Hide this Looking for English Content? Click here

20 cosas que los veinteañeros no entienden

Esta es una lista de consejos de Jason Nazar, un emprendedor que estuvo en una lista "20 menores de 20"...
20 cosas que los veinteañeros no entienden
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Jason Nazar comenzó su empresa a los 20, estuvo en una de esas listas clichés "20 menores de 20", y hoy emplea a un increíble grupo de veinteañeros. 

Dice “llámame cascarrabias, pero a mis 34 años, la forma en la que surgí parece muy diferente de lo que espera esta generación de millennial”.  Después de cometer muchos errores, el experto cree que esta generación está cometiendo las mismas equivocaciones. Esta es una lista de consejos que nos creó para ayudar a acelerar la carrera profesional de los millennial.

El tiempo no es una materia prima infinita 

Rara vez me encuentro con jóvenes profesionales con un elevado sentido de urgencia por llegar al siguiente nivel. En nuestros 20 pensamos que tenemos todo el tiempo en el mundo para A) resolverlo y B) conseguir lo que queremos. El tiempo es el único tesoro con el que empezamos en abundancia, y nunca podemos devolvernos. Aprovecha al máximo las oportunidades que tienes hoy, porque llegará el momento en el que no tendrás tanto de eso.

Tienes talento, pero el talento está sobreestimado 

Felicidades, puede ser cierto que se trata de la generación más capaz, más creativa, preparada y con posibilidades de hacer múltiples cosas a la vez. Como dice mi padre, "Les daré una j*dida medalla". Las materias primas no refinadas (no importa cuán valiosas sean) son simplemente un potencial desperdiciado. No hay un premio al talento, sólo resultados. Incluso la gente que aparentemente es más talentosa se hizo su camino al éxito de forma metódica y con sacrificio. (Sugerencia: lee "El talento está sobrevalorado").

Somos más productivos en la mañana

Durante mis primeros dos años en Docstoc (mientras seguía en mis 20) me enorgullecía de quedarme en la oficina hasta las 3 am regularmente. Pensaba que hacía muchísimo trabajo en esas horas después de que todos los demás se habían ido. Pero en retrospectiva lograba hacer la mayor cantidad de tareas sencillas, serviles, no la parte más complicada de la planificación estratégica, las llamadas de teléfono o las reuniones que debían realizarse durante el horario de oficina.  Ahora me esfuerzo por empezar temprano mi horario de trabajo porque sé que, en su mayor parte, somos más productivos como equipo en esas primeras horas del día.

Las redes sociales no son una carrera

Estos títulos de trabajo no existirán en 5 años. Las redes sociales son simplemente una función del marketing; ayudan a apoyar la marca, la rentabilidad o ambos. Las redes sociales son un medio para obtener más conciencia, más usuarios o más ingresos. No son un fin en sí mismas. Te advierto encarecidamente que no vincules tu trayectoria profesional exclusivamente a un título de trabajo en redes sociales.

Levanta el teléfono - deja de esconderte detrás de tu computadora. Los negocios se hacen por teléfono y en persona. Debe ser tu primer instinto, no el último, el hablar con una persona real y las potenciales oportunidades de negocio. Y cuando la Internet se cae... deja de lucir tan confundido y no pidas irte a casa. No te quedes en el pensamiento, coge el teléfono.

Sé el primero en llegar y el último en irte 

Le doy este consejo a todo el mundo que comience un nuevo trabajo o aún esté en las etapas formativas de su carrera profesional. Tienes más terreno que compensar que todos los demás a tu alrededor, y tienes algo que probar. Solo hay una manera segura de destacar, y eso es trabajando más duro que todos tus compañeros.

No esperes a que se te diga lo que debes hacer

No puedes tener un sentido de derecho sin un sentido de responsabilidad. Nunca saldrás adelante si esperas que alguien te diga qué hacer. El decir "nadie me pidió que lo hiciera" es una receta garantizada para el fracaso. Es mejor estar en el lado de los que hacen mucho, y no en el de los que hacen muy poco.  

Hazte responsable de tus errores

Probablemente cometerás muchos errores al iniciar tu carrera. Pero no debes ponerte a la defensiva en lo que respecta a tus errores de juicio o de ejecución. Deja de intentar justificar tus fallos. Solo vas a crecer abrazando las lecciones aprendidas de tus errores y comprometiéndote a aprender de esas experiencias.

Deberías hacer que te despidan

Meryl Streep en El Diablo viste a la moda sería la jefa más valiosa que podrías tener. Esta es la etapa de tu carrera profesional más maleable, formativa y en la que se puede tener un mayor impacto. Trabajar para alguien que exige excelencia y empuja tus límites a diario construirá la base más sólida para tu éxito profesional continuo.

