Hide this Looking for English Content? Click here

Sociedad hiperconectada, ¿enemiga o aliada del conocimiento?

La 'infoxicación', por el exceso de información, se traduce en una dificultad creciente para discriminar lo importante de lo superfluo y para seleccionar fuentes fiables de datos.
Sociedad hiperconectada, ¿enemiga o aliada del conocimiento?
Crédito: DepositPhotos
  • ---Shares

Cualquier tipo de innovación en la capacidad de comunicarnos debe contar, de manera necesaria, una incidencia profunda sobre la cultura y, por extensión, sobre la esencia diferenciadora de nuestra especie.

En la actualidad ha aparecido una nueva categoría en la clasificación tipológica de la comunicación humana que podemos definir como una nueva sociedad hiperconectada, una sociedad que cuenta con la capacidad de poder estar en distintos lugares pero al mismo tiempo “ todos con todos ”, asociándonos en nuevas y complejas redes de conexión social.

Las nuevas tecnologías han propiciado el surgimiento de esta nueva sociedad hiperconectada pero carente de información, el conocimiento debería brindarnos un entendimiento más completo de la realidad, sin embargo este disminuye. Somos una sociedad de la información gracias a las tecnologías, pero no logramos ser una sociedad del conocimiento. Tarde o temprano con el desarrollo de nuevos proyectos esto se desvanecerá y descubriremos que somos la sociedad de la ignorancia.

En este mundo hiperconectado nuestra capacidad de acceso al conocimiento se ve mermada por el desarrollo de habilidades de interacción social, que nos llama más atención que el consumo del conocimiento que puede contribuir a que expandamos nuestros esquemas de pensamiento.

Prácticamente todo está al alcance del teclado y el mouse o una pantalla touch. Todo se refuerza y contribuye a una ‘infoxicación’ por el exceso de información, que se traduce en una dificultad creciente para discriminar lo importante de lo superfluo y para seleccionar fuentes fiables de datos.

Como resultado, surge una actitud de renuncia al conocimiento por desmotivación, rendición y provocamos una tendencia a aceptar la comodidad que nos brindan las visiones prefabricadas, lo cual limita nuestra capacidad crítica, que no es otra cosa más que una cara más de nuestra creciente ignorancia. 

Contamos con la capacidad en tiempo real de ser productores de contenidos realmente valiosos y de valor, pero simplemente nos remitimos a generar contenidos inútiles que promueven aún más el crecimiento de la sociedad de la ignorancia, basta con dar una vuelta por la red social de su preferencia.

Estamos frente a una sociedad de sujetos incapaces de concentrarse en un texto por más de cuatro páginas, personas que sólo pueden asimilar conceptos predigeridos en pobres formatos multimedia, estudiantes que confunden aprender con recolectar, cortar y pegar.

Me es difícil pensar que la sociedad del conocimiento se basa en chatear, realizar un videoblog o tratar de establecer relaciones amorosas por medio de internet. La sociedad de la ignorancia está siendo parte del levantamiento de nuevos muros y fronteras. Los individuos tienen menos conocimiento al mismo tiempo que las placas de silicio tienen más información y los cerebros menos de ella.

Espero que esta breve reflexión pueda contribuir en el desarrollo de un proyecto o  al menos a un emprendedor, una sola persona capaz de romper paradigmas que no se deje llevar por la falsa ilusión de un proyecto comercial que siga contribuyendo al esparcimiento de esta sociedad. Ojalá comencemos a ver proyectos que contribuyan al acceso del conocimiento.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.