Historias Entrepreneur

Los estudiantes de la UNAM que conquistaron al jefe de innovación de la NASA

Estos chicos realizaron un proyecto de robot explorador de la superficie de Marte con el objetivo de buscar y recolectar muestras de su suelo.
Los estudiantes de la UNAM que conquistaron al jefe de innovación de la NASA
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Pasaron cuatro años para que el trabajo que comenzó un grupo de universitarios mexicanos de la UNAM fuera premiado por expertos que incluían a miembros de la NASA. Estos chicos realizaron un proyecto de robot explorador de la superficie de Marte con el objetivo de buscar y recolectar muestras de su suelo. Gracias a un paper que concursó en el Congreso Internacional de Astronáutica en 2016, organizada por la Federación Internacional de Astronáutica y que se celebró en Guadalajara, ocurrió lo que para ellos era inimaginable: obtener el premio al mejor trabajo en equipo.

“Se presentó lo que hacía el robot explorador, pero también se contó de dónde venía, cómo fue diseñado, cuáles fueron las experiencias que tuvo el robot, el equipo y eso fue lo que le gustó a los jueces: el trabajo en equipo, la trayectoria, la experiencia, la reunión de varias personas de diferentes áreas trabajando en un mismo proyecto”, contó a Entrepreneur Luis Ángel Castellanos, ingeniero de la UNAM y quien colaboró en el documento presentado.

Para su sorpresa, Ana Buenrostro, Erik Gutiérrez Rosas, Genaro Marcos, Bryan Pérez Ramírez, Luis Gerardo Gutiérrez Trejo, Yessica Reyes, César Augusto Serrano Baza, Juan Carlos Mariscal y Eduardo Solís obtuvieron el Premio Hans von Muldau, lo que detonó una nueva aventura para algunos de ellos.

Los obstáculos a vencer

Castellanos, junto con Marcos, Reyes, Mariscal y Tania María Robles, fueron aceptados en el programa Southern Hemisphere Space Studies que cada año organiza la International Space University en diferentes partes del mundo y cuya pasada edición tuvo como sede la University of South Australia.

Ahí los mexicanos recibirían clase de miembros de diversas agencias espaciales, astronautas, directores de la NASA y de la Agencia Espacial Europea. Aunque el honor era grande, pues hay pocos lugares, estos jóvenes se enfrentaron a un reto mayúsculo: conseguir los fondos para asistir. Simplemente la colegiatura ascendía a 200 mil pesos por persona, y aunque recibieron una beca del 50 por ciento de la universidad australiana aún faltaba mucho dinero. Fue así que iniciaron una colecta vía crowdfunding para cumplir su meta.

“Recibimos el apoyo de la gente de a diario, realmente institucionalmente conseguimos como dos o tres apoyos. Cada quien tenía que pagar 100 mil pesos, sin contar que teníamos que pagar también el boleto de avión que estaba carísimo. Costaban 30 mil o 40 mil pesos. La UNAM nos dio los boletos de los cinco. Una senadora y una diputada nos dieron, entre las dos, como 30 mil pesos, pero fue personal no por su partido”.

Pese a que la Agencia Aeroespacial Mexicana quiso apoyar a los jóvenes emprendedores, la precariedad de recursos que enfrenta, le impidieron sumarse a la causa monetaria. Al final, aunque el quinteto no recolectó los fondos necesarios –aún debe 100 mil pesos–, se trasladaron al país de los canguros para pasar unas semanas de intensa preparación.

“El programa es un vistazo a todas las áreas que están envueltas en cuestiones espaciales. Desde cosas legales como derecho espacial, psicología, antropología, cuestiones sociales. Cómo el espacio ha impactado a la cultura actualmente. Vimos diseño de misiones espaciales, robótica espacial, tecnología satelital. Fue un programa muy intenso”, explicó Luis Ángel.

Estando allá ejecutaron un proyecto que simulaba un lanzamiento espacial con un globo estratosférico. Hicieron desde la planeación hasta el cálculo de la carga útil, es decir, las cámaras, satélites o lo que se lleva para hacer experimentos científicos; pronosticaron el tiempo para ver si el lanzamiento era viable o no. Además, cuando el globo regresó a tierra recuperaron la carga útil mediante un rastreo con GPS, tal como se hace con una misión espacial. Asimismo, escribieron un documento para convencer sobre la importancia de los pequeños satélites. 

Buen sabor mexicano

La labor de estos jóvenes fue muy bien recibida del otro lado del mundo. De hecho, el jefe de innovación de la NASA y director del programa, Omar Hatamleh, quedó tan conforme con su desempeño que reservará cinco lugares para mexicanos dentro del Programa de Estudios Espaciales para el Hemisferio Norte que tendrá lugar en Irlanda este 2017. “Ahora hay que conseguir dinero para ellos, porque es más caro, es más tiempo, son nueve semanas”, enfatizó.

Pero lo mejor de todo es que esta experiencia no tiene que quedarse sólo en los jóvenes que por méritos propios obtengan una oportunidad como ésta, pues también puede ser redituable para México. Lo que ellos aprendieron del otro lado del mundo puede aplicarse aquí y eso se traduciría en un mejor desarrollo científico y tecnológico para el país, a decir de del joven ingeniero, quien también ha trabajado impartiendo cursos que sensibilizan a los niños sobre el tema espacial.

“Todo se puede aplicar. En México todo está en cero, así que el potencial y las posibilidades para participar en una industria espacial es grandísima. El problema es el presupuesto. Una de nuestras tareas es incentivar a diferentes líderes y tomadores de decisión en cuestiones de becas, de apoyos y las diferentes jerarquías de gobierno. Hay que convencerlos de que es algo que interesa, que tiene un impacto grandísimo en cuestión tecnológica y científica para el país y eso se ve reflejado en el estilo de vida.

“En una de las clases que tuvimos, vimos cómo los países que tienen programas espaciales han aplicado su investigación científica y cómo ha mejorado su nivel de vida; es directamente proporcional. Entre mejor y mayor sea el presupuesto que se aplica a las agencias espaciales o los programas de investigación y desarrollo científico, no nada más espaciales, tiene un impacto directo en la sociedad. Aprendimos incluso a hacer estos acercamientos”.

¿Qué sigue para los chicos?

No conformes con esta experiencia, Luis Ángel y compañía ya están trabajando en nuevos proyectos para seguir apuntando al espacio, así como en la planeación de un taller de una semana en colaboración con la Agencia Espacial Mexicana, en donde compartirán con otras personas interesadas en el tema todo aquello que aprendieron en Australia.

¿Cómo colaborar?

Si alguien tiene interés de apoyar a estos jóvenes y líderes mexicanos, puede hacer su donación en la siguiente cuenta:

  • Banco: Banamex
  • Número de cuenta: 2714833732
  • Titular de la cuenta: Tania María Robles

Seguramente en el futuro se dará a conocer una forma de colaborar a la causa de los jóvenes que sean seleccionados para ir a Irlanda este año y de esa forma seguir dando pasos hacia una industria espacial.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Kathleen, Founder and CEO of Grayce & Co, a media and marketing consultancy, can help you develop a brand strategy, build marketing campaigns and learn how to balance work and life.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur