10 grandes ideas para los pequeños emprendedores

Lo primero que hay que entender es que ¡no hay que ser un adulto para emprender!

¿El emprendedor nace o se hace? El exitoso escritor Stephen King suele decir que “lo que separa el talento individual del éxito es la cantidad de trabajo esforzado y difícil que la persona pone”.  Algunos niños nacen con una mente brillante para los negocios como el británico Henry Patterson, que sus a sus nueve años de edad ya tenía tres negocios. Otros niños desarrollan habilidades relacionadas con los negocios como la inversión y el ahorro a lo largo del tiempo. Sin importar en cuál de estas dos categorías entre tu hijo(a), sobrino(a) o alumno(a), es recomendable enseñar herramientas de administración y organización en la infancia para que las apliquen tanto en su vida personal o en un negocio.

La primera aclaración que debes hacerle es la siguiente: ¡No hay que ser un adulto para emprender! Todos conocemos el puesto de limonadas de las películas estadounidenses o del bazar improvisado de objetos de segunda mano en el garaje de nuestro vecino para generar un poco de dinero. Hay casos asombrosos de genios que nos recuerdan a Jimmy Neutron. Uno de ellos es el de la mexicana Vania Rodríguez Montes, que inventó un cinturón que alerta a ciegos de posibles obstáculos, y otro es el mexicano Ángel de Jesús Martínez Baldazo que, a sus once años de edad, desarrolló el “ElectroCel” (una funda de celular antirrobo).

Hay muchísimas ideas que resultan atractivas para los niños y aquí te dejamos unas cuantas para que lo intenten:

1. Pet sitting

A casi todos los niños les encantan los animales. Muchos dueños de mascotas requieren alguien que se encargue los cuidados específicos de su perro o gato mientras están de vacaciones o, simplemente, por sus horarios de trabajo. Por corto periodo de tiempo y la facilidad que significa, un negocio rentable para niños puede ser pasear perros.

2. Regalos hand-made

Si tu niño(a) tiene un interés en las artesanías y las manualidades, entonces puede llevar a cabo un emprendimiento creativo: los regalos originales, personalizados y hechos a mano. ¡Puede ser desde una tarjeta pintada por él o ella!

3. Joyería

Si notas que tiene un ojo para la moda, entonces motívale a hacer accesorios como aretes, pulseras, collares, entre otros. No tienen que usar piedras semipreciosas de alto costo. Tampoco tienen que ser piezas complejísimas. Hay diseños sencillos e increíbles hechos con madera, cáñamo y otros materiales que son vendibles y de bajo costo.

4. Personalidad de Internet

Los niños nadan como pez en el agua en Internet. Para los más grandes que tienen habilidades comunicativas, tener un blog puede ser altamente rentable (un botón de muestra: Pequeño Cerdo Capitalista de Sofía Macías). Para los que son carismáticos, es una buena opción tener un vlog (video blog) en servicios como Youtube, Vimeo o Dailymotion. Cualquier tema puede tener cientos de miles de suscriptores como el caso del el youtuber de los 10 millones de seguidores (y contando): el venezolano Dross, que aborda tanto teorías de conspiración como "Las 7 cosas más asquerosas encontradas en comidas de McDonalds", También los tutoriales, los reviews y los gameplays tienen el potencial de ser un negocio cotizado. No en vano tenemos YouTube Stars como Jenna Marbles o PewDiePie, que ganan más que las personalidades del mundo del espectáculo. Claro, todo con supervisión y atención de un adulto. 

5. Segunda mano

Los niños crecen rápidamente. Eso implica una infinidad de ropa, juguetes y electrónicos que son reemplazados en un dos por tres. La monetización de los objetos de segunda mano es una oportunidad: puede utilizar sitios de subastas en línea o hacer la típica venta de garaje (con menos alcance, aunque más inmediata). Como las tendencias van y vienen, la reutilización y lo vintage siempre es negocio.

6. Dulcero humano

Este negocio es sencillo: comprar dulces por mayoreo y revenderlos a un mayor costo. Pueden venderlos entre sus amigos y, si es permitido, con sus compañeros de clases durante los recesos.

7. MiniChef

Siempre se puede lucrar con la comida. Hay recetas que pueden ser elaborados por los niños como las galletas, por ejemplo. Estos productos hornedos son fáciles de elaborar y de transportar con una inversión mínima.

8. Pintacaritas y globero

Estos servicios son altamente requeridos en fiestas pero también pueden presentarse en eventos especiales como festivales comunitarios. Con un poco de creatividad y práctica, se hacen obras de arte en la piel de los clientes.

9. Músico(a), cantante

Si cuenta con un talento especial para la música y/o el canto, puede tocar o cantar en fiestas o reuniones familiares para ganar un dinerito extra. Si quieres mejoría y tiene interés, inscríbelo(a) a clases particulares. ¿Ubicas a Taylor Swift? Ella comenzó a cantar y componer a temprana edad y fue la celebridad mejor pagada el 2016.

10. Servicio de limpieza

Desde pequeños, los niños pueden involucrarse en las actividades de limpieza. Ser una mano extra puede generarle una fuente de ingresos, no solamente en su propia casa, sino con personas de confianza que requieran este servicio.

Nunca es demasiado pronto. Todos tenemos talentos ocultos y todos podemos desarrollar habilidades. No tienen que ir muy lejos para encontrar clientes, comiencen a ofrecer sus servicios con los parientes, los vecinos, los compañeros de trabajo, los conocidos… Emprender les enseña a los niños el valor del trabajo y del dinero. También les proporciona un sentido invaluable de responsabilidad y uso productivo del tiempo. Recuerda que siempre requieren supervisión y apoyo. Si requieres un apoyo especializado y profesional, te invitamos a conocer la propuesta de BussinessKids, con sedes en México y el resto del continente americano. 

 

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue