Hide this Looking for English Content? Click here

Cómo deducir tu hipoteca

Recuerda que como persona física tienes hasta el 2 de mayo para presentar tu declaración anual ante el SAT.
Cómo deducir tu hipoteca
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Si eres persona física, este 2 de mayo es la fecha límite para presentar tu declaración anual. Si aún no la has presentado considera que podrías deducir parte de los intereses que pagaste en tu crédito hipotecario.

De acuerdo con expertos consultados por Propiedades.com, la deducción se realiza sobre los intereses reales que pagaste a alguna institución financiera, ya sea banco, Infonavit o Fovissste.

El interés real es el monto en el que los intereses efectivamente pagados en el ejercicio excedan al ajuste anual por inflación del mismo ejercicio, este cálculo lo realiza la propia institución financiera y hace el desglose en un comprobante fiscal, explicó Fabiola Dorantes Miranda, especialista Jurídico Fiscal de Lofton y Asociados.

“El banco tiene la obligación, según la Secretaría de Hacienda, de enviarte la constancia los primeros meses del año, pero si no lo hace, tú puedes hablar al banco y solicitarla directamente”, señaló Isidro Gutiérrez, contador público y asesor contable de GTZ Reyna y Asociados.

“En algunos casos, la propia institución le envía esta copia a la Secretaría de Hacienda para que también ellos la cotejen y la agreguen a las declaraciones anuales. Una vez que está la constancia ahí, se verifica que sean los datos correctos y automáticamente Hacienda hace el cálculo”, agregó Gutiérrez.

Requisitos y límites

Considera que no todos los trabajadores que estén pagando una hipoteca pueden solicitar la deducción de su crédito hipotecario.

“Para efectos de esta deducción, el crédito no podrá exceder de 750 mil unidades de inversión, que al 17 de abril de 2017, asciende a 4,307,280 pesos y no podrá exceder de la cantidad que resulte menor entre cinco salarios mínimos elevados al año (146,073 pesos) y el 15% del total de ingresos del contribuyente”, destacó Fabiola Dorantes.

“Debes contar con un crédito hipotecario a través de una institución financiera, que no exceda ese límite para la adquisición de un bien inmueble destinado a su casa habitación y que la institución financiera emita el comprobante fiscal correspondiente, del cual se desprenda el interés real pagado por el crédito”, indicó la experta.

A este respecto, Isidro Gutiérrez añadió: “El inmueble por el que estás pagando el crédito hipotecario no necesariamente debe tener el mismo domicilio que tu domicilio fiscal. Sin embargo, el nombre y el RFC de la persona deben estar impresos en el comprobante fiscal que otorga la institución financiera”.

Asimismo, puedes deducir más de un crédito hipotecario, siempre y cuando se encuentren a tu nombre y tengan el RFC correspondiente.

“Se debe considerar que la deducción de intereses se encuentra limitada, por lo que la pretensión de una deducción mayor a través de la adquisición de dos o más bienes inmuebles es infructuosa”, destacó Fabiola Dorantes.

“Es muy importante que el contribuyente cuente con el soporte legal de la deducción de los intereses; y ante cualquier duda, consulte a un asesor que analice su caso en concreto, toda vez que el incumplimiento de alguno de los requisitos fiscales para la procedencia de la deducción, la haría improcedente, generándose una carga tributaria por diferencias que debe enterar al fisco federal”, concluyó.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.