Hide this Looking for English Content? Click here

Abre tu negocio con valores conscientes

Tu nuevo negocio debe contar con estos pilares para ser exitoso. Aquí te los explicamos.
Abre tu negocio con valores conscientes
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Puede una start-up de venta de calzado online convertirse en una multinacional de 2,000 millones de dólares sin que la rentabilidad sea su objetivo? Zappos es el claro ejemplo de cómo conseguir el éxito empresarial a través del Capitalismo Consciente. ¿Tienes un proyecto? Únete a esta corriente de management y empréndelo con valores conscientes.

El Capitalismo Consciente es un modelo de gestión empresarial surgido a principios del siglo XXI como alternativa a lo tradicional en el que se estimula a los accionistas e inversores. Esta teoría es impulsada por el profesor de la Universidad de Bentley Raj Sisodia y John Mackey, CEO de Whole Foods Market, en el ámbito de los negocios todo está interconectado, cualquier decisión adoptada por la organización tendrá su repercusión y correspondiente respuesta de todos los grupos de interés.

 

¿Qué es el Capitalismo Consciente?

Según este modelo, la actividad empresarial –ya se trate de una gran compañía o de un emprendedor- debe basarse en cuatro pilares fundamentales para conseguir negocios de éxito:

Propósito elevado. Obtener beneficios no puede ser la única razón de un negocio, sino que debe existir un propósito superior más allá de la rentabilidad que te inspire a ti y contagie al resto de grupos de interés.

Como señala Jeff Klein en el libro It’s Just Good Business: The Emergence of Conscious Capitalism & the Practice of Working for Good, “la gente típicamente comienza sus negocios porque están motivados por la idea y la pasión a crear algo que quieren compartir con los demás. Los seres humanos se motivan más por el significado y el objetivo que por el dinero”.

Liderazgo consciente. Si quieres que tu proyecto cuente con el respeto y la confianza de los stakeholders, empréndelo con un liderazgo que promueva los valores y principios del negocio por encima de los intereses personales. Debes cambiar la mentalidad del “yo” al “nosotros”.

Respeto de los stakeholders. El tercer pilar es el desarrollo de una cultura del cuidado de todos los implicados en la actividad empresarial con base en una visión ‘WintoWin’ de la toma de decisiones.

Desde al cliente que te diriges, al proveedor que te suministra la materia prima, hasta el colaborador de tu nuevo negocio o el inversor que te prestó dinero para poner en marcha tu idea. La satisfacción de estos colectivos redundará posteriormente en la empresa.

Cultura. Todo lo anterior no tiene sentido si tu proyecto no se basa en una cultura organizacional consciente. Para iniciar el negocio bajo el Capitalismo Consciente, empréndelo sobre valores como la confianza, la transparencia, la igualdad o la responsabilidad, y no olvides llevarlos a la práctica en el día a día.

Según sus defensores, las empresas que apuestan por este nuevo modelo de management obtienen los siguientes beneficios:

  • Fortalecimiento de las relaciones con los grupos de interés.
  • Plantillas más comprometidas y motivadas.
  • Fidelidad de los consumidores.
  • Mejor imagen de empresa en la sociedad.
  • Reducción de gastos.
  • Mejores resultados financieros.

Existen diversas investigaciones que avalan los buenos resuoltados de emprendimiento consciente en todos los grupos de interés.

Así, cuidar a los empleados va a generar satisfacción entre la plantilla o colaboradores directos y, como ponen de manifiesto numerosos estudios, la felicidad laboral tiene un impacto directo en la productividad: creatividad, salud o clima laboral del capital humano. En este sentido, Shawn Anchor, autor de The Happiness Advantage apunta que un trabajador motivado y satisfecho consigue un aumento del 37% de las ventas, del 31% de la productividad y del 19% en la eficacia a la hora de desarrollar las tareas.

Por su parte, la sociedad también respalda a los negocios conscientes. De hecho, uno de cada dos consumidores no confía en una compañía porque no tiene un propósito superior, según el Trust Barometer 2015 de Edelman, y el 72% afirma que recomendaría a una empresa en lugar de otra por sus valores sociales, según asegura este organismo en Good Purpose Study.

¿Y qué pasa con los inversores? A pesar de que muchos puedan pensar que esta nueva forma de hacer negocios no produce la misma rentabilidad y puede provocar la ‘fuga’ de los accionistas.

Ser emprendedor no es fácil y hay que superar numerosos obstáculos para desarrollar y ejecutar la idea, pero cuando existe pasión, vocación y un propósito elevado, conseguirás superar las adversidades a partir de pragmatismo y tenacidad, y contagiar ese espíritu al resto. 

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.