las preguntas de las entrevistas que pondrían nervioso, incluso, hasta al más capacitado de los entrevistados.

A pesar de todos los preparativos, una entrevista de trabajo es una experiencia llena de nervios. Para empeorar las cosas, los entrevistadores tienen numerosas preguntas que fácilmente pueden entorpecer al entrevistado.

Estas preguntas no son malintencionadas. Ellos intentan obtener una idea clara del candidato para asegurarse de que están calificados para el trabajo y de que pueden ser un buen elemento para la empresa.

A través de los años he contratado a cientos de personas y entrevistado a miles de candidatos. Como alguien que contrata, sacar a los candidatos de su estado de control me permite ver de qué manera pueden desarrollarse bajo presión en el lugar de trabajo.

No importa qué tan experimentado o preparado estás, a veces, estas preguntas están diseñadas para hacer tropezar a cualquier persona. Si deseas evitarlo, debes preparar algunas respuestas para preguntas difíciles como los siguientes 11 ejemplos.

1. "¿Puedes hablarme de ti?"

Esto puede sonar como una pregunta inocente y directa, sin embargo, puede engañarte hasta el punto de indagar demasiado en tu vida personal. Los grandes entrevistadores a través de la conversación determinan aspectos como la cultura;  tú, debes enfocarla hacia la formación académica, tu carrera profesional y las experiencias recientes de trabajo.

Cómo responder: no hables de tu familia o de tus pasatiempos. Mantente enfocado en compartir información acerca de cómo puedes ser un buen elemento para la organización.

2. "¿Eres el tipo de persona que revisa su correo electrónico durante las vacaciones?"

Por un lado, deseas transmitir la dedicación y la pasión que tienes acerca de tu trabajo, quieres asegurarle al entrevistador que estás disponible y que eres confiable; de igual forma, debes dar a entender que conoces el valor y la importancia del equilibrio entre el trabajo y la vida lejos de él.

Cómo responder: permite que el empleador sepa que estás 100 por ciento comprometido con tu trabajo. Sin embargo, hazle saber que también necesitas tiempo fuera de la oficina. Deja en claro que tendrás todas tus responsabilidades terminadas antes de irte de vacaciones y que en caso de una emergencia puedes ser contactado.

Ten en cuenta que si eres como Elon Musk o como yo ... la respuesta que se busca puede ser un poco diferente, sobre todo si estoy arrancando mi negocio y quiero que mi equipo trabaje 24/7. Si no trabajamos más duro, más rápido y más tiempo que los demás, nos perderemos la carrera.

3. "¿Cómo te preparaste para esta entrevista?"

Esta pregunta tiene la intención de averiguar si realmente se preocupan por este trabajo en particular o si están ahí por puro mecanismo.

Cómo responder: demuestra que te tomaste el tiempo para investigar acerca de la empresa antes de la entrevista,  comparte información sobre ella, por ejemplo, antecedentes de la compañía, o bien, menciona las tendencias que se producen dentro de la industria y observa los efectos positivos que puedes lograr en la persona que te entrevista.

Para darte un ejemplo, cuando le hice esa pregunta a la última persona que contraté, comenzó a describir nuestro producto ecash. Entró en un nivel de detalle que ni siquiera yo sabía, también señaló tres posibles problemas que ni yo ni mi equipo habíamos pensado. Eso es estar preparado para la pregunta.


4. "¿Cuál es el trabajo de tus sueños?"

Esta es otra pregunta que se utiliza para determinar qué tan importante te resulta trabajar para esta organización en específico o si sólo estás aplicando para cada vacante de cualquier trabajo.

Cómo responder: manéjalo de forma sencilla respondiendo, "este es el lugar en el que me gustaría trabajar".


5. "¿Dónde te ves en cinco años?"

Yo caí en esta trampa cuando era más joven al responder que me gustaría continuar mi educación para poder alcanzar una mejor posición, en una industria completamente diferente. Después de seis meses, me despidieron, no por mi rendimiento laboral, sino  porque la organización sentía que no iba a estar con ellos a largo plazo.

Cómo responder: las empresas no quieren invertir en un empleado que no planea permanecer ahí, en su plan de negocios no está el contratar a personas por corto plazo. Si bien no tienes que mentir, responde honestamente a esta pregunta diciendo que estás buscando un trabajo desafiante, que te apasione y que vaya de la mano con tus futuras metas. Si crees que esta posición se ajusta a esas necesidades, explica cómo es que la organización puede ayudarte a alcanzar esas metas.

6. "¿Cuál es tu mayor debilidad?"

Responder con el cliché: "Soy perfeccionista" es una frase que los entrevistadores escuchan todo el tiempo y por lo general no funciona. Además, no explica ni cómo es que tomas las medidas necesarias para convertirte en un empleado más fuerte ni tu manera de  superar los obstáculos.

