Hide this Looking for English Content? Click here

Qué puedes aprender de un vibrador que vale US$15,000

Este juguete erótico de 25 quilates apoyado por celebridades nos enseña mucho sobre la evolución de mercados y los valores del consumidor.
Qué puedes aprender de un vibrador que vale US$15,000
Crédito: LELO
  • ---Shares

Sí, leíste bien. 

Se trata de un vibrador que cuesta US$15,000, pero no se trata de un juguete erótico común. No, es un vibrador “inteligente” que de acuerdo con The New York Post, fue fabricado por la compañía sueca LELO. La empresa dice que este vibrador es el “Apple de los juguetes sexuales por su diseño ergonómico y bello” que está hecho de materiales “sofisticados” y colores “elegantes”. Sus productos están apoyados por estrellas como Gwyneth Paltrow y el modelo INEZ viene con una versión de 25 quilates. 

No es una broma. La industria de los vibradores reporta ganancias anuales de US$2.5 mil millones y va en crecimiento. Muchos especialistas incluso predicen que este mercado valdrá US$50 mil millones en 2020. Cada año se venden 60 millones de estos juguetes cada año, un tercio a Estados Unidos y el resto a Europa y Asia.  La empresa californiana Doc Johnson, que se anuncia como la “Procter  & Gamble de los juguetes sexuales”, fabrica 330,000 vibradores al mes y gana US$75 millones al año.  

Claro, las ventas se han visto impulsadas por la gran popularidad de libros como Cincuenta sombras de Grey, nuevas tecnologías y diseños más amigables. Muchos emprendedores inteligentes están notando estos crecimientos. Lioness, un producto apoyado por crowdfunding, analiza los orgasmos como lo haría un aparato Fitbit y te da un reporte sobre que tan intensa fue la experiencia. Una app llamada OMG Yes te da instrucciones paso a paso para alcanzar el clímax perfecto. Cuenta con más de 40,000 usuarios, incluida la actriz Emma Watson

Las cosas están cambiando. Este mercado, que antes era considerado tabú cuando éramos niños, ha evolucionado.  Las personas lo aceptan más y el apoyo de las estrellas ha ayudado. Y muchos emprendedores están capitalizando la oportunidad. 

La compañía de Wendy Strgar, Good Clean Love, hace lubricantes sexuales orgánicos. Strgar batalló por años para convencer a las tiendas que muchas personas podrían ser clientes que son alérgicos a las marcas comunes. Hoy en día sus productos pueden ser encontrados en grandes retailers como Walmart y Target. 

 Aunque no lo creas está creciendo una industria alrededor de juguetes sexuales, lubricantes, clubes nudistas, servicios de escort, etcétera, que está soportada por negocios legítimos y emprendedores que dan servicios que el público genuinamente está buscando. Mientras operes bajo la ley, no hay problema. 

La sociedad se empieza a relajar y este sector sigue creciendo, ofreciendo muchas oportunidades de productos para personas que sepan aprovecharlas. 

No voy a comprar un vibrador de US$15,000, pero siempre voy a admirar a quien logre venderlo.