Un nuevo trabajo al año no es algo bueno 

Los períodos de 1 año no me dicen que seas tan talentoso como para superar a tu empresa. Me dice que no tienes la disciplina para seguir con tu propia curva de aprendizaje hasta su culminación. Se requieren cerca de 2-3 años para dominar cualquier nueva habilidad crítica, date por lo menos esa cantidad de tiempo antes de abandonar la nave. De lo contrario, tu currículum parecerá una serie de banderas rojas sobre por qué no deberías ser contratado.

Las personas importan más que los beneficios

Está muy a la moda escoger la empresa que ofrezca el horario más flexible, comidas ilimitadas, masajes corporativos, salas de juegos y salidas de grupo. Todas esas cosas importan, pero no tanto como el carácter de sus fundadores y gerentes. Grandes líderes serán tus mentores y serán una fuente leal de empleo mucho después de que te hayas ido. Hacer una apuesta consciente en la gente para la que vas a trabajar para y en tu compromiso con ellos va a pagar mucho más que todos esos beneficios.

Habla, no grites

Estamos criando una generación de habladores. En tu lugar de trabajo esto es un cáncer. Si tienes problemas con la administración, la cultura o con tu rol y tus responsabilidades, HABLA. No tomes esas quejas para hablar mal de la empresa o de tus compañeros de trabajo en las pausas del almuerzo y en salas anónimas de chat. Si puedes comunicar efectivamente lo que debe mejorarse, tienes la capacidad de darle forma a tu entorno y a tu destino profesional.

DEBES trabajar en tus habilidades técnicas

Añadir "Proficiente en Microsoft Office" en la parte inferior de su currículum en Habilidades, ya no es impresionante. De inmediato se da preferencia a los candidatos que son ninjas en: Photoshop, HTML / CSS, iOS, WordPress, Adwords, MySQL, Balsamiq, Excel avanzado, Final Cut Pro - independientemente de su puesto de trabajo. Si planeas conseguir y mantener un empleo remunerado, es mejor que complementes tu título de humanidades con algunas habilidades técnicas aplicadas.

Tanto las dimensiones como la calidad de tu trabajo importan

El que sabe más de lo que tú sabes es quien te saca ventaja en los negocios. Conocer muy bien a un grupo pequeño de gente, o tener una gran cantidad de contactos superficiales, simplemente ya no basta. Conoce y mantente conectado con mucha gente, e invierte tu tiempo desarrollando tantas de esas relaciones como sea posible. 

Necesitas al menos tres mentores profesionales

El camino más garantizado para el éxito es emular a aquellos que han logrado lo que buscan. Siempre debes tener al menos 3 personas a las que puedas llamar mentores que estén donde tú quieres estar. Su orientación y consejo gratuitos serán el regalo más inestimable que puedas recibir.  

Escoge un ídolo y actúa “Como Si…”

Puede que no sepas lo que haces, pero tu ídolo profesional sí lo sabe. A menudo, hago sesiones de coaching con mis empleados para escoger a la persona de negocios que más admiran, y actuar "como si". Si fueses (rellena el espacio en blanco) ¿cómo lo llevaría, tomaría las decisiones, organizaría su día, lograría sus objetivos? Tienes que fingirlo hasta lograrlo, así que es mejor fingirlo como la persona más exitosa que puedas imaginar.

Lee más libros, menos tuits / mensajes de texto

Tu generación consume información en titulares y en 140 caracteres: pura amplitud y nada de profundidad. La creatividad, la reflexión y las habilidades del pensamiento se liberan cuando te ves obligado a leer un libro de principio a fin. Todas las claves para tu éxito futuro, se encuentran en la experiencia pasada de los demás. Asegúrate de leer un libro al mes (ficción o no ficción) y tu carrera florecerá.

Gasta el 25% menos de lo que ganas

Cuando sus necesidades materiales alcanzan o exceden tus ingresos, estás saboteando tu capacidad de hacer algo realmente grande. No te aprisiones a ti mismo con unas esposas de oro (un coche de lujo o un apartamento caro). Ten la disposición y la capacidad de recortar un 20% a corto plazo, si eso pudiese implica un potencial de ingresos del 200%. No eres nada más que un sabio de centavos y un tonto de a libra si dejas pasar la asombrosa oportunidad de carrera que implica guardarte un poco de tus ingresos. No importa cuánto dinero ganes, gasta un 25% menos para sostener tu vida. Es una fórmula garantizada para tener menos estrés y siempre tener la flexibilidad necesaria para perseguir tus sueños.

Tu reputación no tiene precio, no la dañes 

Con el tiempo, tu reputación es la moneda más valiosa que tienes para los negocios. Es la llave invisible que abre o cierra las puertas de la oportunidad profesional. Especialmente en una época en la que todo queda grabado para siempre y es accesible para cualquiera, tu reputación tiene que ser guardada como el tesoro más sagrado. Es el único elemento que, una vez perdido, no volverá jamás.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.