Cómo responder: en lugar de decir que estás demasiado comprometido con la excelencia o que simplemente eres un perfeccionista, ve un poco más lejos. La clave para hablar acerca de una debilidad es que de inmediato expliques una solución. Por ejemplo, responde con: "tiendo a querer hacer las tareas simples primero y las más complejas después, aunque sé que lo contrario resulta mejor para mi productividad". Recomienda Randle Browning en  Skillcrush.

7. "¿Por qué quieres trabajar aquí?"

Una vez más, esta es la clase de pregunta que muestra tu verdadero interés en el trabajo,  igual que sí has hecho tu tarea y sí encajas con la cultura de la empresa.

Cómo responder: Arnie Fertig en U.S. News describe cinco posibles respuestas que impresionarán a tu reclutador:


"Conozco a varios colegas que han trabajado en su empresa durante años y todos me han dicho  cosas grandiosas".

"Me emocione al ver que en su sitio web los empleados dejan comentarios acerca de lo bueno que  es trabajar para su empresa".

"La página de Facebook de su empresa es realmente atractiva. Me gusta como trabajan ese aspecto”.

"Su empresa es conocida por hacer grandes productos que ayudan a la gente a hacer X cosas. Pero además de eso, conozco el rol de liderazgo de su empresa en nuestra comunidad a través de su apoyo a eventos o causas X, Y y Z por nombrar algunas. Sus productos y filantropía muestran que son una empresa que se preocupa tanto por el beneficio económico como por la sociedad".

8. "¿Te gusta trabajar solo o en equipo?"

Si dices que te gusta trabajar solo, entonces puedes ser visto como alguien que se encarga de hacer sus cosas. Pero, si respondes diciendo que prefieres trabajar en grupos, entonces puedes parecer un individuo que no es capaz de tomar sus propias decisiones.

Cómo responder: debes dejar claro que disfrutas de ambos tipos de relaciones laborales. Enumera los pros y los contras de cada tipo de trabajo. Por ejemplo, trabajar en grupo te permite aprender habilidades nuevas e intercambiar ideas. Sin embargo, también te gusta la libertad de trabajar de forma independiente ya que de esa manera puedes realizar las tareas más rápido y sin interrupción.


9. "¿Por qué dejó su último trabajo?"

No use esto como una oportunidad para hablar mal de tu antiguo empleador o empresa. Eso pondrá alerta al entrevistador en cuanto entre en contacto con tus referencias.

Cómo responder: sé sincero y honesto. No te enfoques en lo negativo. En su lugar, detalla todo lo que aprendiste de tu empleo anterior o cómo fue que la experiencia te ayudó a crecer. Sin embargo, la razón por la que te fuiste, fue que había llegado el momento de explorar nuevas oportunidades y salir de tu zona de confort.

10. "¿Alguna vez te han pedido que comprometas tu integridad por un colega o un supervisor?"

Esta es una pregunta que pretende probar tu ética y moral. La razón por la que puede resultar  complicado es porque puede llevarte por un camino en el que podrías hablar mal de tus antiguos empleados o empleadores. Incluso peor, podrías compartir información confidencial, o decir algo sobre las prácticas internas de tu anterior empresa.

Cómo responder: Honestidad, claridad y puntual. En cuanto a tu reclutador, compórtate como un profesional ante él y no compartas ningún tipo de información privada.

11. "¿Cuáles son tus pretensiones económicas?"

Esta pregunta puede hacer que ambas partes se sientan incómodas. Además, el entrevistador no tiene permitido negociar o discutir tu salario. La finalidad de esta pregunta es saber si  la empresa puede costearte .

Cómo responder: Investiga y deduce cuál es el salario en la industria y mercado en el que te desenvuelves. Payscale recomienda estas dos posibles respuestas para las siguientes preguntas:

Pregunta: ¿Qué rango de sueldo está buscando? "Hablemos primero de los requisitos y las expectativas del trabajo, para que pueda tener una idea de lo que necesito." Esa es una respuesta suave para una pregunta suave.

Pregunta: ¿Qué pretendes en términos de salario? "Estoy interesado en encontrar un trabajo que se ajuste a mis necesidades, estoy seguro de que el salario que manejan es consistente con el resto del mercado". En otras palabras, me respeto a mí mismo y quiero creer que la empresa es respetable.

Cuando respondas a cualquiera de las preguntas anteriores, se tú mismo y no trates de ser algo que no eres. Al final no podrás ocultar la verdad. Sé fiel a la persona que hay dentro de ti. Si una entrevista no va tan bien como esperabas, tal vez significa que no es para ti. En algún momento antes de conseguir un trabajo, me entrevisté alrededor de 26 veces con 17 empresas. Estaba a punto de tirar la toalla, pero seguí adelante.

Puedes hacerlo. Sigue y no te rindas.